11.4 C
Paraná
viernes, octubre 7, 2022
  • Entre Ríos
  • Muy
Más

    Cabandié se presentó en el Juzgado Federal de Victoria

    El funcionario nacional entregó información ampliatoria sobre las quemas, además de la aportada el 15 de julio en el Juzgado a cargo del juez Federico Martín.

     

    El ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Juan Cabandié, advirtió ayer que “si la justicia no toma acciones ejemplificadoras» citando a indagatoria a las personas vinculadas a los campos que se queman en las islas del Paraná, esta práctica «se va a seguir realizando», luego de su presentación en el Juzgado Federal de Victoria, Entre Ríos.

    El ministro se presentó acompañado por el secretario de Control y Monitoreo Ambiental, Sergio Federovisky, con quien entregó información ampliatoria sobre las quemas a la aportada el 15 de julio en el Juzgado Federal de Primera Instancia de Victoria, a cargo del juez Federico Martín, relacionada a los incendios en campos de Entre Ríos.

    Luego, ante la prensa, Cabandié recordó que “hace dos años y un mes nos presentamos como querellantes en la justicia por los incendios acaecidos en 2020. En agosto de ese año el Ministerio de Ambiente de la Nación tomó la competencia del fuego que antes estaba en otra jurisdicción del Estado nacional”.

    DENUNCIAS

    El ministro agregó que fueron “ampliando denuncias y trayendo información a partir de la geolocalización satelital que obtenemos, y por otro lado los cinco faros de conservación que hemos instaurado en distintas zonas del delta del (río) Paraná”.

    Cabandié ratificó que estos “focos ígneos tiene intencionalidad. Siempre procuramos que la situación se modifique, nos parece una situación muy penosa”.

    Y agregó que “hay distintos intereses que se ponen en juego. Hay intereses que tienen que ver con inmobiliarios en los terraplenes; con la actividad ganadera; pesca; caza, porque se quema para poder cazar con facilidad, y -hay menos- pero existen casos que tienen que ver con lo agrícola”.

    Sobre la presentación realizada, Cabandié explicó que estuvieron reunidos “con el juez Martini y el fiscal Kisimoto” con quienes acordaron “colaborar con transferencia de información sobre la geolocalización que poseemos”.

    “Al no tener nosotros el poder de competencia, es la justicia la que debe administrar los medios para realizar las acciones pertinentes que determinen quiénes son los titulares de esos campos y quienes los queman”, agregó.

    El jefe de la cartera de Ambiente explicó a la prensa que “el fiscal comunicó que va a comenzar con audiencias indagatorias a dueños de campos. Hay tierras fiscales que tienen usufructo, así que solicitamos a la provincia de Entre Ríos que le dé a este juzgado y a esta fiscalía los catastros” para identificar a los titulares de los campos donde se prende “permanentemente” fuego.

    Y advirtió que “si la justicia no tiene acciones ejemplificadoras tomando indagatoria a esas personas vinculadas a los campos que se queman, lamentablemente esa práctica va a seguirse realizando”.

    Un estudio presentado por el Observatorio Ambiental de la Universidad Nacional de Rosario (UNR) consignó que en las últimas horas se quemaron 10.000 hectáreas en el delta del Paraná.

    Consultado sobre el resultado de su gestión, el ministro evaluó que se van “conformes porque el fiscal nos comunicó que va a comenzar las indagatorias a los dueños de los campos. Eso nos satisface y pedimos que ojalá la provincia rápidamente entregue los catastros para hacer el cruce de información”.

    Recursos

    El ministerio que conduce Cabandié, a través del Servicio Nacional de Manejo del Fuego (SNMF) mantiene el despliegue de medios aéreos y personal para el combate de los incendios en el Delta del Paraná, organizado en dos bases operativas: una en la localidad santafesina de Alvear y la otra en la ciudad bonaerense de San Pedro.

    En la zona se encuentran disponibles para operar tres aviones hidrantes, tres helicópteros con helibalde, un avión observador del SNMF, dos helicópteros aportados por la cartera de Defensa y otro de la provincia de Buenos Aires.

    También fueron convocados -por el SNMF- un centenar de brigadistas y personal de apoyo perteneciente a las Brigadas Nacionales Sur y Centro, Parques Nacionales, las brigadas forestales de la Policía Federal Argentina y de la provincia de Buenos Aires.

    Un nuevo informe de la Facultad de Ciencias Médicas (FCM) de la Universidad Nacional de Rosario (UNR calificó a la quema de humedales en el Delta del Paraná como “uno de los peores desastres ecológicos” de la región «con graves consecuencias para la salud”.

    “Ecocidio”

    La Facultad de Ciencias Médicas (FCM) de la Universidad Nacional de Rosario (UNR) calificó a la quema de humedales en el Delta del Paraná como “uno de los peores desastres ecológicos” de la región «con graves consecuencias para la salud de la población”.

    La Facultad de Ciencias Médicas emitió un informe relacionado con los efectos que causa en la salud de la población de Rosario y alrededores las continuas quemas en las islas y el humo que generan, situación que torna irrespirable el aire en la zona.

    “Como consecuencia de esta práctica irresponsable y descontrolada se multiplican nuevamente las consultas por síntomas como tos, dificultad para respirar y silbidos en el pecho”, señaló el informe de la FCM al que Télam tuvo acceso.

    También, “ardor en los ojos, irritación faríngea, rinorrea y dolor de pecho, característicos de la intoxicación por humo con materias pequeñas”, precisa.

    Los gases y partículas producidas por las quemas «inferiores a 2,5 micrómetros, compuestas por carbono elemental, metales de transición, moléculas orgánicas complejas y compuestos orgánicos volátiles, recorren decenas de kilómetros e invaden zonas urbanas vecinas”.

    Y agregaron que esto genera “un incremento reiteradamente demostrado (a corto y largo plazo) de padecimientos respiratorios y cardiovasculares, existiendo además claras señales de su vinculación con enfermedades metabólicas (diabetes mellitus, por ejemplo) y cáncer”.

    La afectación se produce “aún en individuos sanos, pero es mucho más frecuente en niños, adultos mayores y mujeres embarazadas”, puntualizaron, y advirtieron que también ocurre “en pacientes con enfermedades alérgicas (25% de la población general) y enfermedad pulmonar obstructiva crónica (10% de los adultos)”.

    La FCM mencionó, además, que el decano de esa Facultad, Jorge Molinas, y el director de la Escuela de Graduados, Pablo Arias, elaboraron en 20202 «un informe sobre la contaminación del aire por humo y aumento de la morbimortalidad respiratoria y cardiovascular provocada por las quemas”.

    “Sin embargo, aún a costa de la salud de la población y de la biodiversidad de la región, los agroempresarios de los humedales siguen hoy intentando extender sus riquezas”, aseveraron desde la FCM.

    Finalmente indicaron que esos agroempresarios, están “encendiendo un ecocidio ante la desidia de los funcionarios que, imperturbables, permiten estas graves violaciones a las leyes de cuidado del medio ambiente”.

     

    RESUMEN DEPORTIVO

    Lo más leído

    Agroclave