domingo , 14 julio 2024
Home Misceláneas Las termas, durante invierno, entre los mayores atractivos
Misceláneas

Las termas, durante invierno, entre los mayores atractivos

Las termas son un atractivo para los visitantes y también una excusa para el turismo interno.
Entre Ríos es reconocida como una de las mejores provincias de la Argentina para realizar turismo termal y ahora que empezó el invierno es una época ideal del año para visitar las termas. Si bien hay cierta especialización en la costa del Uruguay, también hay instalaciones de muy buen nivel cerca de Paraná, como en María Grande y La Paz.

El agua termal posee propiedades calmantes, relajantes, analgésicas, desinflamatorias entre otras debido a su carácter de mesotermal y significativa mineralización. En Europa, por ejemplo, recibir un tratamiento termal es complementario de otras terapias médicas y quirúrgicas, siempre que se diagnostique su necesidad y un médico especialista en termalismo lo indique. El objetivo general de estos tratamientos es reducir el consumo de fármacos, aliviar el dolor y mejorar la calidad de vida.
Pero hay otro tipo de termalismo, que se llama lúdico: cuando especialmente se busca ocio y bienestar. Los centros termolúdicos están deseñados para recuperar la vitalidad y a ellos acuden personas que buscan remedio para el mal que afecta a las sociedades modernas: el estrés.
En Entre Ríos suelen estar emplazadas en un entorno natural que de por sí mueve a la serenidad. En cualquier caso, es una propuesta que se puede complementar con otras, como visitar museos, hacer turismo rural, conocer el río y sus islas, recorrer iglesias con una larga tradición a cuestas, producto de las corrientes inmigratorias.
Las termas entrerrianas son conocidas por sus aguas terapéuticas y sus instalaciones diseñadas para el relax y el bienestar de quienes las visitan. A continuación, se destacan las características de algunos complejos termales que tiene la provincia, ideales para visitar ahora que empezaron los primeros fríos.

Cercanas
Con vista al río Uruguay, las termas de Colón están situadas en una de las ciudades más turísticas y concurridas de la provincia de Entre Ríos y sus aguas termales emergen del suelo a una temperatura promedio de hasta 40 grados. El complejo tiene piletas cubiertas y al aire libre, además de un parque de juegos. También hay servicios como restaurante y proveeduría. Dirección: Batalla de Cepeda 100, Colón, Entre Ríos.
Las termas de San José están ubicadas al este de la ciudad, sobre la costa del Río Uruguay. El complejo termal está emplazado a 4,5 Km de Colón. Según su sitio web, posee la mayor superficie en piscinas cubiertas de Entre Ríos con acceso directo a sanitarios, duchas, con vista panorámica únicas y a pocos metros del Balneario Camping. Además, el complejo cuenta con el primer parque acuático de la provincia.
Vecina a las de Colón y San José se encuentran las termas de Villa Elisa, sobre la ruta 130. Es uno de los complejos termales más lindos de la provincia de Entre Ríos que se destaca por la calidad de sus aguas. Tiene piletas cubiertas y al aire libre, áreas de spa con masajes terapéuticos, restaurantes y actividades recreativas para los más chicos.
Más al norte, en la costa del Uruguay, a 170 kilómetros de Colón y a uso 320 kilómetros de Paraná, las Termas de Federación son un parque ubicado en la ciudad que lleva el mismo nombre. Este complejo es conocido por sus aguas termales que emergen naturalmente del suelo a una temperatura de unos 38°C, son ricas en minerales y tendrían propiedades terapéuticas que sirven para aliviar los síntomas de reuma, enfermedades de la piel y problemas respiratorios.

Termas de La Paz
Este complejo termal de 12 hectáreas se encuentra emplazado en un punto panorámico desde el que se pueden apreciar espectaculares atardeceres sobre el río Paraná. Tiene 11 piletas cubiertas y descubiertas y la temperatura del agua termal oscila en los 41 grados. Las aguas de La Paz son de origen marino, únicas en su composición, surgentes, fuertemente mineralizadas y con una temperatura de casi 42ºC.
Son aguas saladas, mineromedicinales de excelente calidad terapéutica por la presencia de factores mineralizantes especiales como sulfatos, calcio, cloruros, magnesio y estroncio, razón por la cual se consideran además con acción farmacológica.
Excelentes para tratamientos antiestrés, propicias para tratar afecciones y problemas reumatológicos, beneficiosas para la estética y belleza, recomendadas para problemas del aparato locomotor (artrosis, artritis, tendinitis, lumbociática); y del aparato respiratorio (sinusitis, asma, bronquitis, crónica, adenoiditis, etc.), indicadas para afecciones en la circulación y adecuadas para la rehabilitación en tratamientos post-operatorios.
A 25 minutos de Paraná en auto, hay un centro de atracción del turismo regional, emplazadas sobre un predio de 47 hectáreas engalanado por montes autóctonos y una cañada que lo atraviesa dotándolo de encanto.
En efecto, el Complejo Termas de María Grande, inaugurado en abril de 2004, ofrece 11 piscinas de agua salada mineralizada con propiedades terapéuticas y a diferentes temperaturas -39º, 41º, 43º, 46º-, entre las que se diferencian piletas cubiertas, con hidromasajes, con ingresos aptos para personas de movilidad reducida, de formas variadas: circulares, triangulares, trapezoides; y de profundidades que oscilan entre los 30cms. y 1,60mts.
Completan la propuesta de salud y relax un Mini Spa atendido por especialistas en kinesiología y cosmiatría; modernos sanitarios con duchas, vestuarios y amplios boxes donde cambiarse o descansar. En tanto, para quienes disfrutan del complejo en épocas cálidas, existen piscinas con agua dulce a temperatura normal.
Cuatro sectores bien definidos conforman el Centro Termal: el balneario propiamente dicho, el sector de hoteles, una zona para acampar y el barrio privado de cabañas totalmente amobladas y de alto confort. Ofrece el alquiler de sillas, reposeras, armarios, toallas y batas. Además de contar con un servicio permanente de guardavidas al cuidado de la seguridad en las piscinas, un equipo de enfermería gratuito y un sistema de guardias de emergencias médicas.
Para los amantes del aire libre, el predio conserva un espacio natural para camping y recreación, una zona de juegos para los niños, canchas de fútbol y voley, y un sendero de 1Km de extensión que conduce hacia el monte nativo, ideal para recorrer en apacibles caminatas.

Related Articles

Un 6 de julio en el mundo

Construir memoria. De aquí y de allá 1885 – LOUIS PASTEUR. El...

Sucedió un 6 de julio en Entre Ríos

1732 Por primera vez se da a la Bajada el nombre de...

Rigor invernal

La gélida presencia del “señor invierno”, que se asentó con toda la...

El canto libera

Las agrupaciones corales constituyen un espacio idóneo para quien aspira a lograr...