9.8 C
Paraná
lunes, agosto 8, 2022
  • Política
  • Muy
Más

    “Hoy un gobierno revolucionario es un gobierno con sentido común”

    De visita en la capital provincial, y en medio de una apretada agenda de actividades, Frigerio dialogó con EL DIARIO sobre los principales temas que afectan a los entrerrianos como la faltante de combustible, la educación y los subsidios al transporte.

     

    Redacción EL DIARIO
    [email protected]

    Rogelio Frigerio fue elegido diputado nacional por la provincia de Entre Ríos el año pasado en una elección en la que superó el 50% de los sufragios. Ese resultado lo posicionó como el candidato a gobernador de Juntos por el Cambio con más posibilidades de llegar a ocupar la Casa Gris en las próximas elecciones.

    En diálogo con EL DIARIO, Frigerio repasó los principales temas de interés provincial, como la escasez de gasoil, las inequidades en la distribución de subsidios al transporte y las deficiencias en el sistema educativo. Pero también opinó sobre temas políticos como la implementación de la boleta única en las elecciones provinciales.

    “Hoy un gobierno realmente revolucionario en la Argentina es un gobierno con sentido común, que respete la Constitución y que no robe. Solamente con esas tres cosas se pueden hacer tremendas transformaciones”, señaló entre otros conceptos.

    “Las transformaciones van a llevar mucho tiempo sí, pero lo que ocurre en cada desafío de esta magnitud es que hay que animarse a dar el primer paso”, subrayó Rogelio Frigerio. Foto: Juliana Faggi.

    COMBUSTIBLE.

    —La faltante de gasoil afecta en todo el país y particularmente en Entre Ríos. ¿Cuáles podrían ser las posibles soluciones o alternativas a la crisis del combustible?

    —Primero, claramente, esta es una crisis que podría haber sido evitable porque los transportistas y el sector rural argentino hace rato que vienen anticipando esta situación, diría desde diciembre del año pasado. La desidia, la falta de interés por los problemas de la gente, la falta de gestión de este gobierno del kirchnerismo hace que lleguemos a esta situación dramática. La falta de gasoil se da en plena cosecha gruesa para nuestra provincia, además de la cosecha de cítricos, y eso impide que el fruto del trabajo de nuestra gente pueda ser comercializado. Es gravísima la situación. Pero primero para resolver los problemas hay que aceptarlos, hay que reconocerlos y es lo que el gobierno no hace. Después, sentarse a dialogar con todos los actores que sufren esta situación para encontrarle una solución. No puede ser que estemos viviendo la falta de gasoil en un país que tiene recursos energéticos que yacen bajo nuestro suelo y esperan que un gobierno con sentido común los aproveche. Nosotros tenemos gas, tenemos petróleo y tenemos que importarlos a precios cada vez más caros producto de la guerra en Ucrania.

    —Esa situación se complica aún más con la falta de dólares…

    —Además no hay dólares. La gente huye del peso y se refugia en una moneda dura. Toda esta situación es evitable. No estamos condenados a vivir de esta manera, pero necesitamos un gobierno que en lugar de ocuparse de pasarse facturas entre ellos, de sacarse el lazo de la responsabilidad de habernos llevado a esta situación, se ocupe al menos de intentar resolver los problemas concretos de los argentinos.

    —¿Esta situación se podría haber aliviado con el corte del biodiesel más alto?

    —Puede ser, pero no creo que esa sea la causa de la actual crisis, probablemente podría haber amortiguado un poco esta situación. Pero acá hay un problema mucho más profundo que tiene que ver con la falta de previsión de un gobierno que hace más de dos años está gobernando la Argentina y no la puede gestionar.

    —La obra del gasoducto de Vaca Muerta, ¿sería la solución estructural?

    —Estamos ante una oportunidad histórica. El precio de los productos argentinos está por las nubes. La soja tiene niveles récord, todos los alimentos, producto de esta situación mundial están por las nubes. El gas y el petróleo son productos que escasean y nosotros tenemos gas, tenemos petróleo y tenemos alimentos. Pero no tenemos un gobierno con sentido común que nos permita aprovechar esta situación. De hecho, si se hubiera avanzado en la gestión de afianzar los vínculos entre la Unión Europea y el Mercosur hoy tendríamos una situación distinta, pero el gobierno kirchnerista también cortó ese proyecto que había comenzado la gestión anterior.

    COLECTIVOS.

