Home, Paraná, Policiales, Política

Pidieron elevar a juicio la causa que involucra a Varisco y Celis

Fiscalía pidió la elevación a juicio de la causa que investiga al intendente de Paraná, Sergio Varisco, y a Daniel Celis, presunto líder de una organización dedicada a la venta de droga, por los supuestos vínculos entre el funcionario y la organización de Celis para comercializar cocaína en Paraná, Concordia y otras localidades entrerrianas.

 

Néstor Belini / Redacción EL DIARIO

 

El fiscal federal Carlos García Escalada entendió que la instrucción se encuentra completa y solicitó el martes 5 de febrero que se disponga la elevación a juicio de la causa que investiga al intendente de Paraná por la Alianza Cambiemos, Sergio Varisco, por los presuntos vínculos con la organización que lideraría Daniel Celis, alias Tavi, para comercializar cocaína en Paraná, Concordia y otras localidades de la provincia.

Varisco será juzgado por su rol como financista de actividades de comercio de estupefacientes. De acuerdo a la reconstrucción de los hechos que realizó el juez federal Leandro Ríos, que fue confirmada “unánimemente” por la Cámara Federal de Apelaciones de Paraná, “las actividades de comercio de estupefacientes llevadas a cabo por la organización liderada por Daniel Celis resultaron financiadas por el Presidente Municipal de Paraná Sergio Varisco, el concejal municipal Pablo Hernández, la funcionaria policial afectada en comisión de servicio al Área de Seguridad de la Municipalidad de Paraná Griselda Bordeira y el empleado de la Dirección de Tránsito de la Municipalidad Alan Viola (a quien se le atribuirá un rol como partícipe necesario)”.

El fiscal consideró que “tal imputación ha recibido en esta instancia acreditación suficiente, justificándose el requerimiento de elevación de la causa a juicio que aquí se formula”.

 

En relación a Tavi Celis, García Escalante destacó que de las escuchas telefónicas que obran en el expediente surge que “el encartado aparece como un claro eslabón en la cadena del tráfico ilegal del estupefaciente indicado y en particular en su rol de organizador y financiador, siendo plenamente consciente del sentido de sus actos, como así también de estar inserto en la cadena de tráfico ocupándose de establecer y coordinar todas las fases del comercio ilícito y la asignación de tareas a sus colaboradores”, añadiendo que “cabe recordar finalmente que durante la investigación Daniel Celis fue usuario de como mínimo ocho líneas telefónicas”.

 

En el pedido de elevación de la grave causa se destacó que “resulta aceptable la interpretación efectuada por la judicatura interviniente en el sentido de considerar que el Presidente Municipal de Paraná emprendió conductas de financiación de la fase inicial de las actividades de comercio de cocaína que llevara a cabo la organización delictiva liderada por Daniel Celis desde fines del año 2017 hasta mayo de 2018”.

 

“Tales conductas habrían sido llevadas a cabo mediante la intervención de Hernández y Bordeira, quienes de manera personal efectuaron entregas de dinero a Luciana Ernestina Lemos, alias Lu, Lupe o Lupita (ex pareja de Celis) en la sede del Palacio Municipal de Paraná, como así también a través de Viola y de una persona no identificada”.

 

El fiscal mencionó, entre la profusa prueba con las que cuenta, que “con motivo del hallazgo y secuestro de un equipo de telefonía celular en el pabellón N° 12 de la Unidad Penal N° 1 de Paraná, que era utilizado por Daniel Celis, se comprobó la existencia de un mensaje que le enviara el 5 de septiembre de 2017 a María Fernanda Orundes Ayala, en el que consignó: “X fin una buena arregle con el intendente”.

También señaló que “resulta razonable contextualizar tal expresión con el contenido de otros mensajes hallados en el teléfono celular mencionado. Así, en primer término puede mencionarse el intercambio de mensajes mantenido entre el 21 y el 26 de agosto de 2017, con el contacto agendado como “C. GANZA” –a quien la prevención identificó como Ramón González, secretario del concejal Roberto Sabbioni–, en el que Celis efectuaba reclamos relativos a la mala situación económica en la que se encontraba porque ‘lo que tenia lo puse en la campaña’.

 

En tanto que, en segundo término, se verificó además el envío de un mensaje el día 1 de septiembre de 2017 al abonado agendado como ‘Gonza’, con el siguiente contenido: ‘Este mes necesito 50 mínimo sabes viejo anda hablar con ni señora sabes ella te estuvo esperando’”

 

Además de Varisco, Celis, Lemos, Hernández y Bordeira, en la causa se encuentran procesados Eduardo Celis, alias Narigón o Cholo; Wilber Figueroa Lagos, alias Tío o Pariente; Jonathan Jesús Heint;, Juan Manuel Gómez, alias Nacho; Nahuel Jonathan Celis, como coautores; y Alan Viola, como partícipe necesario, por el presunto delito de Comercialización de estupefacientes, agravado por haber sido cometido con la intervención organizada de tres o más personas.

Se les atribuye que “entre los primeros días de septiembre de 2017 y el 2 de mayo de 2018, comercializaron de manera conjunta y organizada –entre sí y con personas cuya identidad y rol aún no se ha podido establecer– estupefacientes cocaína en diversas cantidades, asumiendo y ejerciendo diversas funciones de organización, financiación, provisión, distribución, aprovisionamiento, almacenamiento, abastecimiento, venta, reventa y compra del referido tóxico a distintas personas en la ciudades de Paraná y Concordia de la provincia de Entre Ríos y desde la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Dichas conductas organizadas de comercialización de estupefacientes fueron constatadas en ocasión de realizar tareas de investigación e inteligencia en el plazo antes indicado…”.
Lemos también será juzgada por la comisión de los delitos de Adulteración o supresión del número o grabado de un arma de fuego y Tenencia de arma de uso civil sin la debida autorización.

El fiscal añadió que “además, el comercio de estupefacientes verificado entre las fechas consignadas, como así también de acto individual de compraventa de estupefaciente y las tenencias descriptas (todas conductas integrativas de la actividad organizada de comercialización), tanto del tóxico como de los efectos señalados, lo era en el marco de una organización conjunta de los ciudadanos mencionados, la cual tenía por objeto la comercialización de estupefacientes clorhidrato de cocaína en las ciudades de Paraná y Concordia de la provincia de Entre Ríos, y se desarrollaba coordinadamente por los mencionados en co–autoría, distribuyéndose los roles detallados”.

 

Los roles

Tavi Celis: organizador/proveedor/financiador

Luciana Lemos: colaboradora/asistente

Eduardo Humberto Celis: almacenador/ colaborador/ asistente/ vendedor

Nahuel Jonatan Celis; (colaborador/asistente

Figueroa Lagos: proveedor

Heintz: adquirente/revendedor

Gómez: adquirente/revendedor

Varisco: financiador/adquirente

Bordeira: adquirente/colaboradora

Hernández: adquirente/colaborador

Viola: colaborador