18.4 C
Paraná
miércoles, agosto 17, 2022
  • Paraná
  • Muy
Más

    Un espacio que vincula el río y la naturaleza con el turismo

    Cruzando el Paraná, frente a la costanera, se encuentra un lugar de gran riqueza en flora y fauna que puede ser visitado en paseos guiados. Es un área natural protegida perteneciente al Sistema Provincial de Áreas Naturales Protegidas de la provincia de Entre Ríos.

     

    SANTIAGO DALZOTTO / [email protected] 

    Una flamante propuesta frente a la costanera paranaense tiene lugar en el Islote Curupí, un espacio pensado para paseos turísticos y principalmente educativos.

    EL DIARIO recorrió la isla y pudo conocer cómo avanza el proyecto y cuáles son sus principales objetivos.

    Cabe destacar que esta isla tiene aproximadamente 18 hectáreas con una gran vegetación que permite apreciar una riqueza natural incomparable en cada uno de sus rincones. Este lugar es un área natural protegida, que pertenece al municipio y es patrimonio de todos los paranaenses.

    Dante Gariboglio, referente de la Asociación A Ñangareco Nderejhe (Cuidamos lo que es de todos), acompañó a EL DIARIO durante la recorrida y resaltó cuáles son los objetivos del lugar y las actividades que se realizan desde que se habilitaron los primeros senderos.

    “Buscamos vincular al hombre de la ciudad con la naturaleza”, resaltó Dante Gariboglio, referente de la Asociación A Ñangareco Nderejhe. Fotos: Juliana Faggi.

    “Hemos arrancado con todo nuevamente después de un parate que tuvimos con la culminación de algunas obras y estamos muy satisfechos con la concurrencia, con el público que vino a este lugar, con el vecino paranaense que se ha sorprendido y salió muy gustoso con la recorrida del lugar”, señaló en el inicio del diálogo sobre los primeros visitantes de este año.

    Y agregó: “El lugar quedó muy lindo, es un trayecto muy interesante, se hace un recorrido con explicaciones de lo que es la flora y fauna, la historia del islote y se va tratando de vincular al hombre de la ciudad con la naturaleza para que ocurra ese contacto beneficioso que lo favorezca”, resaltó Gariboglio.

    Quienes visitan los senderos se encuentran con un ecosistema de árboles, plantas y animales, entre ellos patos silbadores, caráus, gallardas garzas blancas, bullangueras gallinetas y gallaretas, gallitos de agua, esbeltos y armoniosos teros reales, además de chajá, centinela del río y biguá.

    CENTRO DE INTERPRETACIÓN. Es un proyecto turístico, cultural y ambiental impulsado por la asociación A Ñangareco Nderejhe, con el apoyo de la Municipalidad de Paraná.

    La segunda etapa se denomina Proyecto Caracol (por la forma de la construcción principal), la cual consta de un centro de interpretación de la flora y fauna, de estudio del comportamiento del río y del ecosistema fluvial, grupos sanitarios y espacios áulicos, entre otros. Dicho espacio estará ubicado en el refulado central del Islote.

    “Recién hicimos la primera etapa que son las pasarelas oeste, en donde se encuentran las pasarelas, el muelle y el sector de recepción. Ahora en lo que vamos a estar avanzando es en la parte neurálgica de este proyecto que es el centro de interpretación. Es un centro que va a estar en el medio de la isla, es un edificio en forma de caracol que va a albergar allí un museo interactivo, un espacio de aulas para el dictado de clases y un espacio de investigación permanente de lo que es la flora y la fauna y el comportamiento del río”, indicó Gariboglio.

    “También habrá un espacio para el cuidador y dormitorios  para los investigadores. Esta es la parte central del proyecto Curupí que justamente tiene mas allá de la cuestión turística, tiene la finalidad de hacer un monitoreo constante de la flora y fauna de la isla, y sobre todo de proteger lo que es el entorno fluvial de la isla”, agregó.

    Con respecto al avance de la próxima etapa de la obra, Gariboglio indicó que ya está proyectada y diseñada, solo falta conseguir una parte de los fondos para la construcción.

    La última etapa es la construcción de una pasarela lineal de unos 350 metros desde el este hacia el refulado central, además de un muelle fijo y uno flotante.

    El proyecto de la Asociación A Ñangareco Nderejhe apuesta a un lugar educativo para las escuelas de Paraná y la región.

