14.2 C
Paraná
jueves, octubre 6, 2022
  • Entre Ríos
  • Muy
Más

    “Vivimos una crisis y esto se ve día a día en la calle”

    Pablo Peil, coordinador general del Observatorio de Seguridad Vial de la provincia, brindó a EL DIARIO un informe respecto de la cantidad de siniestros viales en Entre Ríos. También se refirió a las causas de los accidentes, sus consecuencias y la tarea que desde el Estado se está llevando adelante para solucionar este problema.

     

    Antonella Toso Gemelli / [email protected]

     

    Una gran cantidad de accidentes han sucedido en los últimos meses, tanto en las ciudades como en las rutas de la provincia de Entre Ríos. Algunos fueron fatales, otros con lesionados graves o leves. A diario aparecen en las noticias choques, vuelcos o despistes y, a veces, más de uno por jornada.

    Según datos preliminares aportados por el Observatorio de Seguridad Vial de Entre Ríos, en el periodo enero-agosto del corriente año, 102 personas resultaron víctimas fatales de 81 siniestros. Febrero, mayo y agosto fueron los meses con mayor número de fallecidos. A esa cifra hay que sumarle otras ocho víctimas fatales en lo que va de septiembre.

    Asimismo, la mitad o más de los accidentes ocurren de noche (50%) y en las rutas (58%), aunque también es alto el porcentaje en las calles o avenidas (33%) y en menor medida en caminos vecinales (7%). Por otra parte, la cantidad de hombres fallecidos por estos hechos, duplica a la de mujeres y 6 de cada 10 víctimas están en el rango etario de 25 a 44 años.

    Teniendo en consideración estos números, surge el interrogante acerca de cuáles son los principales motivos de los accidentes y qué se podría hacer desde la sociedad y el Estado para disminuir la cifra.

    Pablo Peil, coordinador general del Observatorio de Seguridad Vial provincial, habló con EL DIARIO sobre esta problemática, aportó su visión y otros datos.

     

    –¿Cuántos accidentes y fallecidos hubo en lo que va del año?

    –En el Observatorio de Seguridad Vial registramos solamente los datos de los siniestros viales que tienen personas con lesiones graves y víctimas fatales. Intervienen los 18 gabinetes de Criminalística de la provincia y lo cargan a un sistema nacional online mediante el cual trabajamos articuladamente con el Observatorio de la Agencia Nacional de Seguridad Vial y las 24 jurisdicciones, 23 provincias y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

    En lo que va del año en la provincia de Entre Ríos han perdido la vida 110 personas, como consecuencia de 88 siniestros fatales. Estos son datos preliminares, también llevamos adelante un seguimiento de heridos a los 30 días posteriores de ocurrido el hecho. Debemos ser muy cuidadosos cuando brindamos datos, no medimos la siniestralidad en base a las víctimas fatales ya que no corresponde por el lado de las víctimas, es una pérdida humana.

    Y por otro lado porque no es un dato que sea cuantificable para medir la problemática sabiendo que ocurren mucho más siniestros en la vía pública que hoy no tienen víctimas fatales pero que en lo posterior pueden convertirse en mortales.

     

    –¿Cuáles son las zonas o lugares en que se producen mayor cantidad de accidentes?

    –La mayor cantidad ocurren en zonas urbanas por una cuestión de que también hay más concentración de vehículos pero se producen, por lo general, a menor velocidad y como consecuencia hay menor cantidad de personas lesionadas, mayormente son daños materiales y personas con lesiones leves. No así en las rutas, donde si bien la siniestralidad es menor, las consecuencias son mucho más graves, generalmente son lesiones graves o más propensas a víctimas fatales.

     

    –¿Las rutas de la provincia se encuentran en condiciones para que no se corran riesgos?

    –El estado de las rutas en general es muy bueno y su incidencia en los siniestros en la provincia de Entre Ríos es prácticamente nula. Mayormente vemos que se producen por los excesos de velocidad, la distracción por el celular, los adelantamientos indebidos y no tiene que ver con el estado de la calzada. Puede haber algunos hechos pero no son de relevancia para la siniestralidad en la provincia.


    En la provincia ya se entregaron más de 5.000 cascos.

    –¿Debería exigirse una verificación técnica del automóvil para trasladarse por la provincia?

    –En mi opinión, la verificación técnica vehicular es una medida más que debemos tener todos los propietarios de vehículos automotores que nos brindará seguridad a la hora de circular, o cuando compramos un vehículo usado.

    Tengamos en cuenta que en una revisión técnica VTV o RTO, se realizan chequeos del sistema de dirección, de freno, de suspensión, eléctrico y estado general del vehículo, permitiéndonos tenerlo en óptimas condiciones para circular. Es por seguridad nuestra, de nuestra familia o a quienes transportemos.

    Exceso de velocidad y no uso del cinturón de seguridad, entre las causas de los choques. Fotos Juliana Faggi

    Educación vial

    –¿Hace falta mayor educación de parte de los conductores en cuestión de seguridad vial?

    –La educación es un pilar fundamental en la seguridad vial pero no creo que sea el pilar que nos vaya a salvar ni a disminuir la siniestralidad. La cuestión hoy es mucho más profunda, tiene que ver con el modo en que vivimos como sociedad, vivimos en un momento muy complejo de crisis económica, social y cultural que nos lleva a estar en un estado de nerviosismo y alteración por parte de la sociedad en todos sus niveles. Creo que esto se traduce y se ve reflejado día a día en la calle y una de sus consecuencias tiene que ver con la siniestralidad y cómo conducimos.

