23.7 C
Paraná
miércoles, octubre 5, 2022
  • Paraná
  • Muy
Más

    Advierten que no se cumple con las normas para instalar volquetes

    La ordenanza fue modificada el año pasado y establece disposiciones de seguridad, como que los volquetes deben estar pintados de blanco, con franjas de pintura refractaria y bandas de goma para evitar daños en caso de choque. Los ediles Beccaría y Murador aseguran que no se cumple.

     

    La ordenanza 9963 fue promulgada en abril de 2021 y regula la prestación del servicio de volquetes para la eliminación de materiales y desechos, sobre todo en las obras de construcción.

    La norma introduce condiciones de seguridad que se deben respetar para evitar accidentes, tales como que los volquetes deben estar pintados de blanco, con franjas de color rojo y pintura refractaria para poder ser visualizados de noche, la clara identificación de la empresa que los dispone, y la inclusión de dispositivos de GPS para verificar la ubicación.

    Sin embargo, mucho de esa normativa no se cumple. Por eso, los concejales de Paraná Futura, Anabel Beccaría y Emiliano Murador, ingresaron un proyecto de Resolución que insta al Departamento Ejecutivo Municipal a dar cumplimiento al conjunto normativo vigente que regula la prestación del servicio de volquetes.

    “Por iniciativa del bloque oficialista se actualizó la normativa. Es un proyecto al que sumamos nuestra postura y terminamos acompañando en el recinto. Entró en vigencia, pero uno ve caminando por la calle que los volquetes están en todas las obras en construcción, pero no cumplen con las medidas de seguridad que establece la norma. Algunos no están ubicados como deberían, es decir sobre la calzada de la calle, y estar señalizados. Tienen que estar pintados de color blanco y tener bandas refractarias para poder visualizarlos de noche. También tienen que tener algunos elementos de seguridad para impedir que una persona que se transporte ya sea en motocicleta, en auto o caminando, se los choque. Viendo estas situaciones en la calle hemos constatado que no se cumple con la normativa, por eso pedimos que el Ejecutivo dé cumplimiento”, señaló en diálogo con EL DIARIO la concejal Beccaría.

    —¿Las empresas que prestan ese servicio tienen que tener una autorización del Municipio?

    —Sí, es una especie de habilitación. Es un contrato a través de privados. La persona que construye contrata al volquete y la dueña del volquete lo lleva a la obra. Luego, es la encargada de retirarlo y de la disposición final de ese material. De eso se encarga la empresa dueña del volquete.

    —Aunque es un contrato entre privados se ocupa el espacio público. ¿Por eso se regula con una ordenanza?

    —Exactamente. Por eso las cuestiones de uso de ese espacio público se regula en esta ordenanza que estamos pidiendo que se cumpla. Se debe comunicar al Municipio que se va a ubicar ese contenedor y una vez que el contenedor se ocupa en su máxima capacidad debe retirarse, no debe dejarse lleno en el lugar.

    —¿Se prevén sanciones ante el incumplimiento de la norma?

    —Sí, la ordenanza prevé sanciones. Por eso hacemos esta solicitud. En el caso de que las empresas estén incumpliendo, el Municipio debería aplicar las sanciones que están establecidas. Y debería prever el cumplimiento de la ordenanza.

    Beccaría y Murador formularon una serie de cuestionamientos con relación a la utilización de volquetes en Paraná. Fotos: Juliana Faggi. EL DIARIO.

    DESTINO. —Otro tema es a dónde se destina el contenido del volquete…

    —De la disposición final del contenido del volquete debe hacerse cargo la empresa que presta el servicio. Por lo general, si los residuos son de construcción, son áridos, podría usarse para la construcción de calles, por ejemplo. La disposición final depende de la empresa de volquetes. Una sugerencia que nosotros hacíamos era que había que ser muy estrictos con los componentes que se podían tirar en los mismos, porque dentro del ámbito de la construcción hay muchos elementos que son contaminantes, como los recipientes de pintura, que pueden contener sustancias tóxicas. Todo eso se mezcla en un volquete y si se deposita en un terreno, por ejemplo, genera contaminación. En ese sentido creemos que a la ordenanza le falta avanzar sobre qué residuos pueden ser volcados y cuáles no. Y también, hacer un seguimiento del cumplimiento, porque si uno no controla después pueden tirar cualquier tipo de cosa.

    Concejales del bloque Paraná Futura pidieron que se controle.

    El relleno sanitario que no fue

    Anabel Beccaría y Emiliano Murador también ingresaron un pedido de informe sobre la gestión ambiental en relación con el relleno sanitario, basurales a cielo abierto y residuos sólidos urbanos.

    “Se presentó el año pasado un proyecto de declaración de interés y sujeto de expropiación de un terreno que iba a ser destinado a la construcción de un relleno sanitario. Seguimos este tema, en particular porque creemos que el relleno sanitario es parte fundamental de la gestión integral de los residuos. Lamentablemente ese proyecto no fue tratado en comisión y terminó archivado, a pesar de que era del oficialismo. Pudimos hablar con el que era subsecretario de Ambiente del Municipio, el ingeniero Barrone, y nos comentó que participó de un estudio que se hizo y que proponía cinco localizaciones distintas. Él sugería la zona de General Espejo al 5.800, en la zona sur, por las condiciones ambientales que se daban”, contó Beccaría.

    Luego, resaltó: “La construcción de un relleno sanitario implica ciertas condiciones de suelo, sobre todo, y es por eso que nos preocupó que no se haya aprobado ese proyecto. Por eso pedimos informes al Ejecutivo sobre ese tema. También que nos den respuesta sobre toda la gestión de residuos sólidos urbanos porque si bien está el programa Separá, los residuos que no se pueden recuperar se terminan volcando directamente en el Volcadero. Creemos que la existencia de un relleno sanitario sería una primera solución para tratar de erradicar el Volcadero”.

    Finalmente, la concejal advirtió sobre la problemática social que se incluye en este tema: “También hay una situación que abordar, muy compleja, que es la situación de la gente que vive de la basura. Es una realidad y un grave problema social. Proponemos un relleno sanitario, estamos eliminando la basura que llega al Volcadero. Generamos un beneficio para la ciudadanía, pero también estamos perjudicando a otro sector. Por eso hay que abordar todas las aristas del problema con un proyecto integral”.

     

     

    RESUMEN DEPORTIVO

    Lo más leído

    Agroclave