14.2 C
Paraná
jueves, octubre 6, 2022
  • Muy
Más

    Más Respeto que soy tu Madre: ¿Es la nueva Esperando la Carroza?

    Desde que llegó en formato de blog, en 2003 y su paso teatral con Antonio Gasalla a la cabeza, solo podemos decir que Más Respeto que soy tu Madre del escritor Hernán Casciari fue un éxito.

    Finalmente, y como era de esperar, llegó su versión cinematográfica que puede verse en el Cine Círculo de la ciudad.

     

    La película nos sitúa en la ciudad de Mercedes, provincia de Buenos Aires, antes del cambio de siglo y en plena crisis económica del país. La historia se centra en la Familia Bertotti y en cómo mantener a flote una tradicional pizzería italiana que va pasando de generación en generación. El guión, -no escrito pero sí, supervisado por Casciari-, nos hace empatizar desde un primer momento con esta familia clase media y juega con la nostalgia de los que vivimos el fin de los 90.

    Un gran acierto del director, Marcos Carnavale (Granizo 2022), fue indicarle a Florencia Peña que rompa la cuarta pared y le hable al público. Desde La Caja Negra creemos que esto se debe para realizar un guiño al formato blog del material original. Cabe aclarar, que la actriz lo realiza de manera muy natural, y sin agotar el recurso. También destacamos el trabajo de Diego Peretti, como el Abuelo Don Américo, hablando casi en la totalidad del metraje en un italiano fluido y teniendo las escenas más graciosas del film. Sin embargo, el maquillaje para envejecer al actor no es el mejor que hemos visto en producciones argentinas.

    La escenografía está muy bien trabajada, todo te remonta a aquellos años, es decir, tanto las locaciones como la vestimenta te transporta al cambio de siglo y a sentirte parte de la ciudad de Mercedes, mientras Mirta recorre almacenes y casas de los vecinos y vecinas.

    Algo que nos llamó la atención como lectores del material original, fueron los cambios argumentales que realizó el guionista Christian Basilis, amigo y mano derecha de Casciari en su editorial Orsai, que lejos de disgustarnos, nos llevaron a disfrutar de otros aspectos y a sorprendernos junto al resto de las personas en el cine.

    Para finalizar, podemos asegurarles a todos los lectores de este espacio que, pese a no ser Esperando la Carroza (1985), el film de Carnevale es disfrutable y podemos sentirnos identificados con varias situaciones que la historia plantea.

     

    Nota: 8

     

     

     

     

    RESUMEN DEPORTIVO

    Lo más leído

    Agroclave