9.8 C
Paraná
lunes, agosto 8, 2022
  • Cultura
  • Muy
Más

    El litoral, presente en el 17º Festival de Teatro de Rafaela

    Del 9 al 17 de julio se realizará una nueva edición del Festival de Teatro cuyo epicentro es la ciudad de Rafaela pero que también suma a sus dos históricas sedes de Suardi y Ataliva, hasta donde llegan algunas de las obras programadas. Este año, podrá verse “Misterio”, del Grupo Escénico RES (Santa Fe-Paraná), protagonizado por Ciro y Juan Berrón y Pablo Vallejo.

     

    Mónica Borgogno / [email protected]

     

    Desde 2005 se realiza el Festival de Teatro de Rafaela de reconocida proyección regional y nacional. Este año, la cita será del sábado 9 al domingo 17 de julio, con lo cual retomará su versión histórica, en temporada de invierno; pues en 2020 no pudo ser y en 2021 se hizo, pero entre octubre y noviembre y mayoritariamente en espacios al aire libre.

    Ahora recupera su espacio habitual y clásico –identitario, dicen los organizadores-, dentro del receso de julio y se ofrece, duplicando los esfuerzos de las apuestas que emergieron de la última edición y que resultaron sumamente productivas y aplaudidas. En particular, el año pasado se había celebrado la iniciativa del dictado de Laboratorios de Creación Escénica dirigidos a artistas locales que además de formarse, luego se mostraban en el marco de la programación del Festival. En 2022, la propuesta en cuestión continúa.

    Desde la gestión se ha escuchado la importancia de la inclusión de los artistas locales y sobre todo, de los artistas callejeros que promovieron un debate sobre los espacios, el reconocimiento y el arte pero además, se emocionaron pisando y brillando en escenarios como el del Cine Teatro Belgrano, por caso.

    Este festival de teatro de calidad, de elencos de distintos puntos del país y de la misma ciudad anfitriona, organizado por la Secretaría de Cultura de la Municipalidad de Rafaela y la cogestión del Instituto Nacional del Teatro y el Gobierno de la Provincia de Santa Fe, en esta ocasión concentra una oferta de 33 espectáculos.

    Al respecto, el director artístico del Festival, Gustavo Mondino, en diálogo con EL DIARIO, destacó el crecimiento y la trayectoria de esta fiesta en la Perla del Oeste. “Celebramos volver a tener una edición más normalizada si se quiere, en invierno, que vuelve a ganar muchos espacios de la ciudad y se diversifica en otros no convencionales como el vestuario del Club Atlético Rafaela, el Cementerio Municipal, el auditorio del profesorado de la Escuela Normal o un aula del Complejo Cultural del Viejo Mercado, entre otros. Todos lugares que vamos sumando para posibilitar un crecimiento importante y tener en cantidad de obras, un número similar al de los mejores momentos de la historia de nuestro festival: Tenemos 33 espectáculos, 8 de los cuales son locales. Cuatro son producciones de los Laboratorios de Creación Escénica, más otra obra elegida por concurso, una participación de artistas callejeros rafaelinos como teloneros de los espectáculos en plazas, y además, el desfile de apertura y el estreno de una experiencia de realidad virtual. En total contabilizamos unos 100 artistas de la ciudad. Eso nos da mucha alegría porque es una consecuencia y un modo de acercarnos, que lo posibilita el tiempo que ya lleva el Festival, ese tiempo que hace que muchas cosas decanten, tanto para nosotros como organización como para los artistas rafaelinos que quieren estar presentes”, resaltó.

    De la presentación de la programación, participó Claudio Stepffer, secretario de Cultura, el intendente de Rafaela, Luis Castellanos, y Gustavo Mondino, director artístico del Festival.

    Lo propio

    El significado y la magnitud que cobró lo producido en los laboratorios junto a diversos directores y pertenencias estéticas, el impacto que generó la experiencia de esa formación y luego, la inclusión en la grilla del festival, más los aplausos que cada presentación generaba entre el público, hizo que se mantuvieran. La cifra de los asistentes, habla de una demanda, un deseo, una necesidad de los locales. “Hubo un total de alrededor de 55 artistas de Rafaela participando en los cuatro espacios de laboratorio. Eso que empezamos, hoy sigue con cuatro directores diferentes que dan la oportunidad de trabajar bajo distintas miradas, y también de conocerse entre ellos en esos procesos”, subrayó Mondino al tiempo que anticipó: “Por otra parte, en esta edición pusimos eje en espectáculos pensados para toda la familia y los más pequeños, porque no hay carpa de circo esta vez. Pero las obras que solían ir ahí van a pasar por plazas y también decidimos usar la sala del Cine Belgrano no sólo para llevar ahí espectáculos de apertura y cierre del festival sino que ahí va a haber varias funciones de obras, así como el aula C del Complejo Cultural del Viejo Mercado. Este último tiene capacidad para 80 espectadores y ahí programamos propuestas más íntimas de teatro de objetos y de títeres”.

     

    Programación surtida

    A la apropiación de esta fiesta de parte de los rafaelinos que suele apreciarse en la apertura de boletería y el rápido agotamiento de algunas entradas que se da cada año, se suma el apoyo de los comercios e instituciones locales así como de la prensa especializada del país y la generosa difusión de la prensa local.

