31 C
Paraná
lunes, enero 30, 2023
  • Policiales
  • Muy
Más

    Desbaratan banda que vendía drogas en la costa del Uruguay

    Dos mujeres y un hombre fueron condenados en un juicio abreviado por integrar una organización que comercializaba cocaína y marihuana en Gualeguaychú y distintas ciudades de Entre Ríos. Se los sancionó con penas de cumplimiento efectivo, pero se les concedió la prisión domiciliaria.

     

    Redacción EL DIARIO / [email protected]

     

    El Tribunal Oral Federal de Paraná, integrado de manera unipersonal en la vocal Lilia Carnero, resolvió hacer lugar al acuerdo de juicio abreviado que le presentaron Fiscalía y defensa en relación a la situación procesal de Susana Tenis, de 37 años, Carlos Gutiérrez, de 38 años, y María González, de 67 años, quienes reconocieron integrar una organización que se dedicaba a la venta de estupefacientes en Gualeguaychú y distintas ciudades de la costa del Uruguay e interior de Entre Ríos.

    El acuerdo que homologó Carnero consistió en declarar a Tenis, autora del delito de Comercio de estupefacientes, por el que la condenó a la pena de cuatro años de prisión de cumplimiento efectivo y multa de 5.000 pesos; asimismo declaró a Gutiérrez y González, partícipes secundarios de aquel delito, condenándolos a la pena de tres años de prisión de cumplimiento efectivo y multa de 3.000 pesos.

     

    Domiciliaria

     

    En la resolución, la jueza dispuso que el cumplimiento de las penas impuestas sea bajo la modalidad de prisión domiciliaria. Asimismo, dispuso refrendar las autorizaciones para trabajar concedidas en la audiencia para Tenis y Gutiérrez, y hacer saber a González que está autorizada a concurrir a centros de salud para tratar sus dolencias.

    Carnero sostuvo que resultaba “razonable” que el cumplimiento de las penas se efectivice bajo aquella modalidad. Fundamentó que “existen circunstancias justificadoras que avalan el otorgamiento del instituto en cuestión”, enumerando que Gutiérrez y Tenis, cada uno por su parte, tienen hijos menores de edad a su cargo; y que González posee un deterioro de salud como consecuencia de los problemas de columna, hipertensión arterial, sobrepeso, soplos y arritmias cardíacas.

     

    Acuerdo

    Carnero sostuvo que “sin duda que en el acuerdo arribado entre la Fiscalía y los imputados asesorados por su defensa técnica, los hechos juzgados fueron calificados acorde a las probanzas recopiladas”.

    Así, entendió que el hecho “imputado al igual que el dolo específico que reclaman las figuras delictivas propuestas en el acuerdo arrimado, han sido acreditados con las probanzas ya enumeradas, pues ellas indican que Gutiérrez y González, colaboraron de manera accesoria o secundaria en la comercialización del material estupefaciente, en tanto que el plan criminal y el dominio de las circunstancias fácticas estuvieron en manos de Tenis, situación que surge claramente de las conversaciones telefónicas que mantenían, las cuales fueron plasmadas en los informes respectivos”.

     

    Ramificaciones

    El expediente dio cuenta de las responsabilidades de otras personas que no fueron parte de este trámite abreviado. En este sentido, la jueza señaló que “del derrotero del presente proceso judicial, se desprende que Gutiérrez colaboraba directamente con Sellanes, realizando distintas maniobras que contribuían al negocio espurio, en especial vinculadas a la recaudación que retiraba personalmente en las fincas de los vendedores al menudeo”.

    Carnero consideró que “…en los estados de sospechas N° 57.927 y 58.288, obrando en el presente expediente algunas copias de las mismas” se enfatizó que Lisandro Darío Sellanes “es la cabeza de un lucrativo comercio de drogas en Gualeguaychú y distintas ciudades de la costa del Uruguay e interior de la provincia de Entre Ríos”.

    Así, indicó que “queda demostrada la participación secundaria esbozada en el acuerdo presentado, toda vez que Gutiérrez no detentaba el dominio del suceso delictual en su faz ejecutiva, el cual estuvo en manos de Sellanes. A mayor abundamiento, debo ponderar que las comunicaciones eran mantenidas entre el arrepentido y Sellanes, respecto al abastecimiento del material estupefaciente y el pago del mismo”.

    Contexto

    González y Tenis quedaron vinculadas a la causa por el allanamiento que se realizó el 21 de noviembre de 2011 a las 19, en una casa de Concordia, donde “persiguiendo datos brindados por el arrepentido”, se halló marihuana y cocaína, dinero y todo tipo de elementos que sirven para el acondicionamiento de aquellas sustancias.

    El mismo día, alrededor de las 14.15, eran detenidos Sellanes y Gutiérrez, cuando viajaban en un Renault Megane, al que personal de Toxicología de Colón requisó y secuestró un celular y una ínfima suma de dinero.

     

     

     

    RESUMEN DEPORTIVO

    Lo más leído

    Agroclave