Cultura, Entre Ríos, La Provincia, Show, Sociedad

Mariana Baraj: “La música es una herramienta de curación para todos”

La cantante y percusionista visitó Entre Ríos para brindar talleres y presentar su música en Paraná y Diamante. En una entrevista con EL DIARIO, destacó la receptividad del público y reflexionó sobre el significado de la música y sus búsquedas y hallazgos en la música popular de raíz folclórica.

 

Carlos Marín

Integrante de una generación signada por la búsqueda y la proyección de la música popular de raíz folclórica en la Argentina, Mariana Baraj es cantante, percusionista, charanguista y compositora. Nació en Buenos Aires, y creció rodeada por música. Eligió expresarse con su voz, magnífico instrumento, y luego sumó la percusión para redondear una propuesta que la identifica y la ha hecho reconocida en el país y el extranjero.

Con casi 20 años de carrera, poseedora de una voz y los instrumentos, da vida a un universo musical personal y cautivante. Es un ejemplo de compromiso musical, trabajo independiente, auto gestionado y de constante búsqueda por ahondar en sus raíces.

Desde Salta, donde eligió vivir, sale a recorrer el país para hacer lo que le da placer: compartir el canto con otros a través de conciertos y talleres. Con ese propósito estuvo en Entre Ríos y visitó Paraná y Diamante. En la capital provincial brindó un taller y un recital en el Centro Cultural La Vieja Usina. Entrevistada por EL DIARIO, luego de tres días en la provincia, la artista reconoció haber vivido “tres días entre Paraná y Diamante compartiendo e intercambiando con la gente y me encontré con un público muy receptivo y cariñoso”.

También concretó un encuentro con el Colectivo de Mujeres Compositoras. “Fue muy nutritivo para todas intercambiar ideas, experiencias, sentimientos, pensamientos y seguir realizando aportes para la concreción de la Ley de Cupo femenino en la música en vivo impulsada por nuestra colega Celsa Mel Gowland y la Campaña Por más mujeres músicas en vivo. Por escenarios más equitativos e igualitarios”.

HALLAZGOS

– ¿Qué te cautivó de la percusión, al punto que la has colocado como eje central de tu propuesta como artista? y ¿qué te deslumbró del folklore latinoamericano?

-Creo que la percusión es latido, pulso y es la conexión con esa instancia primera de la vida. Es lo más orgánico de nuestro sentir. Mi primer instrumento fue la batería y a partir de comenzar a tocar instrumentos de percusión ligados al folklore latinoamericano es que me encontré con un universo muy rico y variado que me dio la posibilidad de incorporar diferentes ritmos y técnicas. Lo deslumbrante del folklore latinoamericano es esa gran raíz que nos hermana en la diversidad.

– En relación con la voz, al canto, que también es clave en tu trabajo ¿cómo se trama el vínculo entre la percusión con el decir cuando encarás la composición?

-Encontré en la combinación del canto y la percusión mi canal de expresión y mi propia voz. Cuando encaro la composición muchas veces es desde la percusión pero otras, trabajo con instrumentos armónicos. Ambas son situaciones interesantes y bien diferentes, desafíos que también piden cosas distintas y muchas veces se complementan.

-¿Hay vínculos entre poder expresar una emoción a través de la voz y el canto y el bienestar de una persona? ¿Qué pensás sobre eso?

-Cantar nos hace bien a todos ya que mueve fibras muy intimas y nos conecta con nosotros. La voz está muy ligada a las emociones, es algo que nuestro espíritu necesita y agradece. Creo que eso es la música, una herramienta de curación para todos.

CLAVES

-¿Qué debe contener una canción para conmoverte al punto que decidas incorporarla a tu repertorio?

-Hace varios años y varios discos que comencé a componer mis canciones y cada vez estoy más en sintonía con la composición, pero si tengo que elegir alguna canción para interpretar me conmoverá por su melodía y su mensaje; aunque si su melodía es bella, pero su mensaje no termina de convencerme, seguro quedará en el camino.

