20.2 C
Paraná
domingo, febrero 5, 2023
  • Policiales
  • Muy
Más

    Versiones opuestas en el juicio a Luis Walter

    Luis Walter, imputado por intentar matar a la nueva pareja de su ex, reconoció que lesionó a Carlos Grinóvero, porque éste lo agredía, insultaba y el día del hecho le arrojó “una tosca”, ante lo que se defendió. La víctima negó aquella versión y sostuvo que Walter lo quiso matar porque estaba en pareja con su ex. También declaró la mujer, que sostuvo que Walter había amenazado a otras ex parejas suyas.

     

    Redacción EL DIARIO / [email protected]

     

    En el inicio del juicio ante un jurado popular que se desarrolla para determinar si Luis Miguel Walter, alias Chelo, de 31 años, que vive del cartoneo, intentó matar a Carlos Iván Grinóvero en la mañana del 16 de febrero de 2020, alrededor de las 9, tras ingresar sin la autorización de la dueña de casa, ARD, que se encontraba durmiendo con la víctima, se escucharon versiones opuestas del hecho.

    El imputado sostuvo que respondió a constantes agresiones verbales y físicas de la víctima y de quien era su ex pareja al momento del hecho. La víctima rechazó aquella versión y sostuvo que el agredido y hostigado era él.

    A Walter se le imputa el delito de Homicidio agravado en grado de tentativa.

    A Walter se le imputa el delito de Homicidio agravado en grado de tentativa por haberse perpetrado con el propósito de causar sufrimiento a una persona con la que se mantiene o ha mantenido una relación. La discusión girará en torno a determinar si Walter intentó matar a Grinovero sabiendo que el arma usada era idónea para tal fin y si mantuvo o mantenía una relación de pareja con quien era la actual pareja de la víctima al momento del hecho.

    Lo que el jurado popular deberá resolver es si Walter fue autor del hecho ocurrido «el 16 de febrero de 2020, aproximadamente a las 9”, cuando “ingresó -sin autorización y portando en sus manos un destornillador de mango color amarillo- al domicilio sito en calle Churruarín y Gobernador Maya de esta ciudad, mientras Carlos Iván Grinóvero dormía junto a su pareja -y también ex pareja de Walter-, ARD.

    ATAQUE

    Ello así, asestó a Grinóvero varios puntazos, provocándole lesiones en el labio, la rodilla, el gluteo y la región lumbar baja; intentando herirlo asimismo en el pecho, siendo impedido este último accionar por ARD, quien logró que Walter se retire del lugar”.

    Ayer, Walter declaró por primera vez en el proceso porque cuando se le formularon los cargos se abstuvo de declarar. En su defensa sostuvo que “nunca jamás” ingresó a la casa de ARD para atacar a Grinóvero.

    Añadió que respondió a una agresión verbal y física, dijo que Grinóvero le arrojó “una tosca” cuando caminaba por la calle, y se trenzó en una pelea en el pasillo de ingreso a la vivienda de su ex, de quien dijo que se había separado hacia “diez años atrás”.

    También negó que llevara el destornillador con el que se supone lesionó a Grinóvero. Dijo que lo vio enterrado en una maceta cuando peleaba en el pasillo y sostuvo que su oponente portaba un cuchillo.

    OTRA VERSIÓN

    A su turno, Grinóvero manifestó que recibió los puntazos cuando estaba durmiendo, recordó que se despertó bañado en sangre, dijo que ver sangre lo descompone y le baja la presión; que no sintió nada en el momento del ataque; que quedó medio desmayado, pero alcanzó a ver a Walter. También sostuvo que la agresión fue con un cuchillo de mango de madera que el atacante tenía en su mano derecha. Grinóvero sostuvo que Walter lo amenazaba con que lo iba a matar, dijo que ese día estuvo cerca de la casa armado y disparó dos tiros al aire con un arma calibre 38 que logró ver, y añadió que el imputado “tenía muchas armas”.

    La defensa le recordó que en su denuncia sostuvo que el arma era calibre 22. También dijo que Walter lo quería matar por la relación que mantenía con ARD, que no lo logró porque ésta alcanzó a sacarlo de la vivienda.

    ARD declaró y dio una versión similar a la de Grinóvero, con quien ya no está en pareja. Tanto ella como la víctima sostuvieron que terminaron la relación por el hostigamiento de Walter.

    El destornillador

    La mujer sostuvo que no supo por dónde ingresó Walter a la vivienda. Recordó que la agresión se produjo cuando ambos dormían. Manifestó que el imputado tuvo una actitud similar con “dos o tres” parejas anteriores y añadió que uno respondió a las agresiones. Antes había dicho que Grinóvero le tenía miedo a Walter y no respondía a las agresiones y amenazas de aquel.

    A diferencia de la víctima, ARD sostuvo que Walter lo lesionó con un destornillador de mango amarillo del que no verbalizó el tamaño pero lo reflejó con el típico ademán que se realiza separando las manos para dar una idea del tamaño de un objeto. También dijo que sacó a Walter de la casa, “de los pelos”.

    Ayer también declararon los médicos que atendieron a Grinóvero. Fuente judiciales indicaron que se refirieron a la entidad de las lesiones. Los fiscales entienden que, si bien fueron de carácter leve, tenían la entidad para matar porque estaban dirigidas a lugares vulnerables del cuerpo. El mismo Grinóvero dijo que luego del hecho, se fue de la vivienda a la comisaría 14 a realizar la denuncia, de allí lo enviaron a Tribunales y luego, por sus propios medios, se fue al hospital San Martín.

    Juicio por jurados: comienzan a juzgar Luis Miguel Walter

     

     

    RESUMEN DEPORTIVO

    Lo más leído

    Agroclave