14.8 C
Paraná
domingo, julio 3, 2022
  • Sociedad
  • Nosotros
Más

    Hustle: Un Adam Sandler que sorprende

    Desde su estreno el 8 de junio en Netflix, la nueva película producida por LeBron James y protagonizada por Adam Sandler, está dando que hablar.

     

    El motivo es sencillo, Sandler deja de lado las comedias y los chistes fáciles (por no decir de gases), para introducirse al drama, como ya lo hizo anteriormente para la recomendada, Uncut Gems (2019).

    En esta oportunidad, Adam se convierte en un cazatalentos que recorre el mundo en busca de jóvenes promesas para un equipo de la NBA. En uno de sus viajes, llega a España donde conoce a Bo Cruz, interpretado por el basquetbolista Juancho Hernangómez, quien se destaca en las competencias barriales, pero nunca jugó ni practicó de forma profesional. Pero, desde La Caja Negra nos preguntamos: ¿qué tiene de diferente Hustle?

    Lo primero que destacamos del film, es la gran actuación de Adam Sandler, que demuestra que puede mostrarnos una faceta mucho más dramática, como ya lo han hecho actores de comedia, como por ejemplo Jim Carrey o más a nivel local, Guillermo Francella. Sin embargo, pese a tener química con su coprotagonista, todo el peso dramático recae en él, debido a que la mayoría del elenco está compuesto por basquetbolistas profesionales y no por actores.

    Otro punto a favor de la película, es el mensaje que transmite. Pese a que el basquetbolista español, tiene el talento y las condiciones físicas para jugar en la liga más competitiva de básquet, el problema está en su cabeza, al “bloquearse” ante la primera dificultad que le surge. El personaje de Sandler se ocupa de ayudarlo a superar sus miedos con montajes de entrenamiento, por momentos muy extenso, al mejor estilo de Rocky (1976).

    Desde el aspecto técnico y escenografía, no hay mucho que destacar, ya que al tratarse de estadios reales de equipos de la NBA, no necesitan mucho para que resulten creíbles. Lo que no queremos dejar pasar, son los planos y los juegos que hacen con la cámara en cada oportunidad que Hernangómez juega un partido.

    No encontramos aspectos negativos para traer a colación, pero nos hubiera gustado ver a Queen Latifah (Chicago 2002), en un rol más activo dentro de la película y no solo como la esposa del protagonista. Además, la fórmula de superación esta vista tantas veces en cine, que por momentos resulta predecible.

    En resumen, Hustle es una agradable película que los amantes de la NBA van a emocionarse con cada cameo que tienen los profesionales, pero que no deja de lado a las personas ajenas a este mundo y que nos demuestra que Adam Sandler tiene varios matices para mostrar y disfrutar.

     

    Nota final: 7,5

     

     

    RESUMEN DEPORTIVO

    Lo más leído

    Agroclave