18.5 C
Paraná
jueves, octubre 22, 2020
  • Paraná
  • Entre Ríos
  • Policiales
  • Sociedad
  • Nosotros
Más

    Caso Nahiara: apelan preventiva de Yanina Lescano

    La defensa de Lescano apeló las resoluciones por las que se le dictó la prisión preventiva y se confirmó aquella medida. Se trata de una instancia más en la causa que investiga la muerte violenta de Nahiara Luján Cristo, que tenía dos años.

     

    Patricio Cozzi y Ricardo Bordato, defensores de Yanina Soledad Lescano, en la causa caratulada Cristo Miguel Ángel sobre Homicidio agravado, apelaron la resolución del martes 12 de febrero en la que el juez de Garantías N°3, Elvio Garzón, dispuso la prisión preventiva de Lescano en la Unidad Penal N°6 por el plazo de 57 días; y la resolución del jueves 14 de febrero, en la que la jueza de Garantías N°1, Marina Barbagelata, ratificó la decisión adoptada por Garzón en la audiencia del 12 de febrero.

    Caso Nahiara: consideran válida la declaración de Yanina Lescano

    En su cuestionamiento a ambas resoluciones, la defensa sostuvo que “las consecuencias de este gravamen serían no sólo irreparables, sino que también inmediatas, ya que la resolución aquí recurrida acarrearía sobre la salud, en su aspecto físico y psíquico, tal cual lo establece el informe de las especialistas del Equipo Médico Forense, donde informan que ‘… Su estado emocional es de extrema vulnerabilidad, por razones tantos físicos, psíquicos y contextuales por lo que entendemos oportuno sugerir su reposición clínica por un estado de puerperio, para luego evaluar si psíquicamente se encontraría en condiciones de atravesar las diferentes instancias que un proceso judicial requiere. Todo ello en post de resguardar su salud’. Y siguen ‘… se sugiere que su recuperación sea en un entorno acorde a la situación delicada actual’”.

    Caso Nahiara: ratificaron la prisión preventiva de Yanina Lescano

    Los defensores vuelven sobre el informe del Equipo Médico Forense que dio a conocer El Diario en su edición del 14 de febrero. En este sentido, sostuvieron que “estas consideraciones ponen en evidencia que la decisión cuestionada origina —en el actual estado de la causa— un agravio irreparable que requiere su inmediata satisfacción para evitar que peligre o se empeore la salud de mi asistida acorde lo establece dicho informe –Examen Mental Obligatorio, artículo 70 Código Procesal Penal (CPP)–, que no guarda relación inmediata con la persecución penal que se pretende en la presente causa, la cual no entorpecería su curso”.

    En relación a la resolución del 12 de febrero, la defensa interpuso el pedido de revocación fundándolo “en la inexistencia de antecedentes penales condenatorios de nuestra asistida, su situación de arraigo en la ciudad de Paraná y, por no haberse acreditado un riego procesal concreto, sino solo a través de consideraciones abstractas; lo que lleva a concluir en que resulta impensable la posibilidad de riesgo de fuga de mi asistida”.

    Respecto de la segunda resolución, sostuvieron que la jueza “no tuvo en consideración las pretensiones solicitadas por esta parte, resolviendo sobre otra cuestión diferente a la requerida, todo a cuenta de que esta defensa solicito que: 1. Se declare la nulidad de todo lo actuado, atento a que mi asistida no estaba en condiciones de ser sometida a un proceso penal ya que por su situación crítica el Equipo Médico Forense, en relación del artículo 70 del CPP, informó que luego de su reposo y recuperación en post de su salud evaluara ‘si psíquicamente se encontraría en condiciones de atravesar las diferentes instancias que un proceso judicial requiere’, y; 2. Subsidiariamente, se revise y valore las medidas adoptadas para saber, conforme a lo que establezcan las especialistas (ya que se solicitó su intervención y declaración en la audiencia de revisión, la que fue denegada por la jueza, si el encierro cautelar podría llegar a peligrar su salud, física y psíquica, acorde se establece en el informe del Equipo Médico Forense en relación del artículo 70, a los fines de priorizar su salud ya que establecieron la sugerencia de que su recuperación ‘sea en un entorno acorde a la situación delicada actual’”.

    En relación a la confirmación de Barbagelata de la resolución de Garzón, los defensores señalaron que “no se comprende el porqué de los fundamentos para negarnos aquel pedido de nulidad, ya que la jueza se basó únicamente en si nuestra asistida comprendía o no los hechos; esto lo digo ya que esta parte solo mencionó que hasta el momento no sabíamos si podía comprender o no los hechos, pero lo que sí sabíamos (todas las partes como así también la jueza), era que hasta el momento (y por su estado crítico) no se había podido evaluar si estaba en condiciones psíquicas de ser sometida a las diferentes instancias de un proceso judicial, ya que había que resguardar su salud”.

    La defensa también cuestionó que Barbagelata “ni siquiera se expidió” sobre el pedido que realizaron en subsidio, consistente en que “se revise y valore las medidas adoptadas para saber, conforme a lo que establezcan las especialistas (ya que se solicitó su intervención y declaración en la audiencia de revisión, la que fue denegada por S.S.), si el encierro cautelar podría llegar a peligrar su salud, física y psíquica, acorde se establece en el informe del Equipo Médico Forense…”.

    Al justificar el aludido gravamen irreparable, Cossi y Bordato sostuvieron: “Estamos refiriendo a un gravamen irreparable respecto a derechos fundamentales como los que aquí se advierten, como son la afectación del derecho a la vida, la salud o la integridad física, con reconocimiento en la Constitución Nacional, Tratados Internacionales de DD.HH con Jerarquía Constitucional, reconocidos ampliamente en precedentes de la Corte Suprema de Justicia de la Nación y del Superior Tribunal de Justicia de nuestra provincia”.

     

    Caso Nahiara: pidieron la detención e imputarán a la madrastra de la beba asesinada a golpes

     

    Lo más leído