Entre Ríos, La Provincia, Paraná, Policiales, Sociedad

Juzgarán a una megabanda que vendía droga en Paraná, Nogoyá y Corrientes

El golpe final a la banda ocurrió el 7 de marzo cuando se interceptó en la ruta 28, en Feliciano, un camión con 252,6 kilos de droga. El conductor fue detenido tras una cinematográfica persecución, en tanto que dos importantes miembros de la organización fueron atrapados en una estación de servicio.

 

Néstor Belini

Horacio Esteban Viggiano, de 46 años, sindicalista del gremio de Obras Sanitarias; Héctor Guillermo Viggiano, de 37 años, empleado de la municipalidad de Paraná; Juan de la Cruz Moreno, de 40 años, pensionado retirado de la Policía de Entre Ríos, que vendía leña y hacía fletes; Hugo Alejandro Ceola, de 48 años, comerciante; Pablo Daniel Olivera, de 20 años, empleado de una empresa constructora; Diego Fernando Orcellet, de 35 años,  horticultor; Carlos Alberto Bernini, de 44 años, empleado de la Municipalidad de Paraná en la repartición de Arquitectura, de la que dijo ser el director; Cristian Alejandro Ceola, alias Gordo, de 24 años, empleado de una pescadería; Sergio Alberto Pross, alias Cache o Cachetes, de 25 años empleado de la Municipalidad de Paraná del área de Arquitectura; Orlando Gastón Godoy, de 29 años, peluquero y cosmetólogo; Cesia Abigail Romero, de 25 años, camillera del centro de emergencia municipal de Nogoyá; Solange Ayelen Romero, de 23 años, ama de casa; Sergio David Molina, alias Teco, de 46 años, vendedor ambulante, comenzarán a ser juzgados desde el martes 12 por el supuesto delito de comercialización de estupefacientes agravada por haber intervenido en el hecho tres o más personas de manera organizada.

Olivera también será juzgado por la tenencia de dos gramos de marihuana y 22 troqueles de ácido lisérgico

Todos los sospechados llegan al debate privados de la libertad. Los hombres fueron alojados en la Unidad Penal Nº1 y las mujeres en la Nº6, ambas ubicadas en Paraná.

El mínimo de la pena que prevé la calificación legal que se aplicó en la causa es de cuatro años, en tanto que el superior va más allá de los ocho años de pena privativa de libertad.

Fiscalía propuso más de 40 testigos, entre efectivos y testigos civiles de los procedimientos y allanamientos. Según la acusación, los imputados desplegaron la ilícita actividad entre el 7 de abril de 2016 y el 8 de marzo de 2017

Fuentes judiciales consultadas indicaron que “se trata de una banda bastante importante, hay que analizar que se descubrió un cargamento con 250 kilos que venía de Corrientes a Entre Ríos, lo que habla de la envergadura del secuestro. Además es de relevancia quiénes son los implicados, se partió de Orcellet que era quien comercializaba estupefacientes en Nogoyá, a partir de quien se llegó a Hugo Ceola en Paraná, que era el proveedor de Orcellet, A través de Ceola se llegó a los Viggiano, que eran los que le proveían a Ceola, que tenía una relación con Petaco Barrientos, que estaba detenido, tenían una intensa relación entre ellos, y finalmente se llegó al proveedor máximo que es Molina, que estaba en Corrientes. Se detuvo a toda la línea de aprovisionamiento, a toda la organización con todos los distintos intervinientes de una organización que operaba en la zona del Litoral y llegaba hasta Nogoyá”.

También se destacó que “es una organización bien aceitada, lo que surge de la investigación y de las relaciones entre ellos y del modo de operar. Estos cargamentos se habían repetido anteriormente, no era la primera vez que se hacía, es importante decirlo” señaló la fuente, que añadió que en la investigación “hubo escuchas, seguimientos, vigilancias al domicilio de Orcelllet, que es donde comienza la investigación; la Policía se trasladó hasta Corrientes cuando surgió la participación de Molina, para hacer averiguaciones en Curuzú Cuatiá en torno al rol de Molina. Hubo una investigación importante que se coronó con el descubrimiento del cargamento, que es la culminación de una tarea investigativa de largo aliento, no fue un hallazgo fortuito, sino porque la investigación previa permitió determinar que ese día venía el cargamento para Entre Ríos”.

El punto más importante de la investigación, al que se llegó después de numerosas escuchas y seguimientos, sucedió el 7 de marzo de 2017, en la ruta provincial Nº 28, en inmediaciones de Feliciano. Aquel día se interceptó y se detuvo un camión Renault en el que se transportaban 263 panes de marihuana.

El rodado era conducido por Moreno, quien intentó huir realizando temerosas maniobras y haciendo caso omiso a los disparos intimidatorios que efectuaron los efectivos que lo persiguieron.

Horas más tarde, fueron detenidos en una estación de servicio los hermanos Viggiano y de la Cruz Moreno. Para la acusación, estos se trasladaban en un Renault Sandero, “proporcionando información respecto de los controles policiales o camineros”.

Fiscalía sostiene que los imputados “comercializaron de manera conjunta y organizada, entre sí y con personas cuya identidad aún no se ha podido establecer, estupefacientes ­cannabis sativa­, en diversas funciones de provisión, organización, distribución, transporte, aprovisionamiento, almacenamiento, fraccionamiento y venta del referido tóxico a consumidores y, en especial, a otra organización dedicada a la comercialización de estupefacientes ­cannabis sativa­ en la ciudad de Nogoyá, provincia de Entre Ríos”.

También se afirmó que “la organización con asiento en Nogoyá era liderada por Diego Fernando Orcellet, integrada bajos sus órdenes por Solange Ayelen Romero, Cesia Abigail Romero, y Orlando Gastón Godoy”.

Roles:

Sergio David Molina: proveedor

Horacio Esteban Viggiano: organizador, proveedor, distribuidor

Héctor Guillermo Viggiano: colaborador, asistente

Juan de la Cruz Moreno: transportista

Hugo Alejandro Ceola: organizador, proveedor

Cristian Alejandro Ceola: colaborador, asistente

Carlos Alberto Bernini: colaborador, asistente

Sergio Alberto Pross: colaborador, guardador

Diego Fernando Orcellet: organizador, vendedor

Solange Ayelen Romero: colaboradora, asistente

Cesia Abigail Romero: colaboradora, guardadora

Orlando Gastón Godoy: vendedor