    —En Paraná, todos los meses hay paro de colectivos. Es un problema que según se coincide, tiene su base en la mala distribución de los subsidios al transporte. ¿Cuál es su análisis de esa inequidad con respecto al AMBA y las provincias?

    —Nosotros habíamos corregido bastante la asimetría que había entre los subsidios al AMBA y al interior del país y también este gobierno, lamentablemente, volvió a distorsionar esto dándole mayor cantidad de subsidios al AMBA que al resto de la Argentina. El transporte público por lo general en todos los países del mundo se subsidia, por distintas razones, entre otras por razones medioambientales, del tránsito, etcétera. Se dice que un país es desarrollado no cuando todos tienen un automóvil sino cuando los ricos andan en transporte público. Es algo que el Estado tiene que promover y debe tener una presencia importante. Esto hay que hacerlo pensando en un país federal en serio y lamentablemente también hemos retrocedido en ese aspecto.

    —¿Hay un proyecto para mejorar esa distribución?

    Sí, se está discutiendo como para corregir esta distorsión de subsidios entre el Área Metropolitana y el resto del país.

    “Para resolver los problemas hay que aceptarlos, hay que reconocerlos y es lo que el gobierno no hace”, definió el diputado nacional en relación a la crisis del combustible. Foto: Juliana Faggi.

    ELECCIONES.

    —Yendo al plano político, desde Junto por el Cambio impulsan la implementación de la boleta única a nivel nacional, ¿también en Entre Ríos?

    —Creo que sí. Después de más de un siglo de votar de la misma manera esto se vuelve anacrónico y hay que mejorar la calidad de nuestra democracia, hacer más equitativo la competencia entre las distintas fuerzas políticas. Lo interesante de esto es que está impulsado por una fuerza política que no se beneficia, particularmente, por la boleta única. Porque nosotros, en el caso de Entre Ríos, tenemos más de un fiscal por mesa, tenemos la capacidad de militancia territorial que nos permite entregar la boleta en todos los hogares. Y sin embargo creemos que avanzar hacia la boleta única es avanzar hacia una mejor democracia donde haya más equidad en la competencia entre partidos políticos que no tengan estas facilidades. Por supuesto que esto además implica un ahorro muy importante para un Estado quebrado como la Argentina y también hay un cuidado del medioambiente. Todos sabemos de los millones de boletas que se terminan quemando después de cada elección.

    —¿Y qué piensa del desdoblamiento de las elecciones provinciales en relación con las nacionales?

    —Esa es una potestad que tiene el Gobernador. Él decidirá cuando tiene que ser la elección. Yo no creo que se pueda especular con eso. Yo estoy convencido y cada vez más lo siento en la calle y hablando con los vecinos que hay una enorme voluntad de apostar por algo distinto después de 20 años de estar gobernados por el mismo signo político sin respuesta para los problemas concretos de la gente. Creo que se empezó a plasmar ese sentimiento que se ve en la calle de que no estamos condenados a vivir para siempre de esta manera, que tenemos una salida, que tenemos que aprovechar este enorme potencial que tenemos como provincia. Hoy un gobierno realmente revolucionario en la Argentina es un gobierno con sentido común, que respete la Constitución y que no robe. Solamente con esas tres cosas se pueden hacer tremendas transformaciones.

    —Pero eso lleva tiempo…

    —Va a llevar mucho tiempo sí, pero lo que ocurre en cada desafío de esta magnitud es que hay que animarse a dar el primer paso.

    “Estamos en emergencia educativa”

    El Gobernador anunció que se implementará la extensión de la jornada educativa después de las vacaciones de julio. EL DIARIO consultó a Rogelio Frigerio su mirada respecto de tal decisión y de la educación, en general.

