11.1 C
Paraná
sábado, agosto 13, 2022
  • Economía
  • Sociedad
  • Muy
Más

    Desarrollan una experiencia promotora de la cultura costera

    Un grupo de extensionistas de la Facultad de Bromatología de la Universidad Nacional de Entre Ríos viene desarrollando una propuesta que combina saberes gastronómicos, nutricionales y literarios en torno al pescado de río y su consumo saludable, junto a los pescadores artesanales de Gualeguaychú y la zona de influencia.

     

    Redacción EL DIARIO
    [email protected]

    El proyecto denominado “Tirando Redes” se diseñó en el marco del Año Internacional de la Pesca y la Acuicultura Artesanales (AIPAA 2022), con el fin de estimular el consumo, el agregado de valor y la oferta de pescado, de modo de contribuir con las economías locales, la inocuidad, la soberanía alimentaria y la ampliación de la oferta gastronómica.

    La iniciativa la llevan adelante un grupo de profesores, estudiantes, las y los pescadores artesanales, acuicultores y trabajadores del pescado, de la zona de Gualeguaychú, quienes de manera articulada empezaron a trabajar para fortalecer la seguridad alimentaria y el uso sostenible de los bienes naturales de la región. La propuesta es coordinada por María Clara Melchiori, docente y magíster en Ciencias de la Nutrición.

    Durante el 2021 el equipo llevó a cabo la Acción de Extensión “Los frutos y los pasos de mi pueblo”, recorrido que fue antecedente de la actual propuesta. “En este proyecto confluimos gastronómicos, bromatólogos, nutricionistas, estudiantes y docentes, para abordar diferentes aspectos sobre la manipulación higiénica y las formas de elaboración, de servicio y de conservación del pescado”, señaló la docente. La Cooperativa de Trabajadores Gastronómicos, integrada por egresadas de la Facultad, también forma parte de la iniciativa. “Con su colaboración nos permiten conocer más técnicas culinarias y complementar saberes”, sostuvo Melchiori.

    La puesta en común de recetas fue una de las actividades intercátedras.

    RECETARIOS. Entre las actividades intercátedras, se pusieron en común recetas “que pretendemos trabajar con cocineras de comedores escolares y comunitarios de Islas del Ibicuy, en una instancia de capacitación e intercambio, para promover el consumo de pescados de río de la zona”, mencionó. También “se elaboraron comidas para conocer el procedimiento correcto y posteriormente poder compartirlas en talleres específicos, en Villa Paranacito”.

    Desde la iniciativa además, se construyen espacios de diálogo para reforzar los vínculos entre las y los pescadores artesanales, el sector gastronómico local, las instituciones de ciencia y técnica, artistas locales e instituciones educativas. En ese sentido, bajo la premisa de librería temática y la organización de una profesora de la Biblioteca Popular Sarmiento de Gualeguaychú, se expusieron obras para las infancias y juventudes, relacionadas con el eje del proyecto.

    Se compartió la lectura de textos como parte de la propuesta.

    EN LAS LETRAS. La dimensión artístico-cultural es uno de los aspectos más relevantes que el equipo despliega. Así, junto a la Eduner se desarrolló el espacio El Río en la Palabra que congregó a personas provenientes de Letras, en el Mercado Municipal de Gualeguaychú. “Mientras, leíamos textos y escuchábamos música de niños isleños cantando y se recitaban poemas. Además, la profesora Gladys Zagert, que nos honró con su presencia, expuso una obra enmarcada en el agua y en el río”, describió Melchiori.

    Asimismo, a partir de la recopilación de poemas que pertenecen a escritores entrerrianos y evocan el paisaje ribereño, Tirando Redes dio origen a la colección de la Biblioteca Parlante Mirá lo que te Digo de la Facultad de Ciencias de la Educación. “Hoy ya tenemos 18 piezas sonoras disponibles para difundir”, resaltó la coordinadora y agregó que “a partir de ese trabajo trazamos un vínculo con Radio Nacional Gualeguaychú”.

    Una de las características del proyecto es que une distintos puntos de Entre Ríos. De esta forma, junto a integrantes de la Biblioteca Sandor Mikler, el equipo llevó a cabo diversas actividades en Villa Paranacito. En un trabajo conjunto con el Centro de Integración Comunitaria y la Departamental de Escuelas, se desarrolló una investigación en la totalidad de establecimientos educativos del ejido: “Construimos un mapeo participativo con el objetivo de conocer la visión sobre el consumo de pescado de la población isleña”, detalló la extensionista.

    Un grupo de profesores, estudiantes, las y los pescadores artesanales, acuicultores y trabajadores del pescado llevaron adelante el proyecto.

    MULTIPLICADOS. Con el fin de lanzar propuestas culturales participativas, hace poco el equipo extensionista realizó un encuentro en Paranacito en el que hubo concursos de literatura y de recetas saludables; se ofreció un itinerario de lecturas para las infancias y, a través de actividades, se invitó a recuperar fotografías y a recopilar recetas costeras de las familias que habitan el territorio isleño.

    “La recepción fue increíble. Observamos que la motivación de las integrantes de la Comisión Directiva de la Biblioteca Popular de Villa Paranacito es enorme. Ellas lanzaron, por su parte, otras tantas actividades, que se van a complementar con las nuestras”, concluyó Melchiori.

     

     

     

    RESUMEN DEPORTIVO

    Lo más leído

    Agroclave