24.1 C
Paraná
jueves, diciembre 1, 2022
  • Nacionales
  • Muy
Más

    La carta del Papa a las Madres de Plaza de Mayo

    Tras la muerte de Hebe de Bonafini, el Sumo Pontífice manifestó que acompaña «con la oración, pidiéndole al Señor que le regale el descanso eterno y no permita que se pierda todo el bien realizado».

     

     

    El papa Francisco le envió una carta a la Asociación Madres de Plaza de Mayo por la muerte de la presidenta de esa entidad, Hebe de Bonafini, y expresó que quiere estar «cerca de todas las personas que lloran su partida».

    En la misiva, fechada este domingo en Santa Marta y difundida el lunes por la organización, el sumo pontífice afirmó que acompaña «con la oración» a Bonafini, «pidiéndole al Señor que le regale el descanso eterno y no permita que se pierda todo el bien realizado».

    En el texto, encabezado con un «Queridas Madres», Francisco expresó: «En este momento de dolor por la muerte de Hebe de Bonafini, madre de la plaza, quiero estar cerca de ustedes y de todas las personas que lloran su partida. Supo transformar su vida, como ustedes, marcada por el dolor de sus hijos e hijas desaparecidos en una búsqueda incansable por la defensa de los derechos de los más marginados e invisibilizados».

    «Recuerdo, en el encuentro que tuvimos en el Vaticano, la pasión que me transmitía por querer darle voz a quiénes no la tenían. Su valentía y coraje, en momentos donde imperaba el silencio impulsó y después mantuvo viva la búsqueda por la verdad, la memoria y la justicia», rememoró el Papa.

    Para Francisco, fue una «búsqueda que la llevó semanalmente a marchar para que el olvido no se apoderase de las calles y de la historia y, el compromiso con el otro, fuera la mejor palabra y antídoto contra las atrocidades que se padecieron».

    «En esta, su última marcha, la acompañamos con la oración pidiéndole al Señor que le regale el descanso eterno y no permita que se pierda todo el bien realizado; y, a ustedes, las conforte y acompañe para seguir siendo las Madres de la Memoria», manifestó el Papa al dirigirse a los integrantes de la asociación.

    Y cerró la misiva: «Rezo por Ustedes; por favor, no se olviden de rezar por mí. Que Jesús la bendiga y la Virgen Santa las cuide».

    El agradecimiento:

     

     

    RESUMEN DEPORTIVO

    Lo más leído

    Agroclave