Patrón derrotó 3 a 2 al Sabalero desde los 12 pasos, tras igualar 1 a 1, y se instaló entre los 16 mejores equipos. En Rosario, Ábila (que falló el penal decisivo) puso en ventaja a los de Santa Fe, mientras que Sosa lo empató para los de Paraná. El arquero Altamirano fue la gran figura del partido ya que detuvo dos penales, uno en el partido y otro en la definición.

Patronato fue un poco más efectivo en la definición desde el punto del penal, le ganó a Colón, en el Coloso Marcelo Bielsa de Rosario, y avanzó este miércoles a los octavos de final de la Copa Argentina. Fue 3 a 2 desde los 12 pasos, tras igualar 1 a 1 en el tiempo reglamentario, allí Ramón Wanchope Ábila abrió el marcador para el Sabalero, mientras que Alexander Sosa lo empató para Patrón, que se enfrentarán en octavos de final al ganador del cruce entre Gimnasia y Esgrima La Plata y Flandria.

El partido

Patronato fue más en la primera parte, es que manejó mejor la pelota, se posicionó en campo rival y tuvo opciones claras de abrir el marcador, pero se topó con el arquero Ignacio Chicco. El equipo de Facundo Sava no dejó que su rival se acomodara en el campo de juego prácticamente en ningún momento y casi no creó situaciones. De igual manera a los 29 minutos de la primera mitad tuvo la gran chance de abrir el marcador.

Tras un centro de Eric Meza, Juan Guasone impactó la pelota con su mano dentro del área y el árbitro Pablo Dóvalo cobró penal. La Pulga Rodríguez se hizo cargo de la ejecución y cruzó su remate de derecha, pero el arquero Facundo Altamirano lo contuvo de manera espectacular.

Después no pasó mucho más y se fueron al descanso sin abrir el marcador.

Pero en la segunda mitad los roles se invirtieron, es que Colón salió decidido a llevarse puesto a Patronato, y al minuto tuvo la apertura del marcador en los pies de Wanchope Ábila, pero el delantero desvió su remate. A Patrón le costó mucho a la vuelta del descanso y no pudo repetir lo del primer tiempo.

Y así fue que a los 10 minutos que llegó la apertura del marcador. Tras una asistencia del Pulga Rodríguez, Ábila recibió y enganchó dentro del área chica, y de zurda abrió el marcador. Patrón sintió el golpe y después del gol, el conjunto santafesino pudo aumentar la ventaja, pero desperdició sus chances.

Hubo que esperar un rato (a los 28′) para que Patronato llegara a la igualdad gracias a una gran jugada individual de Alexander Sosa. El delantero juntó a los dos centrales de Colón, se los sacó de encima, y con un tremendo zurdazo empató 1-1 el partido.

Ya en el final el equipo de Sava despilfarró varias chances de contragolpe como para liquidar la historia, pero chocó con Chicco y el partido terminó 1-1.

La definición fue a los penales y Patronato fue un poco más efectivo y se quedó con el pasaje a los octavos de final.