19.2 C
Paraná
viernes, julio 1, 2022
  • Entre Ríos
  • Nosotros
Más

    Continúa la crisis por la falta de gasoil y sube el precio

    En los surtidores, el valor del combustible tuvo un incremento superior al 12% que es el que anunció el gobierno. En la venta mayorista, los valores se van arreglando día a día según las posibilidades de entrega.

     

    Redacción EL DIARIO / coordinació[email protected]

    La falta de gasoil que afecta a todo el país continúa generando una crisis en todos los sectores productivos. En Entre Ríos, la escasez del combustible se evidencia sobre todo en las estaciones de servicio de las rutas donde se pueden ver largas filas de camiones que se encuentran esperando para cargar en los surtidores o bien aguardando a que llegue la provisión desde la petroleras que se encuentre sujeta a cupos semanales.

    Por otra parte, en el sector agropecuario la situación se complica día a día no solo por la falta de combustible sino también por los precios que se cobran por litro, que van subiendo a medida que proveerse de gasoil les resulta más difícil.

    Actualmente, luego del aumento del 12% establecido por litro de gasoil algunas estaciones de bandera llegan a cobrar  por sobre ese incremento y el precio alcanza a $ 200 por litro.

     

    PRECIOS. “Sigue igual la situación. Hay faltantes de gasoil”, definió en diálogo con EL DIARIO Alfredo Bel, de la Federación Agraria Argentina, filial Entre Ríos.

    “La mayoría de los productores se proveen por mayoristas y distribuidores. Algunos de esos distribuidores son de bandera y otros de bandera blanca. Normalmente el de bandera blanca puede llegar a disponer de gasoil, pero con precios distintos al de bandera, más caro. Aún así, hay casos en los que los de bandera aumentaron más del 12%, hay surtidores que están a más de ese precio. Yo he visto surtidores a $ 200, en un surtidor de bandera”, aseguró el dirigente agropecuario.

    Pero en la venta al por mayor o a granel, los precios varían y fluctúan según las existencias y disponibilidades en el merado: “A granel hay de todo tipo de precios. El distribuidor, supongamos que sea una cooperativa, negocia el valor camión por camión. Ha pasado que han mandado gasoil premium y han tenido que pagar $ 220 o $ 230, porque era lo único que tenían disponible”, ejemplificó.

    En cuanto a la actividad que se está desarrollando en el campo, señaló que ya finalizó la cosecha gruesa, la de maíz y soja y actualmente se realiza la siembra.

    “Se terminó prácticamente la cosecha gruesa, maíz y soja, que está prácticamente concluida. Se sembró la mitad del trigo. Pero en Entre Ríos hay muchas otras actividades: está la avicultura, la citricultura, el tambo, los productores que tienen feedlot. Hay muchas actividades que están en el día al día y no son cíclicas como una cosecha. Siempre es intensivo. Un productor citrícola tiene que llevar al mercado un producto perecedero que tiene que ser trasladado a Buenos Aires, Córdoba o Salta. No pueden arriesgarse a no tener combustible suficiente para ir y volver”.

    Con respecto a la medida que se tomó hace un par de semanas que aumentó el nivel de corte en el biodiesel, Bel consideró que eso puede constituir una mejora en la situación.

    “Es un alivio, en un tiempo se va a ir viendo el impacto de eso. Argentina tiene todas las condiciones para hacerlo, tiene la materia prima. En este momento de crisis internacional nos damos el lujo de tener buena parte de esa industria ociosa. Las pymes dedicadas al biodiesel trabajaban para el mercado nacional y las grandes empresas exportaban. Ahora con esta medida que se adoptó por 60 días les permite a las empresas grandes volcar biocombustible en el mercado interno. Ahora hay que ponerse de acuerdo con los precios y es un gran problema”, hizo notar.

    Es que señaló que toda esta situación en las que los precios se adaptan a la escasez tiene su implicancia en toda la economía: “El productor toma el precio y no lo traslada. Tiene su matriz de costo y vende al mercado. El trigo, el maíz, la soja sigue valiendo lo mismo. La cadena subsiguiente que puede poner su valor, como por ejemplo el alimento balanceado, estos aumentos de combustibles los trasladan a precios. Eso sin ninguna duda va a ser inflacionario, no existe otra posibilidad”.

    Transporte

    En otro sector importante de la economía, el del transporte de carga, la faltante de gasoil pega muy duro y prácticamente lo inmoviliza.

    Sebastián Gotte, de la Cámara de Transporte de Carga de Concordia, describió para EL DIARIO: “La situación sigue igual. Es imposible conseguir combustible. Nos siguen cargando muy pocos litros de gasoil y las unidades nuestras necesitan cargar por lo menos 400 litros y están consiguiendo en la provincia son 50 o 100 litros. Los precios que hoy se están consiguiendo son fuera del mercado legal y en blanco. No se puede pelear una competitividad. Hay una ruptura en los mercados, no hay una transparencia. Es una radiografía de la situación como país a causa de la falta de planificación a nivel nacional. También la falta de compromiso con la producción. Están queriendo reprimir las manifestaciones de los compañeros en Buenos Aires y es un reclamo justo, porque lo estamos sintiendo todos los sectores productivos. La falta de combustible tiene que poner en alerta a todos los argentinos, es realmente preocupante y crítico lo que está pasando”, concluyó.

    El desabastecimiento de combustibles podría seguir

    Aumentó el gasoil, los nuevos precios en Paraná

    RESUMEN DEPORTIVO

    Lo más leído

    Agroclave