23.7 C
Paraná
miércoles, octubre 5, 2022
  • Sociedad
  • Muy
Más

    Mujeres de letras tramar

    Hilvanando historias fue escrito por cinco mujeres que rondan los 80 abriles, en Argentina, y durante el año 2021. Fue editado y diseñado por Constanza Pacher, en Canadá en 2022. Publicado en junio de 2022 por Kindle Direct Publishing, Amazon. Autoras: Coca Albarenque, María Dolores Bonnin, Liliana Montorfano, Cachita Pacher, Mariquita Loik Righelato.

     

     

    Luisina Bourband

    [email protected]

     

    “Cerró la caja, se sacudió el tiempo y bajó las escaleras, tranquila”, Cachita Pacher.

    Hilvanando historias es un libro que parte de una práctica de taller literario y que produce una práctica, esa práctica es la de la escritura. Habla de la experiencia, de la condición de lectoras de un grupo de mujeres. Las cinco mujeres que componen este libro como quien borda un tapiz, no son lectoras ociosas, son lectoras laboriosas. Como Aracné y sus tejedoras eternas.

    Parte de esta práctica ocurrió durante la pandemia de covid 19 que azotó el mundo y nos confinó a la clausura de nuestros hogares. Pero lejos de inhibir su actividad, funcionó como lugar de encuentro virtual, como bastión para reivindicar la vida, la creación, el juego. Ellas, sin saberlo, echaron mano a la actividad más ancestral, que es el acervo femenino por excelencia: el tejido y el relato. Esa costura imaginaria que nos reúne como mujeres, prestas a formar una comunidad, una “común-unidad”, frente a las adversidades. Como decía una profesora mía, las mujeres siempre somos las que salimos a barrer la vereda después del bombardeo.

    Enmarcado en un diseño bellísimo que dialoga con los textos, encontramos relatos cortos, microrrelatos, pequeñas perlas literarias que invitan a leerse también lúdicamente, salteadas, de la forma que el lector o lectora decidan.

    ¡Revivimos con la escritura!, cuentan en el prólogo. Y comienzan con una maravillosa frase de Fayad Jamís que ha sido disparador para ensayar historias: “Si no puedes soñar, golpea los baúles polvorientos”. Vaya si lo han hecho. Historias de enamorados, nostalgias por los que ya no están, pero que nos transmiten ese hilo invisible que sigue uniéndolos, porque “nada se pierde, todo se transforma”. La memoria de amores pasados, de los antepasados en su exilio a Argentina, decidir qué tirar o qué conservar de esos recuerdos, como tarea del trabajo sobre el legado. El reverso siniestro de las cosas, en relatos que nos traen seres extraños, Nereidas, ciegos devorados, pozos infinitos, puertas que llevan a lugares desconocidos. La inevitable decadencia del cuerpo y también su dignidad por lo vivido. La sexualidad, la picardía, polleras que vuelan con el viento, Vadinhos sin ropa para ser disfrutados, el amor que todavía se busca (o se recuerda) como un duraznero en flor. Mujeres que, a pesar de su artrosis, se suben a una moto, a pesar de su pesar, corren con los lobos, a pesar de que el cuerpo se convierta en una cárcel, se vuelven leves como la brisa cuando escriben.

    Parrales imaginados, padres que ofrecen el  tango como refugio, amores juveniles, enhebrados entre el sueño y la vigilia, entre la memoria y la escritura como recurso para olvidar. Mujeres que “han recorrido un largo camino, muchachas”, pero que dan testimonio de seguir viviendo, haciendo de su vida un caudal inagotable de experiencia.

    Dice María Dolores Bonnin: “No hubiera sido lo que soy, sin el ir y venir de las hebras con que tejí esa red de errores y de aciertos, de amores y de olvidos que sostienen una historia contada por poetas de fibras y colores.” Pero también: «Mientras guardes algo del material de tu último tejido, tendrás ganas de seguir con vida.”

    Este libro es un testimonio de ese gesto astuto, secreto, femenino, “buscar refugio en las páginas”, poner a trabajar ese hilo infinito que nos une, para tejer, bordar y abrir los libros para salir a jugar. Para aferrarse, valientemente, definitivamente, a la vida.

     

     

    RESUMEN DEPORTIVO

    Lo más leído

    Agroclave