-Como artista reconocida y con proyección internacional, has llegado a Oriente ¿Cuáles son las razones por las cuales tus canciones han conquistado públicos de nuestro país y del planeta?

-En el caso puntual de Oriente, a partir de mi cuarto disco Churita, que fue el primero con composiciones propias, un sello japonés se interesó por editar mis discos. Por eso viajo a Japón con cada edición para presentarlos. Me gusta pensar todos los trabajos con un concepto y seguir mi línea de búsqueda, creo que esos podrían ser algunos elementos que llamen la atención.

– Cuando componés, ¿establecés distinciones al concebir una pieza para público infantil en relación a una dirigida a un auditorio de adultos?

-No, eso sería subestimar el universo infantil por eso mi manera de abordar ambos proyectos es igual. En materia de composición es la misma metodología. Puede cambiar en el armado del show, ya que siempre hay una puesta en escena en el show para niños.

LO QUE VIENE

-¿En qué proyectos trabajas actualmente? ¿Por dónde transitan tus búsquedas artísticas/estéticas y personales?

-Estoy trabajando en varios proyectos, un disco nuevo para niños y un disco a dúo con Dany Lopéz, compositor y productor uruguayo. También en un disco junto a Cuatro Minimal, colectivo de artistas de Japón, Corea y México.

-¿Tenés algún proyecto que anhelás, aún no pudiste concretar, y esperás realizar en algún momento?

-Trato de concretar todo lo que anhelo; pero hay un proyecto que está relacionado con temáticas de violencia de género en el que vengo trabajando hace varios años y espero poder terminar este año.

-¿A quién recordás como un referente clave en tu formación y a lo largo de tu vida?

-Son mucho mis referentes pero mi papá, Bernardo Baraj, ha sido mi primer maestro y alguien que me marcó un camino. Tengo la suerte de trabajar y compartir proyectos con grandes músicos y de haber tenido grandes maestros y todos me han dado más herramientas para mi desarrollo y muchos son una gran influencia.

LOGROS.

-Como artista vinculada a la música popular de raíz folklórica, ¿qué significa en lo profesional haber sido distinguida tres veces con el Premio Gardel y a la vez que te hayan invitado a participar en el festival Lollapalooza 2018?

-Recibir premios siempre es muy reconfortante -aunque uno no trabaje para eso- porque es el reconocimiento a tu trabajo. Los Premios Gardel que gané han sido muy importantes para mi, sobre todo porque es la gente de la industria y tus colegas los que participan de la votación.

La invitación para el Lollapalooza 2018 ha sido para tocar con “Churo!”, el proyecto para niños, y ha sido hermoso estar ahí y compartir con todas las familias mi propuesta.

-¿Por qué elegiste Salta para vivir?

-El amor me condujo a Salta. Mi marido es salteño y hace ya ocho años que vivo en la provincia luego de vivir 40 en Buenos Aires.

-¿Qué es la música?

-Para mi es todo, es vibración que modifica estados de ánimo y siempre te conecta con algo bueno.

Trayectoria y reconocimientos

Mariana Baraj nació en Buenos Aires, en 1970. Es la primera mujer percusionista argentina que ha utilizado accesorios en sus pies. Es docente y formadora de toda una nueva generación de mujeres que siguen su mismo camino, búsqueda estética y que la toman como modelo.

Desarrolló un estilo propio en el género del canto con caja y ha instalado su formato “Solo Set” convirtiéndola en pionera por haber combinado el canto y la percusión sumando nuevos elementos a la música folklórica argentina.

Fue ganadora del Premio Gardel 2016 y 2011, “Mejor álbum artista femenina de folklore”, también resultó ganadora del Premio Clarín en 2005 “Revelación de Folklore” y fue nominada a los premios Latin Grammys 2017.

Su proyecto solista -que cuenta ya con nueve discos- la ha llevado a participar de los más destacados festivales alrededor del mundo en países como Alemania, Brasil, Chile, Uruguay, España, México, Estados Unidos, Paraguay, Senegal, Japón, Corea, Palestina e Israel.