20.9 C
Paraná
jueves, febrero 2, 2023
  • Policiales
  • Muy
Más

    Condenan a comerciante de la construcción por evasión fiscal

    El hombre, de 63 años, oriundo de Buenos Aires, con domicilio en la localidad de María Grande, fue imputado del delito de Simulación dolosa de pago. Fue condenado a una pena de cumplimiento condicional. Se consideró que aceptó pagar sus deudas bajo el régimen Mis facilidades y cumplir con la AFIP.

     

    Redacción EL DIARIO / [email protected]

     

    La jueza del Tribunal Oral Federal de Paraná, Lilia Carnero, resolvió “declarar a HRS, alias Turco, autor penalmente responsable del delito de Simulación dolosa de pago, previsto y reprimido por el artículo 11 de la Ley 24.769 (N de la R: de Delitos tributarios. Delitos relativos a los Recursos de la Seguridad Social. Delitos. Fiscales Comunes. Disposiciones Generales Procedimientos Administrativo y Penal)” y lo condenó a la pena de dos años y seis meses de prisión, de cumplimiento condicional.

    Carnero, tal el acuerdo al que arribaron en un juicio abreviado el fiscal general, José Ignacio Candioti, y la defensa del ahora condenado, a cargo de Julián Pedrotti, le impuso la observación de reglas de conducta, entre las que se destacó que deberá “culminar en tiempo y forma el pago a favor de la AFIP, que aceptó cumplir bajo el régimen Mis facilidades, consolidado en fecha 30 de octubre de 2020”. Fueron parte del proceso, los letrados de la AFIP/DGI, Diana Marina Núñez y Marco Gastaldi.

    Los letrados de la AFIP/DGI lograron advertir las maniobras del plan delictivo “pergeñado por HRS y otros”, que “tenía previsto concretizar, -mediante instrumentos falsos, construidos utilizando el procedimiento electrónico- inducir al ente recaudador erróneamente a cancelar las obligaciones tributarias, cuando no habían sido satisfechas”.

     

    Abreviado

    Carnero resolvió homologar el acuerdo entendiendo, entre otros argumentos jurídicos, que “se trata de un hombre adulto, sin antecedentes penales, que demostró su acogimiento al orden jurídico y su responsabilidad ciudadana al programar un plan para cancelar sus deudas tributarias, el cual está cumpliendo”.

    La magistrada valoró que se trató de un “estratagema” que “fue apañada por las transacciones electrónicas, pues se utilizó la clave fiscal habilitada en la página web asignada al imputado HRS”. Con las evidencias colectadas en la investigación, entendió que se probó que “él fue la persona que permitió las transferencias electrónicas ‘truchas’, él era el único responsable de la clave fiscal”.

     

    Plan criminal

    Carnero entendió que “evidentemente estas operaciones falsas, tenían la única finalidad de generar un saldo a favor ficticio, fue utilizado para compensar deudas con el fisco, o sea cancelar obligaciones. Sin duda que en este plan criminal no actuó solamente HRS, él fue un usuario de servicios ilegales, promovidos presuntamente por ciertos ciudadanos organizados a tal fin, identificados hasta el momento como RMI, SLM y SOA, trama que no me compete analizar, pero fluye sin cortapisas. Si fueron aquellos tres, no fue tema de análisis en este proceso, de todos modos, otras personas intervinieron o participaron, en tanto existió una orquestación delictual con pluralidad de sujetos activos”.

    Además, Carnero sostuvo que “las constancias de la causa dan cuenta también que el imputado Sale no fue el único que utilizó esa estratagema en esta Provincia para cancelar obligaciones tributarias, pues también consumieron esos productos indebidos las firmas Szczech, Cavalli SA; Dimet SRL; Marizza, etc.

    Todo cuanto se ha expuesto lleva a destacar que esta maniobra no fue realizada para disminuir la base imponible; sino que estuvo específicamente destinada a cancelar obligaciones tributarias devengadas, con retenciones falsas”.

    La decisión fue adoptada por una jueza del Tribunal Oral Federal de Paraná. Fotos: Juliana Faggi. EL DIARIO.

    Para la jueza, “definitivamente, se encuentra debidamente acreditado que HRS, presidente del directorio de la empresa T&H Construcciones SA, construyó un saldo a favor a partir de los datos detallados en la declaración jurada rectificativa, respaldándolo mediante la obtención de certificados de retención falsos que le fueron proporcionados, con la finalidad de cancelar deudas pendientes de pago”; considerando que “el Estado Argentino le permitió al imputado cancelar sus deudas con un beneficioso plan, casi a valor histórico. Si aplicamos la indexación la suma sería varias veces millonaria, considerando un incremento promedio de los últimos 14 años, que asciende a 6808,92% https://calculadoradeinflacion.com”.

     

    Conductas

    Carnero destacó que “las conductas descriptas en el tipo penal seleccionado, no se reducen a la simulación del ‘pago’ de tributos, sino como en el caso particular abarca la adulteración de los certificados de retención. Es que, el medio usado para la comisión de este ilícito fue la informática, herramienta frecuente en este siglo, donde lo virtual es portante de una ontología muy sofisticada, con apariencia de impersonal, lo que implica un mayor esfuerzo para detectar sus autores”.

    El hecho

    El comerciante fue imputado a partir de la denuncia que realizaron ante el Ministerio Fiscal el 17 de junio de 2015, María Florencia Sieber y Gastaldi, en su carácter de abogados de la Sección Penal Tributaria de la División Jurídica de la Dirección Regional Paraná de la AFIP-DGI. En la denuncia sostuvieron que “la firma TH Construcciones SA, inscripta ante ese organismo, cuyo presidente del Directorio era el Imputado HRS, mediante la utilización de certificados de retención falsos, simuló el pago de la deuda que mantenía con el fisco por la suma de 552.289,84 pesos”.

    Asimismo, se señaló que “la empresa denunciada, declaraba como actividad principal la de Construcción, reforma y reparación de edificios no residenciales´’, domicilio fiscal en María Grande, provincia de Entre Ríos”. Además, agregaron que “de la fiscalización efectuada se detectó que la firma TH Construcciones SA en la declaración jurada de IVA período fiscal 11/2008 Original, presentada en tiempo y forma, declaró en el rubro ‘Total de retenciones, percepciones y pagos a cuenta’ un saldo de 0,00 pesos del Legajo de Declaraciones Juradas”.

    No obstante, los denunciantes advirtieron que “el representante de la firma en cuestión había presentado la Declaración Jurada Rectificativa N 1, el 26 de abril de 2011, en la cual incorporó certificados de retenciones de diversos proveedores, que detallaron especificando fecha y monto de la retención…” por cinco operaciones que alcanzaron la cifra de 552.289,84 pesos.

     

     

    RESUMEN DEPORTIVO

    Lo más leído

    Agroclave