32.2 C
Paraná
martes, noviembre 29, 2022
  • Paraná
  • Muy
Más

    Patito Sirirí: los intereses y los “privilegios” de algunos actores

    El Concejo Deliberante de Paraná solicitó que el predio ubicado frente al Patito Sirirí sea declarado de utilidad pública. El informe del secretario de Planeamiento y Desarrollo Territorial de la Municipalidad aclara unos puntos, deja para el debate otros y propone algunos que son, al menos, polémicos.

    Néstor Belini / [email protected]

     

    El secretario de Planeamiento y Desarrollo Territorial de la Municipalidad de Paraná, Guillermo Federik, se expidió acerca del pedido del Honorable Concejo Deliberante de Paraná para que se declare al predio ubicado frente al Patito Sirirí como de utilidad pública. Fue mediante un informe que es un “análisis comprensivo de la situación que se sintetiza en los siguientes apartados”. El abordaje aclara puntos –que, paradójicamente siempre estuvieron claros-, deja para el debate otros y propone alternativas que, al menos, resultan polémicas.

    En el informe se adjuntó otro elaborado por la Dirección de Cartografía y Datos Especiales en el que se detalla “la cronología de los sucesivos trámites y acuerdos entre el Estado Municipal y los titulares dominiales de las facciones que diera base a la sanción de la Ordenanza 7963/97 que aprueba el amanzanamiento apertura de calles y loteo”. Añade que “de esta documentación surge con claridad los derechos reales de los titulares de las fracciones interesadas por el HCD para ser declaradas de utilidad pública”. Es decir: la titularidad, tantas veces puesta en duda siempre estuvo clara y a la vista de quien quisiera verla, tal como lo informó EL DIARIO en distintas oportunidades y cuando desde algunos sectores se mal informaba a la sociedad.

     

    Expectativas y “privilegios”

     

    El informe de Federik determina un valor del predio basado en 185 dólares por metro cuadrado, que para una superficie de 17.259,50 metros cuadrados, suma 3.106.707,50 dólares que tendrían que poner los paranaenses para expropiar el predio. El informe también reconoce que hubo “expectativas sociales fuertes y persistentes, respecto de la obligación del Estado de generar un mecanismo de adquisición del predio y su anexión al Parque Urquiza”.

    También reconoce que “es importante destacar que estas expectativas son promovidas por actores con intereses específicos y ‘privilegios’ que no se fundan en derecho alguno. Por caso los frentistas a una calle que no era tal (hoy calle Alberti) y que el Estado Municipal, en pos de resolver esta irregularidad, aceptó la cesión de esta en sustitución de los espacios públicos que hubiera correspondido ceder el municipio por parte del urbanizador”. En este sentido, para el debate, deja flotando algunas preguntas: “¿Qué plaza o parque existente dejaremos de atender para dar satisfacción a esta demanda ciudadana? ¿Cuáles serán las fuentes de financiación de esta operación? ¿Cuáles serán los mecanismos de captación de las plusvalías generadas por esta nueva intervención del Estado?”.

     

    Ponderación

     

    También reconoce que “surge una clara diferenciación de situaciones de las fracciones ubicadas al sur de calle Héroes y Mártires del 9 de junio de 1955, que pueden fundar la legítima pretensión de la ciudadanía de dar continuidad al Parque Urquiza” y añade: “Ahora bien la ponderación de una inversión de la magnitud detallada ut supra, supone para el Estado Municipal la reasignación de intervenciones para la puesta en valor de otros espacios públicos tan justamente reclamados como este”.

    En una propuesta polémica, el informe refiere a la necesidad de generar una “plusvalía”. Así, para salvar aquellas consideraciones, propuso “mirar el conflicto desde una mirada global y no cerrada al fragmento del análisis. Costo, oportunidad, prioridades de los distintos espacios púbicos a intervenir y fuentes de financiación y captación de plusvalía son algunas de las evaluaciones que se deben hacer frente a este reclamo ciudadano”. El informe reconoce que “en una perspectiva urbana amplia, el beneficio general de esta operación sería posible si se encuentran mecanismos de financiamiento que no generaran la necesidad objetiva de crear nuevos espacios públicos al interior del territorio urbano, mencionando el Parque Urbano Lineal Sur y la recuperación del Parque Gazzano”.

    En respuesta a aquel supuesto propone generar una “plusvalía extraordinaria” que se obtendría del aporte “por única vez” de los propietarios que se beneficiarán de “la operación y del aporte del Estado Municipal”. Es aporte se estimó en “una suma que variará entre los 16.000 dólares y los 32.000 dólares para una parcela promedio beneficiaria directa de acuerdo a la carga adoptada”.

     

    Posiciones

     

    La pregunta que surge inmediatamente es ¿qué evaluación hicieron los concejales que impulsan la iniciativa, de la que un informe municipal se reconoce que beneficiará a actores con privilegios que no se fundan en derecho alguno, que postergaría otros sectores más necesitados de políticas e inversión pública, actores que estarían en condiciones de aportar sumas muy importantes para consolidar sus “privilegios”?

    Las decisiones políticas tienen consecuencias políticas, sociales y electorales. El Ejecutivo Municipal viene desarrollando acciones para revertir años de desinversión y retiro del Estado de sectores históricamente postergados. Por esa razón resulta extraña la iniciativa impulsada por el Concejo Deliberante. Entre los vecinos interesados y privilegiados se encuentra una actora que tuvo militancia en el Partido Justicialista. Tal vez en esta se cifra una metáfora de la decadencia de la acción política y de un partido que se debate entre representar los intereses de las mayorías o los de actores privilegiados.

     

    Necesidad y demanda

     

    El informe señala que “…la finalidad esgrimida, ampliar el Parque Urquiza, no se funda en una ‘necesidad objetiva’. Si bien es comprensible la demanda subjetiva existente por el valor simbólico del sector y la situación de vacancia de las tierras se presenta como una ‘oportunidad’ en tal sentido”. Ante esta diferenciación, es necesario preguntarse, a partir de valiosos reconocimientos que realiza Federik en su informe, si la oportunidad vale la pena en un contexto donde las mayorías requieren de políticas públicas que respondan a derechos más importantes que el anhelo de una frentista en conservar el privilegio de una vista al río Paraná.

     

    Patito Sirirí: Ediles de Paraná Futura proponen una alternativa público-privada

    Se conformó una mesa de trabajo por los terrenos de la zona Parque

     

     

    RESUMEN DEPORTIVO

    Lo más leído

    Agroclave