Home, Paraná, Sociedad

Colectivos: los concesionarios argumentan que no les alcanzan los ingresos

La empresa concesionaria del transporte público de pasajeros Buses Paraná anunció el distanciamiento en la frecuencia del servicio de colectivos debido al retraso en la actualización del precio del boleto, tal como anticipó EL DIARIO este sábado.

“Frente a la eliminación de los subsidios nacionales establecidos en el artículo 115 de la ley de Presupuesto de la Nación y la creación del Fondo Compensatorio para el transporte de pasajeros, y que la Municipalidad no ha realizado las acciones por el nuevo marco del sistema” decidió tomar medidas a partir de este lunes 18 de febrero.

Buses Paraná denunció “la modificación unilateral de las condiciones que rigen el contrato de concesión”, una “evidente distorsión del precio del servicio, por no establecer el Municipio criterios de compensación algunos” y anunció que “por ello los servicios podrían verse afectados en la medida en que las actuales condiciones económicas y financieras del contrato así lo impongan”

 

Paraná: desde el lunes habrá menos frecuencias de colectivos

 

QUÉ DICE LA EMPRESA

“A partir del lunes se modifican las frecuencias del transporte acomodándolos al ingreso que tenemos. El tema es que no podemos dar cumplimiento a los salarios por falta de ingresos”, afirmó a EL DIARIO Marcelo Lischet, gerente de la empresa Mariano Moreno integrante de la agrupación Buses Paraná.

“El mes pasado hubo que pedir créditos para poder hacer frente al pago de salarios. Este mes se nos va a hacer imposible. El mes pasado apostábamos a que se iba a solucionar vía tarifas la diferencia salarial. Ahora tenemos que darnos vuelta con los ingresos que tenemos. Si hacemos 900 mil kilómetros mensuales y tenemos un ingreso equivalente a 500 mil kilómetros vamos a tener que ajustar nuestros servicios a nuestros ingresos, antes de producir despidos en el personal”, advirtió.

Según Lischet, desde las empresas no están al tanto de las gestiones del Departamento Ejecutivo para elevar al Concejo Deliberante el proyecto de ordenanza para conseguir la suba del boleto.

“Tenemos un contrato que dice que cuando existe una variación del 10% se debe ajustar la tarifa. En el mes de octubre, el SITU envió al Ejecutivo los estudios tanto del oficialismo como del PJ que daban como resultado un valor del boleto que iba entre los 24 y 25 pesos. Desde octubre a la fecha no hemos tenido respuesta, los salarios han seguido aumentando y se nos hace imposible seguir soportando esos costos”, aseguró el empresario.

Además, se quejó de que a pesar de sus presentaciones no han podido reunirse con el intendente Sergio Varisco: “Hemos pedido audiencia con el Intendente para tratar este tema y no la hemos obtenido. Hemos pedido pronto despacho del expediente donde planteamos la situación pero no lo hemos tenido. Es un trámite bastante engorroso (el de la ordenanza). El Ejecutivo tiene que elevarlo al Concejo, se debe llamar a sesiones extraordinarias, a partir de ahí todo tiene un trámite pero ya se vienen los sueldos del mes de febrero y nosotros no estamos en condiciones de hacerles frente”.

 

SUSPENSIONES Y DESPIDOS

Marcelo Lischet también advirtió sobre la posibilidad  que se produzcan despidos en las empresas Mariano Moreno y ERSA.

“El horario de arranque del servicio se va a respetar. Lo que sí va a haber es un distanciamiento entre coche y coche dado que vamos a terminar de dar al personal las vacaciones que quedan, y a partir de que se tomen todas las vacaciones se tendrán que producir los despidos”, manifestó en el diálogo mantenido el sábado con EL DIARIO.

“Tenderíamos a empezar por lo menos las suspensiones. Primero se agota la instancia de las vacaciones, porque hay gente a la que se le está debiendo las vacaciones. Posteriormente, podrá haber suspensiones con causa, teniendo en cuenta que no se pueden pagar los sueldos. Ese es un tema a hablar con el gremio. Posteriormente si no tenemos más ingresos, el peor de los escenarios es no poder prestar más el servicio. Lo que vamos a hacer a partir del lunes es prestar los servicios que podamos hacer frente, hasta que veamos la salida. Como no hay salida vía subsidios, la única que queda es la tarifaria. Esto está evaluado por el SITU, elevado por el secretario de Servicios Públicos al Intendente. Hemos sido respetuosos de la situación que atravesó al Intendente (por el estado de salud de Varisco) pero él ya está en funciones y no hemos tenido respuestas”, concluyó.

 

Ríos: “Es lo más parecido a una extorsión”

El concejal Enrique Ríos (Frente Para la Victoria) rechazó el anuncio de las empresas de colectivos de distanciar las frecuencias de los recorridos ante el atraso en la suba del boleto.

“Esto es lo más parecido a una extorsión”, expresó Ríos en declaraciones a esta Hoja. “Vamos a pedir el estricto cumplimiento de la concesión y las sanciones correspondientes. Estoy preparando una nota para presentar como concejal e integrante del órgano de control y monitoreo del SITU”, adelantó el edil.

Además aseguró que hasta el cierre de esta edición no había ingresado el anunciado proyecto de ordenanza del Departamento Ejecutivo que eleva la tarifa del transporte a $ 22,60.

Asimismo, sostuvo que “personalmente” no comparte la idea del aumento de boleto: “Hay un montón de cosas que analizar. Fundamental, es el alcance de los subsidios y la prestación del servicio. Aunque reconozco la incidencia en los costos por el aumento de insumos y las paritarias”.

Cuando se le consultó acerca de si convocarán a una próxima reunión del SITU, teniendo en cuenta la situación del transporte, Ríos respondió: “Es complicado para nosotros pedir una reunión del SITU. Hay mayoría oficialista y sin representación de los usuarios. Además, como en otras oportunidades, una reunión va a legitimar el aumento”.