12 C
Paraná
lunes, agosto 8, 2022
  • Sociedad
  • Muy
Más

    Para descubrir las más de 200 especies de El Palmar

    A la altura del kilómetro 198 de la ruta nacional N° 14, se ingresa a este Parque Nacional, el primero creado en la provincia en 1966, que ostenta un reservorio único de palmeras. El lugar tiene una zona de camping, senderos interpretativos e históricos con una salida al río Uruguay, que es aprovechable y disfrutable en cualquier época del año.

     

    Redacción MUY / [email protected]

     

    La infinidad de palmeras que concentra el Parque Nacional El Palmar, podría ser parte de una consigna inicial para recorrer y acaso adivinar la cantidad de ejemplares.

    No es novedad, decir que deslumbra el paisaje que aquí se ve. A cualquier hora del día y época del año en que se lo visite, las almas más sensibles saben disfrutar de este predio natural de una superficie total de 8.213 hectáreas, declarado sitio Ramsar, esto es, un humedal de importancia internacional.

    Creado en 1966, este palmar es el mayor privilegio de los entrerrianos, la perla turística de la que se precia toda la costa del Uruguay, podría decirse.

    Para quienes la opción le queda lejos o simplemente quieren conocer antes de embarcarse al lugar ahora tienen la posibilidad de hacer una visita virtual en https://360.parquesnacionales.gob.ar/el-palmar/ Este atractivo recorrido permite una aproximación al Parque con un sinnúmero de enlaces e información de interés.

    Como el Parque tiene diversas zonas, entre ellas una para acampantes, suele ser muy elegido para pasar unos días de vida en carpa, durante un fin de semana largo o en período de vacaciones.

    Si no se dispone de más tiempo, también es una escapada para un día.

    En el Centro de Visitantes, los guías y guardaparques acercan información sobre las especies con que uno se puede topar caminando por los senderos peatonales interpretativos -todos de diferente duración y baja dificultad-, como El Mollar y el Sendero Histórico “Calera del Palmar” en que se encuentran ruinas jesuíticas.

     

    Las caminatas tienen bajadas peatonales a la desembocadura del arroyo Los Loros y otras al río Uruguay, donde con una lonita en la mochila, se puede hacer una parada para un picnic o merienda a orillas del agua.

    Cerca del ingreso, hay un restorán, paseo de artesanías, proveeduría y sanitarios, miradores y un servicio de excursiones en bicicleta o canoas como Capybara Aventura, al que se accede a través de reservas previas.

    Mirar bien

    Ir predispuesto al avistaje y reconocimiento de fauna, flora nativa y aves, es parte del paseo, ya sea a pie por el sendero de dificultad media “De la Selva” – que requiere registro obligatorio en Centro de Visitantes e informar regreso- o del paseo vehicular al Mirador del arroyo Los Loros, el Mirador del Arroyo El Palmar, o bien el Mirador La Glorieta, en los que hay distintos observatorios de aves y puntos panorámicos.

    Según comentan los guardaparques, la fauna está habituada a la presencia humana, por eso es muy común divisar un carpincho, un zorro, un lagarto overo o una vizcacha, en el recorrido. “Recordamos no alimentarlos ni acercarse demasiado; es importante no perturbar a los animales”, insisten desde el Parque Nacional.

    Durante época invernal, los visitantes concurren los fines de semana. En verano, es para estadías más largas, dada la posibilidad de un chapuzón en el amigable río Uruguay.

    Contingentes de estudiantes o jubilados suelen elegir este destino para descansar o como viaje de estudios. Llegan desde Córdoba, Buenos Aires, Santa Fe, desde diferentes puntos de la provincia e incluso del vecino Uruguay, de acuerdo a lo informado. Dato al margen: jubilados y pensionados, entran sin cargo al igual que los menores de 5 años.

    También están los que llegan hasta aquí para hacer senderismo y observación de aves. “Todos los caminos son de dificultad baja, simples de hacer. Hay un sendero más largo, de tres kilómetros, para mostrar la selva ribereña, el palmar pastizal y los bajos inundables. Como existe una diversidad de ambientes, eso hace que la vegetación y fauna sea muy diversa. Tenemos más de 200 especies de aves registradas en el Parque”, subrayaron desde el Centro de Visitantes.

     

    Microrregión

    Desde la administración de El Palmar sugieren estar atentos a las novedades y actividades específicas que se difunden en la página de Facebook.

    Por otra parte, como El Parque está enmarcado en la microrregión Tierra de Palmares, articula con servicios de alojamiento, gastronomía y otros atractivos que hay en las inmediaciones, como Ubajay, Villa Elisa, Colón, San José, Pueblo Liebig, San Salvador o General Campos.

    Así, bien frente al Parque está el Refugio de Vida Silvestre La Aurora del Palmar, que ofrece camping, comedor y hospedaje en vagones de ferrocarril reacondicionados; las cabañas del Complejo “Mirador del Palmar” (a 2 km al sur de la entrada del Parque).

    Ya en Ubajay, a 6 km, hay diversos alojamientos y sitios para comer.

    Y tanto en Colón (a 54 km por RN 14), como en Concordia (a 65 km) ya hay una mayor oferta hotelera y gastronómica.

     

    Más información

    Los interesados, contactarse al teléfono: 03447 49-3053.

     

     

     

    RESUMEN DEPORTIVO

    Lo más leído

    Agroclave