21.3 C
Paraná
viernes, septiembre 30, 2022
  • Cultura
  • Muy
Más

    Murió Carlitos Balá, el humorista de todas las edades

    En 2004, «Carlitos» mantuvo una cálida charla  con El Diario. A modo de homenaje, la compartimos en formato de imagen.

     

    En la entrevista, en el dixit se puede leer:

    Archivo las cartas y dibujos que recibo. Soy muy respetuoso; pájaro que comió no tiene que volar.

    Sigo con la campaña del chupete, mamaderas, pañales…

    Con el cómico se acerca más a la gente.

    Es muy lindo sentir que la gente aún me quiere, que valió la pena, que siguen viniendo al circo a verme.

    Las cartas que recibo son para llorar…

    Agradezco a Dios todos los días.

    El actor es un observador. Cómico se nace.

    En Paraná, una vez me hicieron diez pescados de río, con salsas distintas. Una barbaridad. Me gustó ese todo ‘estiradito’ que con el tenedor todos van picando…

     

    En ese mismo año 2004, la crítica a la televisión era categórica, según dijo a EL DIARIO ante la pregunta si regresaría a la pantalla chica: «No. La televisión está en decadencia. No es la televisión que quiero yo, es decadente. Termino haciendo zapping o viendo como se cocina un langostino. También documentales de música, arte o programas que me enseñen. Pero, no me gusta. La decandencia va en contra de la cultura, me parece».

    Entrevista Carlos Balá

    Velarán los restos de Carlitos Balá en la Legislatura porteña

    La despedida al comediante y actor Carlitos Balá, fallecido anoche a los 97 años, será hoy entre las 14.30 y las 21 en la Legislatura porteña, institución que lo había declarado Ciudadano Ilustre en 2017, con ingreso por avenida Julio A. Roca 575.

    Así lo definieron los familiares del humorista con autoridades del Parlamento de la Ciudad, de modo que el público general pueda expresarle su último adiós al artista más allá del velatorio íntimo para los más cercanos que se llevará a cabo en una casa de sepelios.

    Nacido el 13 de agosto de 1925 en Buenos Aires como Carlos Salim Balaá Boglich, fue uno de los más reconocidos humoristas de la historia de la radio y la televisión argentina, habiendo participado además en numerosos espectáculos que abarcan la radiofonía, el teatro, la televisión, el cine y el circo.

    Sobre la historia del cómico

    A lo largo de su extensa carrera en cine y televisión, el animador alegró a millones de chicos. Tenía 97 años.

    Murió Carlitos Balá a los 97 años, el animador infantil que atravesó generaciones y se grabó a fuego en la cultura popular argentina. El humorista estaba internado en el Sanatorio Güemes.

    Su estilo combinaba la picardía con el humor más inteligente de todos: el absurdo. Ingenuo y creativo, encontró la forma de sacarle una sonrisa a millones. Incluso, logró que latiguillos suyos como “¿un gestito de idea?” y “un kilo y dos pancitos” se volvieran de uso cotidiano en nuestro país.


    Siempre fue muy gracioso y también muy tímido. Para vencer su timidez hacía bromas en el colectivo de la línea 39; eventualmente participó de un concurso y lo ganó, pero por miedo a la reacción de su familia usó un nombre falso. Su padre estaba escuchando la radio, pero no lo reconoció. Pronto recuperó su propio apellido, apenas modificado, y comenzó a trabajar en la radio.

    Durante toda su vida tuvo éxito, hizo reír desde sus primeras incursiones y en 1958 integró el famoso trío cómico Balá, (Jorge) Marchesini, (Alberto) Locati. Presentado por Antonio Carrizo en Radio El Mundo, el grupo tuvo gran popularidad hasta 1960.

    Su carrera individual se afirmó con gran solidez en los medios. Escribieron para él Gerardo Sofovich (Balamicina), Abel Santa Cruz (El soldado Balá), Aldo Cammarota (El flequillo de Balá), Mesa, Basurto y Garaycochea (El clan Balá) y muchas otras firmas de renombre a lo largo de su extensa trayectoria. Hizo Balabasadas en el programa Sábados Circulares de Nicolás Mancera y tuvo su propio circo (El circo mágico de Carlitos Balá). Mientras tanto, comenzó su filmografía.

    A partir de Canuto Cañete, conscripto del siete, que tuvo diferentes versiones, participó en 18 películas: El tío disparate, Esto es alegría y Qué linda es mi familia, entre otros.

    Carlitos Balá es uno de los artistas más queridos del público y especialmente los nenes de unas cuantas décadas. Inventó el “chupetómetro”, una especie de construcción donde se invitaba a los chicos a abandonar el chupete. Sus frases son marcas registradas del humor nacional y muchos las usan en cualquier oportunidad. Algunas de ellas son: “¿Qué gusto tiene la sal? Salado”; “Ea-ea-ea-pe-pé”; “Mamá ¿cuándo nos vamo’?”; “Está un kilo y dos pancitos”; “Más rápido que un bombero”; y “Sumbudrule”.

    Estas frases y muchas más están incluidas en el libro Aquí llegó Balá: la fabulósica vida de Carlitos, donde se cuenta su vida, infancia, juventud y su consagración como artista popular.
    Recibió toda clase de homenajes. En 2016, a los 91 años, visitó al Papa Francisco en el Vaticano y fue declarado “Embajador de Paz”. La Legislatura porteña ya lo había declarado Personalidad Destacada de la Cultura de la Ciudad. Hay una estatua de él haciendo su gesto característico en la entrada de la pizzería Imperio de la Pizza.

    Por supuesto, obtuvo el Martín Fierro como premio a su trayectoria y Laura Franco, más conocida como Panam, le dedicó su propio Martín Fierro por su participación en los videos musicales.

    FuenteTN

    RESUMEN DEPORTIVO

    Lo más leído

    Agroclave