    “Este entramado de suma de voluntades, trabajo y colaboración, llevan a que la décimo séptima edición del FTR continúe proyectándose como uno de los eventos de las artes escénicas más destacados del país”, señalaron los organizadores en la presentación de la programación que hicieron hace unos días. Se trata de un festival que “se sigue expandiendo con propuestas diversas reafirmando así la continuación sostenida de una política pública local que brinda, además de entretenimiento, espacios de reflexión, debate y crecimiento ciudadano, a la vez que democratiza el acceso a la cultura y potencia la formación de artistas locales”, definieron.

    Con el afán de acercar al público local y regional un panorama general de la escena nacional, este año llegan al FTR propuestas escénicas de la Ciudad de Buenos Aires, Rosario, Santa Fe, Córdoba, Tucumán, Neuquén, La Plata y El Bolsón.

    Entre ellos está “Misterio (una obra de una obra”, una producción del Grupo Escénico RES de Santa Fe- Paraná. En ella participan Ciro Berrón, Juan Berrón y Pablo Vallejo que interpretan un biodrama sobre la obra de danza – teatro “Magnética Fe”, que el grupo realizó en el año 2018.

    Escenas de «Misterio»… con Juan Berrón, Ciro Berrón y Pablo Vallejo, se programó para el sábado 16 a las 15 y a las 17 en el Centro Cultural Viejo Mercado.

    En comunicación con EL DIARIO, Pablo Vallejo comparte las expectativas que le genera la participación en este festival. “Hace muchos años que el grupo viene trabajando en la danza teatro y yo colaboro con ellos, desde 2018. Estamos contentos y emocionados de participar en el Festival de Rafaela por lo que representa no solo en la provincia de Santa Fe sino a nivel nacional”, comentó.

    “Esta obra se hizo en un momento muy crítico en el que por diversos motivos la obra `Magnética Fe` había quedado con cuatro actores. Los procesos, como los elencos son tan efímeros, cuesta mantener las obras. Y nosotros teníamos la necesidad de mantener el trabajo artístico, por eso armamos este biodrama. Cuando decidimos armar este nuevo proyecto, vino la pandemia y fue otro gran obstáculo que tuvimos.

    Pero “Misterio” nos sigue dando alegrías. Pudimos entrar en la Fiesta Nacional de Teatro, viajamos a festival de Antofagasta (Chile) y ahora, Rafaela. Lo que hicimos fue confiar en los vínculos que habían quedado, incorporar al hijo de Juan Berrón que tiene 16 años, que nos hace el aguante para mover la obra”, contó Vallejo.

    Escena nacional

    De la abultada programación se destacan diversas propuestas como la que podrá verse en la Escuela Municipal de Música Remo Pignoni. Allí se programaron dos propuestas que, desde diferentes puntos de vista, analizan la compleja trama de los vínculos parentales. Así, desde Tucumán llegará “Estamos grabando”, pieza de autoficción de Guadalupe Valenzuela en la que la historia de una ciudad, tres mujeres y la voz de un padre son los materiales que dan paso a preguntas por la identidad, la patria, el tiempo, sus repeticiones y sus diferencias. Por su parte, “Las cargas”, de Christian García, explora los vínculos familiares a partir del juego escénico: un sencillo dispositivo ficcional tuerce la trama para componer una serie de escenas domésticas que interpelan tanto como conmueven.

    En tanto en La Máscara tendrá lugar “The big mountain”, del platense Braian Kobla, una propuesta transdisciplinar que se estrena en el FTR22.

    Mientras que el Museo Municipal Usina del Pueblo será el escenario de dos producciones que llegan a Rafaela de la mano del joven director e intérprete cordobés Ignacio Tamagno. Allí se verá “La Sapo”, work in progress coproducido por el Festival Internacional de Buenos Aires y el Festival Santiago Off de Chile, y “Proyecto Migrante”, producción argentino-danesa que narra las desventuras de Ignacio en un viaje que no resulta tal cual fue planeado, sino todo lo contrario.

     

    «Proyecto migrante», de Ignacio Tamagno.

    También en el circuito de las obras en espacios no convencionales se presentará, en el vestuario del Club Atlético con dirección del mendocino Agustín Daguerre, “Un hueco”, una comedia dramática de Juan Pablo Gómez, sobre los ritos de despedida y la desautomatización del comportamiento en los velorios. Esta obra, vale reseñar, se hizo también en Entre Ríos con la dirección del recordado Lito Senkman.

    Y “Nada de carne sobre nosotras”, adaptación escénica de Analía Couceyro sobre relatos de Mariana Enríquez, propondrá un site specific en el Cementerio Municipal. Susana Pampín y Ariel Farace, entre otros, se darán cita para invocar con la lectura, el hecho teatral, presente, latente, en el sitio de los deudos y los muertos.

    Imagen de «Imprenteros» de Lorena Vega.

    “Imprenteros”, la premiada obra documental de Lorena Vega sobre el amor, el trabajo y el oficio en tiempos de crisis despiadadas; “Late el corazón de un perro”, de Franco Verdoia, sobre el pasado de una mujer, su maternidad y su deseo en un pueblo de provincia; “Rota”, unipersonal dirigido por Mariano Stolkiner e interpretado por Raquel Ameri quien da voz y cuerpo a quien intenta hacer su duelo entre los juicios de la sociedad que la rodea, o “Yo también quiero ser un hombre blanco heterosexual”, de la dramaturga chilena emergente Carla Zúñiga, desde El Bolsón con dirección de Luciano Delprato y Darío Levín-, son algunas de las tantas obras que sobresalen de la programación de este año.

    RESUMEN DEPORTIVO

    Lo más leído

    Agroclave