31.9 C
Paraná
miércoles, diciembre 7, 2022
  • Muy
Más

    Las alergias nuestras de cada primavera

    Reducir la actividad al aire libre en horarios de mayor concentración de polen en el aire, usar barbijo, mantener las ventanas de las viviendas cerradas y cambiarse la ropa después de circular por la vía pública, son algunas de las medidas que pueden adoptar en esta época del año las personas con alergias.

     

    Redacción MUY / [email protected]

     

    Justo en la época en que los días se hacen mas largos, el sol entibia, los árboles se visten de colores y las flores resplandecen, es frecuente que algunas personas presenten ciertos síntomas como molestias en los ojos, estornudos persistentes, congestión nasal e inflamación en la nariz. Esta situación se vuelve más problemática para los que conviven con el asma, dado que deben afrontar la obstrucción de las vías respiratorias.

    Estos padecimientos afectan a quienes los sufren durante todo el año, pero en la primavera quienes son alérgicos a los pólenes ven profundizados sus síntomas, dado que los mismos se encuentran en el aire, lo que hace imposible evitarlos por completo.

    Según indican los especialistas, la alergia es una reacción del sistema inmunológico que actúa ante partículas que son parte del medio ambiente.

    La singularidad de la primavera es que en este período están suspendidos en el aire que se respira los distintos tipos de pólenes. Para hacernos una idea, hay pólenes de flores, pastos y árboles, por ejemplo, en los fresnos, una especie tan habitual en nuestras ciudades.

    Los que padecen las alergias saben que en estos meses se afecta notablemente la calidad de vida.

    En virtud de estas complicaciones para la salud, que implica la llegada de la estación de las flores, la Asociación Argentina de Alergia e Inmunología Clínica, ha difundido una serie de consideraciones y sugerencias que MUY repasa en esta nota.

    Una de ellas es que la mayor concentración de polen se produce de 5 a 10 y de 19 a 22. El consejo es que en esos horarios los alérgicos eviten las actividades al aire libre. En el mismo horario, además de minimizar la actividad en espacios abiertos, se sugiere mantener cerradas las ventanas de las viviendas y los lugares de trabajo.

    Una de las sugerencias para evitar los malestares de las alergias es ventilar los ambientes.

    Adentro y afuera

    Otra de las recomendaciones para las personas alérgicas es ducharse después de estar al aire libre, para liberarse del polen recogido en la vía pública y además cambiarse de ropa.

    La rinitis alérgica (secreción acuosa que cae de la nariz) se la llama estacional cuando tiene que ver con el polen, pero, en realidad, lo que ocurre es que la mayoría de las personas presentan síntomas todo el año que empeoran en esta época.

    El polvillo, el olor a humedad y los ácaros pueden ser detonantes de las alergias.

    En algunos casos, el padecimiento impacta tanto en la calidad de vida del paciente, que le impide ir a trabajar, ir a la escuela o la universidad, y hasta puede presentar dificultad para dormir.

    Los síntomas más frecuentes son el goteo nasal; la picazón de nariz, ojos y paladar; la obstrucción nasal; los estornudos en serie y el lagrimeo, que muchas veces pueden confundirse con un resfrío, pero se diferencian porque perduran en el tiempo.

    Las personas alérgicas se tienen que cuidar especialmente en el amanecer y
    en el atardecer.

    En ese sentido, los expertos suelen aconsejar que se realicen los estudios pertinentes, en lugar de automedicarse. Sabiendo qué nos afecta será más sencillo idear una estrategia para evitar los sitios o cosas que nos producen alergia. Téngase en cuenta que durante todo el año el polvillo, el olor a encierro o a humedad, y los ácaros, pueden provocar reacciones de este tipo.

    El polvillo, el olor a humedad y los ácaros pueden ser detonantes de las alergias.

     

    RESUMEN DEPORTIVO

    Lo más leído

    Agroclave