12 C
Paraná
lunes, agosto 8, 2022
  • Sociedad
  • Muy
Más

    Editar libros, una odisea que tuvo sus precursores

    En los últimos se han multiplicado las editoriales dedicadas a publicar libros de autores locales. El fenómeno no puede hacer que se olvide el trabajo febril de escritores entrerrianos que buscaron hace medio siglo la forma de llegar a sus lectores. Este artículo repasa nombres clave y bucea incluso en los orígenes, cuando ni siquiera existían librerías.

     

    Griselda De Paoli / [email protected]

     

    Hubo un tiempo en que, en Paraná, no existían las librerías como tales y los libros se vendían junto a otra cantidad de artículos, en almacenes, boticas y hasta en las pulperías. Para muchos, juntarse con la lectura deseada era depender de suscripciones que eran entregadas periódicamente, hasta completar un volumen.

    Como otras cosas en la ciudad, esto cambió hacia 1854. A poco de instalarse aquí la Capital de la Confederación se registran tres librerías, la “Nacional” (Calle Ramírez 11, hoy San Martín); la “Librería Española (en calle San Miguel, hoy Buenos Aires) y la de Rojas y Rivas. Aun así, aún podían comprarse libros en otros comercios y Ofelia Sors nos dice en cuáles: en la “Cigarrería del Buen fumar”; en la “Cigarrería y Librería del Comercio”; en la Casa de Arigós y Cía.; en la botica de Eloy Escobar -de la que ya hemos hablado en otra oportunidad- y en la imprenta “El Nacional Argentino”. Señala la autora que a fines de 1860 se inauguró la “Librería Americana” de Carlos Casaballe, editor a cargo de la Imprenta Oficial y que, años más tarde, “los libreros comenzaron a suscribir en sus comercios las publicaciones de la época.

    Luego será el tiempo de los editores, vinculados a la publicación de semanarios y diarios, que avanzarán, desde sus imprentas con las publicaciones locales, en una ciudad y una provincia prolíficas en producción literaria.

     

    Otros tiempos

    Afirma Filiberto Reula que, entre fines del siglo XIX y comienzos del XX, las letras entrerrianas tenían quienes las cultivaban. “No pocos ocupan lugares prominentes en el ámbito nacional: José Álvarez (Fray Mocho), Martiniano Leguizamón, Osvaldo Magnasco, Evaristo Carriego, Gerchunoff, Chambrillón y los certámenes literarios y los juegos florales adquieren gran resonancia, por el número y la jerarquía de los trabajos presentados”.

    Así como la Capitalidad provincial de la Confederación tanto como la pérdida de esta condición para nuestra ciudad constituyeron un punto de inflexión en la historia ciudadana, la construcción del Túnel Subfluvial también lo fue y esa apertura, esa integración que se iniciaba, generó de algún modo una necesidad de afirmación de la identidad y un grupo de escritores representativo de la ciudad y de la provincia reaccionaron rápidamente, con Adolfo Golz a la cabeza, para mostrar la provincia a través de las letras, aunque el sello editor sea santafesino.

    Como solemos hacer en este espacio de EL DIARIO, buscamos crónicas, relatos, memorias que den cuenta o complementen los temas que abordamos. En este caso compartimos una nota publicada por el Centro Comercial e Industrial de Paraná con motivo del día del Comercio, en 1972. En la pieza de comunicación no figura el autor, pero nos refresca valiosos nombres y trayectorias.

    El éxito

    “Conjuntamente con el Túnel Subfluvial, en Paraná nació otro medio de integración de la provincia con el resto del país. Nos estamos refiriendo a los libros que integran la Colección Entre Ríos y que han alcanzado un grado de difusión que hasta el presente no se había logrado.

    “La colección Entre Ríos, que se publica bajo el sello de Ediciones Colmegna, de la cada vez más vecina ciudad de Santa Fe, cuenta en la actualidad con doce títulos, varios de los cuales ya se han agotado y uno ya se encuentra en su segunda edición, tal es el caso de Patria de la Miel, de José María Díaz, obra que además ha merecido una recomendación de las autoridades escolares de Entre Ríos para ser utilizado como libro de lectura en los establecimientos primarios.

    “La responsabilidad de dirigir la Colección Entre Ríos ha sido confiada al escritor Adolfo Argentino Golz, autor de varios libros y que hoy en día ocupa el cargo de Vicepresidente del Consejo Federal Consultivo de la SADE, Sociedad Argentina de Escritores, ente nacional que nuclea a los hombres de letras de nuestro país.

    “Hasta el presente en la Colección que nos ocupa han aparecido obras de Luis Sadi Grosso, Antonio Rubén Turi, José María Díaz, Arnaldo H. Cruz, Ricardo H. Alcolea, Gloria Montoya de Daneri, Francisco Ibáñez, Juan Carlos Wirth, Danilo Héctor Di Persia, Cristina Demonte, Rosa C. Troncoso y Oscar Viñovezky y próximamente de Susana R. de Antelo.

    “Es digno de destacar que los citados autores han hecho la presentación de sus obras en forma grupal en numerosas ciudades de Entre Ríos, estableciendo en dichas ocasiones interesantísimos coloquios con el público asistente a estos actos y estableciendo una valiosa corriente de promoción literaria, cuyos frutos han sido precisamente, un notable incremento en la venta de sus obras.

    “Para terminar digamos que recientemente apareció el libro De Orilla a Orilla, que, con una impactante fotografía de Daniel Santini en la tapa, recoge en sus páginas diez cuentos, cinco de autores santafesinos y cinco de autores entrerrianos, una forma más de contribuir a la integración de ambas capitales al ámbito nacional.”

    AL MARGEN

    Siempre es oportuno reflexionar sobre la ciudad. El desafío en este caso ha sido enriquecer una acción conjunta llevada adelante entre EL DIARIO y la Facultad de Humanidades, Artes y Ciencias Sociales de la Uader. De esta experiencia participan docentes, alumnos e invitados, con la idea de poner en valor los bienes comunes y también repasar los asuntos pendientes. Para comentarios y contribuciones, comunicarse a [email protected]

    [email protected] 

    [email protected]

     

     

    RESUMEN DEPORTIVO

    Lo más leído

    Agroclave