12 C
Paraná
lunes, agosto 8, 2022
  • Política
  • Muy
Más

    Cancilleres del G20 ser reunirán en Indonesia para una cumbre

    Bali será sede mañana y el viernes de una reunión de cancilleres del G20 que abordará la guerra ruso-ucraniana y su impacto en la seguridad energética y alimentaria mundial, en el primer encuentro de estas características desde el inicio de la invasión ordenada por Moscú, el 24 de febrero último, y con la presencia del ministro de Exteriores ruso, Serguei Lavrov.

     

    El canciller Santiago Cafiero participará de la reunión, cuyo temario girará «en torno del multilateralismo y los problemas globales de la actualidad, especialmente enmarcados en la pospandemia, el conflicto en Ucrania y sus consecuencias sobre la seguridad alimentaria y energética mundial», según se detalló en un comunicado, en el que se consignó además el arribo del ministro a Indonesia, acompañado por la secretaria de Relaciones Económicas Internacionales, Cecilia Todesca Bocco, y de la jefa de Gabinete de la Cancillería, Luciana Tito.

    El G20 incluye a los países occidentales que acusan a Rusia de crímenes de guerra en Ucrania e impusieron un inédito paquete de sanciones para asfixiar su economía, pero también a China, Indonesia, India y Sudáfrica, un poderoso bloque no alineado con el anterior ni con las críticas al Kremlin.

    En medio de la tensión que se anticipa, el portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores alemán, Christian Wagner, dijo que la reunión no será una «cumbre normal» ni «una actividad habitual», mientras el anfitrión, Indonesia, intenta mediar.

    En su condición de anfitriona y presidenta pro-tempore del bloque, Indonesia se ha visto atrapada en el centro de una tormenta geopolítica en torno de la guerra, intentando atenuar las amenazas de las potencias occidentales de boicotear las reuniones.

    «No es momento de atizar tensiones que puedan afectar a la recuperación económica global y mucho menos amenazar a la paz mundial (..), es necesario que todas las partes pongan fin a sus roces y rivalidades», dijo el presidente indonesio, Joko Widodo, en un mensaje publicado por la prensa estatal indonesia.

    Sin embargo, pese a los intentos de Widodo, se teme que en lugar de proporcionar unidad, las conversaciones acaben exacerbando las divisiones existentes en torno del conflicto en Ucrania.

    Alemania preside el Grupo de los Siete países industrializados y coordinará en Bali cómo responder a Lavrov a la luz de la guerra en Ucrania, dijo el portal alemáb DW.

    Los jefes de las diplomacias estadounidense, rusa y china, Antony Blinken, Lavrov y Wang Yi, respectivamente, asistirán a la reunión, que sentará las bases para una cumbre de líderes del G-20 en noviembre.

    Será la primera vez que Blinken y Lavrov estén en las mismas cuatro paredes y no hay indicios de que tengan previsto reunirse por separado.

    El Departamento de Estado anunció ayer que Blinken sostendrá conversaciones por separado con Wang en un momento de relaciones particularmente tensas entre Washington y Beijing, potenciadas por los estrechos lazos de China y Rusia.

    Por otra parte, en contraste con recientes reuniones con socios de la OTAN, Blinken se encontrará entre diplomáticos de países que no se alinean con el enfoque estadounidense del conflicto en Ucrania, y están más preocupados por su impacto en su realidad nacional, entre ellos India, que aumentó sus compras de petróleo ruso en momentos en que EEUU y Europa buscan neutralizar ese flujo de ingresos para Moscú.

    China e India, además de Sudáfrica y Brasil, no se han sumado a la férrea oposición de Washington y la Unión Europea a la invasión de Ucrania, e incluso algunos han rechazado categóricamente los pedidos occidentales de unirse a las condenas hacia el conflicto.

    Todo este escenario pondrá cortapisas al intento de lograr un consenso del G-20 sobre los esfuerzos para atenuar los impactos alimentarios y energéticos del conflicto, adelantaron observadores internacionales citado por portales informativos de internet.

    EEU buscará que el G-20 apoye una iniciativa -respaldada por la ONU- para liberar unos 20 millones de toneladas de cereales ucranianos para exportarlos principalmente a Medio Oriente, África y Asia.

    «Nos gustaría que el G-20 responsabilice a Rusia e insista en que apoye esta iniciativa», dijo Ramin Toloui, subsecretario de Estado para Asuntos Económicos y Comerciales.

    Estas discrepancias anticipan una reunión potencialmente polémica antes de la cumbre del G-20 de noviembre en medio de dudas sobre si a ella asistirá el presidente ruso, Vladimir Putin .

    Washington no desea que Putin asista, y en caso de que así ocurriera, presiona a Indonesia para que extienda una invitación al presidente ucraniano Volodimir Zelenski.

    Desde Bali, Blinken viajará a Bangkok, Tailandia, para compensar una visita que se vio obligado a cancelar a fines del año pasado debido al Covid, donde, además de reunirse con funcionarios tailandeses, lo hará con refugiados que huyeron de la violencia política y la represión en curso en Myanmar (exBirmania) desde que un golpe de Estado derrocó a un Gobierno civil en febrero de 2021.

    RESUMEN DEPORTIVO

    Lo más leído

    Agroclave