    —Creo que estamos en emergencia educativa. Hay muchos problemas en la Argentina, pero creo que el peor es el deterioro de la calidad de la educación, de lo que aprenden nuestros jóvenes en la escuela. Por supuesto que estoy a favor de ampliar la cantidad de horas que nuestros hijos van a la escuela, pero creo que no alcanza, que hay que hacer cambios en término de lo que se enseña. Tenemos que seducir al 50% de los jóvenes que se retiró de la escuela y no termina el secundario, para que vuelvan. Es vital para el futuro de la provincia, del país que esto se corrija y para eso tenemos que enseñar algo que los jóvenes sientan que les sirve para enfrentar los complejos desafíos del trabajo del siglo XXI. Hay que hacer muchos cambios, hay que animarse a hacer esos cambios, hay que capacitar mejor a nuestros docentes y tenemos que tener herramientas modernas para que nuestros jóvenes puedan enfrentar estos desafíos complejos que ya están ocurriendo.
    Tenemos que recuperar el terreno perdido, ese año y medio de escuelas prácticamente cerradas, con una virtualidad que solo fue posible para unos pocos sobre todo para sectores de mayores recursos, pero los sectores más vulnerables prácticamente perdieron un año y medio de educación. Eso ha hecho que la escuela, sobre todo la escuela pública que era el único igualador social potente que tenía la Argentina, también haya fracasado en ese aspecto. Hoy hay muchas más diferencias entre los niños vulnerables y los niños de los sectores más acomodados que lo que había en el pasado, producto de esta distorsión que existe en nuestra educación. Tenemos que recuperar ese tiempo perdido, una de las herramientas es ampliar la cantidad de horas que los estudiantes pasan en la escuela y no es la única.

    —¿Qué otras serían?

    —Serían también los contenidos, estamos trabajando proyectos de tener más escuelas de oficios, sobre todo incluyendo escuelas de oficios digitales, escuelas donde se enseñe programación que es lo que más demandan las empresas en todo el mundo, en la Argentina y en Entre Ríos también. Tenemos que pensar con mucha amplitud y con mucha energía y convicción cómo hacemos para que tengamos una mejor educación en la Argentina. Hemos retrocedido muchísimos casilleros en términos relativos con otros países de Latinoamérica en algo que la Argentina era claramente una potencia, que era en términos de la educación pública. Pero no está todo perdido, insisto que con sentido común, con criterio, con convicción y realmente poniendo la educación como una prioridad esto se puede corregir. Hay que entender que invertir en educación hoy probablemente no sea algo que el gobierno de turno lo pueda aprovechar políticamente. Y eso no nos tiene que importar porque todos debemos estar convencidos que lo realmente relevante es asegurar un futuro distinto para nuestros jóvenes.

    Frigerio, Lousteau y Sarubi participaron después del acto de inauguración de un monumento del ex Presidente Raúl Alfonsín.

    Lousteau, Sarubi y Frigerio compartieron un acto en La Paz.

    El senador nacional Martín Lousteau y el diputado nacional Rogelio Frigerio encabezaron ayer un encuentro de Evolución en La Paz e inauguraron un monumento al ex Presidente Raúl Alfonsín junto al intendente local Bruno Sarubi.

    «Es importante el trabajo territorial que viene haciendo el radicalismo. Tienen que ser protagonistas en la búsqueda de poder y tienen que seguir siendo la columna vertebral de este frente», manifestó Frigerio en el Club Independiente de La Paz.

    Y amplió: «Tenemos que estar preparados para gobernar y transformar Entre Ríos desde el primer día. El desafío es enorme, hay una voluntad de cambio e indudablemente sentimos que los entrerrianos no estamos condenados a ser gobernados de esta manera, pero para poder cambiar la realidad tenemos que estar cerca de la gente; escuchando y acompañando».

    A su turno, Lousteau explicó que “Evolución está trabajando para renovar el radicalismo y Juntos por el Cambio, y aquí, en La Paz, Entre Rios, hay un extraordinario intendente, que es Bruno Sarubi, que asumió a los 28 años y está haciendo una gran gestión, hizo el 33% de las cloacas y reordenó el municipio en un contexto muy difícil y estamos con un montón de intendentes con los que vamos a apoyar a Rogelio Frigerio para que sea gobernador”.

    Al tiempo que resaltó: «Somos un espacio nuevo, integrado por dirigentes jóvenes, a lo largo y ancho del pais, que sueñan con un país diferente. Que tienen otra cabeza y otra cultura política y cuentan con la experiencia, la vocación, la capacidad de gestion y la voluntad para transformar el Estado y cambiar las cosas de verdad».

    Por su parte, el anfitrión e intendente de La Paz, Bruno Sarubi puntualizó: “Que Rogelio (Frigerio) y Martín (Lousteau) estén acá es muy importante, significa que estamos haciendo historia. Estamos escribiendo la historia de las futuras generaciones. El cambio se viene y estamos acá porque queremos gobernar la provincia de Entre Ríos».

     

     

    RESUMEN DEPORTIVO

    Lo más leído

    Agroclave