    Obviamente todo lo que sea charlas y talleres sobre educación y concientización vial, el trabajarlo en las escuelas, ayuda y aporta un montón pero también tenemos que tener en cuenta que cada vez que debemos renovar la licencia de conducir o al menos cuando la obtenemos por primera vez, recibimos charlas y tenemos un conocimiento de la norma.

     

    –¿Qué pasa con el consumo de alcohol?

    –Sabemos que alcohol y conducción no van de la mano, cualquier consumo de alcohol en las personas produce una alteración, una modificación en su sistema nervioso, lo cual nos cambia la percepción de la realidad de las cosas y sumado a otros factores como son la velocidad, horarios nocturnos, estado de alteración, cansancio y demás, nos hace más propensos a vernos involucrados en un siniestro vial.

    Lo que se busca desde la Ley de Alcohol Cero es evitar eso. Si todos respetamos la normativa vial vigente, creo que no tendría que haber ninguna siniestralidad. Cada vez que sucede un accidente de tránsito es porque alguna de las normativas vigentes fue violada.

     

    Soluciones

    –¿Qué solución podrían brindar desde el Observatorio y el Estado?

    –La seguridad vial es multicausal, no hay una solución mágica, cada lugar, cada jurisdicción tiene sus particularidades. Nosotros en el Observatorio de Seguridad Vial lo que trabajamos es la parte principalmente de apoyo y gestión a los organismos locales pero también de gestión con los organismos nacionales para profundizar las políticas en seguridad vial dentro de la provincia de Entre Ríos y de los municipios.

    Trabajamos fuertemente en la capacitación y formación con los agentes de tránsito, llevamos adelante el Plan Provincial Entrega de Casco en el cual desde 2018 que lo iniciamos, hemos entregado más de 5000 cascos en toda la provincia junto a la Agencia Nacional.

    En el mes de julio lanzamos el Plan Federal de Educación que busca capacitar y formar a los docentes para que puedan brindarles materiales didácticos a los alumnos y puedan volcar la educación vial en las aulas. Seguimos trabajando con los municipios y sumando municipios con nuevos Centros Emisores de Licencia Nacional.

    A la policía se le otorgaron equipos de alcoholímetro y alómetros. Hay planificaciones urbanas porque hay municipios que están en pleno desarrollo, que reciben en verano o invierno una gran concentración de turistas y las ciudades se ven desbordadas.

    Estamos trabajando en un plan de planificación y reordenamiento urbano junto con la Agencia Nacional. Son distintas aristas y acciones que llevamos adelante desde el Estado Provincial y que cada una aporta a la seguridad vial.

    Menos accidentes de motos

    –¿Cuáles son los principales motivos de accidente tanto en rutas como en ciudad?

    –En las ciudades hemos notado que las colisiones laterales, por una cuestión de circulación, se producen a menor velocidad y generalmente hablamos de no respetar una normativa vial. Si todos respetamos las normativas, no tendríamos por qué tener siniestros. En las zonas de los ejidos urbanos notamos una disminución en la siniestralidad en motos, pero vemos un aumento en automovilistas principalmente como consecuencia de colisiones laterales, despistes y vuelcos.

    En rutas de la provincia, el exceso de velocidad está muy presente en los siniestros que ocurren y que como consecuencia produce muchas veces también un descuido. Si bien no hay un estudio certero que nos cuantifique cuánto es el uso de los teléfonos celulares y factores de distracción, eso lo vemos muy a menudo. Vemos a diario tanto en zonas urbanas como en las rutas que el uso del celular es uno de los principales factores de distracción.

    Asociado a los despistes y vuelcos hemos notado un incremento en la falta del uso del cinturón de seguridad, es el único elemento protector que tenemos dentro de un automóvil. En este tipo de siniestros, hemos registrado que los accidentes no son de tanta gravedad pero las personas pierden la vida a causa de que salen despedidos de los vehículos.

    Pablo Peil, coordinador del Observatorio de Seguridad Vial de la provincia.

    Lo que hay que hacer

    –¿Cómo se podría reducir la cantidad de siniestros viales?

    –Para reducir la siniestralidad, creo que principalmente debemos focalizarnos en lo que es el valor a la vida, el respeto al prójimo, la empatía por los demás, vivimos en una sociedad, convivimos en un espacio vial y creo que tiene que ver eso.

    Debemos valorarnos como personas, como sociedad, es lo principal para que esta problemática disminuya. Y que todas estas políticas nacionales, provinciales y municipales se sostengan. Los controles y las sanciones son necesarios, como también toda aquella política que sea de prevención y concientización.

    Es un trabajo que debemos hacer entre todos, más allá de la responsabilidad que tenemos hoy como estado provincial, nacional o municipal, cada uno cumpliendo su rol pero también es importante que como personas, como conductores, como peatones cumplamos las normas y nos respetemos para poder mitigar o aportar a la seguridad vial y que estas cifras dejen de ser tan lamentables día a día.

     

     

     

     

    RESUMEN DEPORTIVO

    Lo más leído

    Agroclave