    —¿Cómo es la actividad diaria en la isla?

    —Durante la semana, de lunes a viernes, estamos haciendo la visita con escuelas con una coordinación previa y esta semana particularmente hemos estado trabajando con la campaña de sensibilización que ha dispuesto la Municipalidad de Paraná con visitas gratuitas para los vecinos paranaenses.

    Según pudimos conocer, la idea es poder continuar con esta idea entre semana recibiendo a escuelas y los fines de semana y feriado a todo el público en general.

    Por su parte, uno de los integrantes de los Cuidadores de la Casa Común y un baquiano del río desde hace muchos años, Luis “Cosita” Romero, también habló con EL DIARIO y destacó la materialización  que hay dentro de cada sendero. “Cualquier persona que llegue al islote se le va a cambiar la vida, sobre todo a los más chicos que guardan el recuerdo por mucho tiempo. Este lugar es de todos y hay mucho por conocer y aprender en este espacio”, expresó Romero.

    Visitas guiadas para las escuelas

    Si bien todavía falta la construcción del Centro de Interpretación, las escuelas tienen abierta la posibilidad de participar de paseos en una actividad conjunta con el municipio.

    Las autoridades de las escuelas deberán inscribirse para poder llegar hasta el Islote Curupí con los y las estudiantes y la guía turística con la que se recorre el espacio natural.

    Esto es muy importante atendiendo a que se deben inscribir previamente para poder coordinar los cruces en lancha que para las instituciones educativas son financiadas por el municipio.

    Durante la semana, el gobernador Gustavo Bordet y el intendente Adán Bahl recorrieron la isla.

    Un monumento natural

    El monumento natural Islote Municipal es un área natural protegida perteneciente al Sistema Provincial de Áreas Naturales Protegidas de la provincia de Entre Ríos. Comprende únicamente al islote Municipal o Curupí (antes llamado  El Dique o del Puerto), ubicado en el km 600 del río Paraná  a 220-290 m de la costa del parque Urquiza, frente al Puerto Nuevo. Pertenece al dominio de la Municipalidad de Paraná.

    El banco de arena aparecía normalmente en momentos de bajante del río Paraná desde al menos 1918 y se formó establemente en 1943 luego de un período extenso de bajante que permitió que se desarrollara flora y acumulara sedimentos. Se ubica de este a oeste con un largo de 1 km y un ancho máximo de 0,25 km alcanzando una superficie de unas 15-16 ha. El islote posee una pequeña laguna en su centro y se halla afectado por las fluctuaciones del río Paraná. El acceso es únicamente por embarcaciones.

    Una investigación universitaria encontró en el islote 141 especies de plantas vasculares correspondientes a 46 familias.

    El islote pertenece en propiedad a la Municipalidad de Paraná por donación hecha por el Gobierno provincial por decreto-ley n.º 4816 sancionado y promulgado el 12 de septiembre de 1969.

    Por decreto municipal, el 21 de julio de 1995 fue declarado área natural protegida y cedido en comodato a la asociación ambientalista (ONG) A Ñangarecó Nderejhé. La Dirección Provincial de Producción Vegetal y Recursos Naturales lo incorporó al Sistema Provincial de Áreas Naturales Protegidas mediante resolución n.º 195 del 9 de agosto de 1995.

    El 15 de octubre de 1997 fue promulgada la ordenanza municipal n.º 7961 por la que el municipio de Paraná adhirió a la ley provincial n.º 8967 de Áreas Naturales Protegidas, definiendo la categoría de manejo «monumento natural» para el islote Municipal. Por la ordenanza n.º 8211 el islote Municipal fue anexado al parque Urquiza manteniendo su caracterización como área natural protegida.

    Fauna

    Entre la fauna avistada en el islote se hallan: coipos, carpinchos, lobitos de río, gatos monteses comunes, comadrejas coloradas y la overas o comunes, murciélagos de la familia Vespertilionidae, micromamíferos de la familia Cricetidae, sapos comunes, sapitos de panza colorada y las ranas del género Hyla. Entre los reptiles está la yarará grande, culebras, el lagarto overo, lagartijas de la familia Teiidae, la tortuga de río y la de laguna.

     

     

     

     

     

    RESUMEN DEPORTIVO

    Lo más leído

    Agroclave