18.3 C
Paraná
miércoles, octubre 5, 2022
  • Cultura
  • Muy
Más

    Niñez y adolescencia en la Paraná de los 90, reflejadas a través de la evocación

    Luego de un intenso período de escritura, María Mercado Doval concibió los relatos que integran «Las Promesantes», libro de su autoría editado por Abrazo Ediciones Paraná. El trabajo se presentará el sábado a las 19 en la ochava de la Casa de la Cultura.

     

    REDACCION EL DIARIO / [email protected]

     

    Los recuerdos configuran un patrimonio personal y social que constituye material fertil para la gestación de la narración. Al calor de la evocación, convocada por la memoria, los relatos que nacen de agrupar esos recuerdos, crecen y se proyectan del individuo al grupo en el tránsito que siguen un autor o autora quien, por una potente e irrefrenable necesidad interna, da forma a su obra, la exterioriza y la pone a circular.

    Ese es el camino recorrido por María Mercado Doval,  que  el próximo sábado a las 19 en la ochava de la Casa de la Cultura (9 de Julio y Enrique Carbó) presentará “Las promesantes”. “Muchas de las cosas que escribo toman forma por la necesidad que tengo de formar en oraciones lo que está sucediendo, lo que deseo contar”, confía.

    El vínculo de la escritura con esta poeta y docente paranaense nació en la Licenciatura en Comunicación Social. “Cuando emprecé la facultad empecé a escribir de manera sistemática. Eso fue en los años 2002 y 2003, recién a los 21 años de edad”, contó a EL DIARIO.

    En los 12 relatos que componen “Las promesantes” -quinto libro de su autoría que da a conocer-, la autora se propone transportar al lector a los años de la década del ’90.

    «A la distancia los años son un abismo», escribe. Sin embargo, los textos que da a conocer se detienen en detalles que reflejan muy bien un contexto de época: olores, sabores, nombres, anécdotas.

    La serie comprende un período que se extiende poco más de diez años, y que abarca el período de escolarización de la autora, que atraviesa toda la década de los 90 y concluye en 2001, cuando la autora concluyó su colegio secundario.

    «Crecimos pensando que todo lo valioso cabía en un VHS, TDK o un disco de 3 y 1/2» recuerda Mercado Doval acerca de un aspecto que definió esa década: el consumo.

    PROCESO

    A partir de la convocatoria de Abrazo Ediciones Paraná para publicar, la escritora se abocó al proyecto y en tres meses “surgieron estos relatos, transitados con intensidad y escritos con urgencia”.

    “Tengo excelente memoria”, explica Mercado Doval, que transitó su paso dentro del sistema educativo en un colegio privado confesional. De allí el título “Las promesantes”. De esa experiencia que alcanzó 14 años y recuerda vívidamente, la autora extrajo la materia prima para los textos.

    “Ciertos dichos y sensaciones son disparadores para comenzar a hilvanar el relato”, señala sobre el modo de construírlos. De ese modo el recuerdo pasa a ser el eje vertebral del libro, tanto como “las sensaciones de cómo se vivían las cosas en particular”.

    En esa perspectiva, al pasar los años, reconoce la autora, la distancia “hace que uno vea algunas cuestiones de otra manera -no solo por el tiempo- sino sobre todo por los cambios en el modo de construir la femineidad”.

    BIOGRAFÍA Y FICCIÓN

    “Tomo elementos de mi historia personal para ficcionalizar y los plasmo en estos relatos”, confía sobre la materia prima para esta serie de trabajos en la cual aparece asimismo cierto orden cronológico para ordenarlos del primero al último.

    Así aparecen las vivencias de una niña en la `década menemista´, también se hacen presentes las maestras, religiosos y otras voces que acompañaron a la protagonista en su infancia y adolescencia.

    “A la distancia, hoy podemos ver cómo los colegios han dejado paso a otras perspectivas sobre ciertos temas ligados a la sexualidad o a ciertos ritos  y convenciones que si no se respetaban señalaban -para quienes los quebrantaban- el castigo y la exclusión social”, sostiene la autora. Y allí aparece entonces en sus relatos una  marcada crítica “a lo que fue nuestra educación sobre todo desde lo confesional. Crecimos con un discurso que nos inculcó el temor, la culpa. Y estaba en sintonía con creencias que teniamos por esa época respecto a cómo debía ser una niña y como debia ser en un colegio católico”

    “Con sinceridad, estoy muy feliz por este resultado, por el libro”, asegura Mercado Doval. Y cuenta que la portada es una foto familiar -intervenida por el diseñador- en la cual están “mi madre y sus compañeras terminando séptimo grado”.

    El sábado, en la presentación, la escritora estará acompañada especialmente por un grupo de amigos que ha cosechado a lo largo de su paso por la actividad teatral, que realiza desde niña.

    “Me pareció interesante que estos textos, con un registro femenino, al ser experiencias narradas desde el punto de vista de una niña y adolescente, sean leídos por voces masculinas; que puedan ser teatralizados desde el recitado y la voz de tres hombres”, dijo la autora. Y adelantó que las lecturas serán enmarcadas por una serie de imágenes que se expondrán en el salón.

     

     

     

     

     

     

     

    RESUMEN DEPORTIVO

    Lo más leído

    Agroclave