martes , 28 mayo 2024
Home Bien! Aceite de orégano: ¿qué es y por qué tiene grandes beneficios para la salud?
Bien!

Aceite de orégano: ¿qué es y por qué tiene grandes beneficios para la salud?

Se trata de un condimento que se utiliza como planta medicinal y ayuda al equilibrio del metabolismo; qué propiedades y minerales posee; BIEN! te cuenta todos los detalles en esta nota.

Una dieta saludable y equilibrada es una de las principales recomendaciones de los especialistas para mantener el bienestar del cuerpo humano. Entre los alimentos que ayudan a aportar los nutrientes y minerales necesarios en el día a día, los expertos destacan las propiedades y beneficios de un tipo de aceite que ayuda al equilibrio del metabolismo y fortalece los órganos. Además, se utiliza como un método medicinal para combatir los síntomas del resfriado.

Se trata del aceite de orégano, un tradicional condimento utilizado como planta medicinal para combatir el dolor de muelas, el reumatismo y la tos. Este compuesto se obtiene de la destilación de las flores secas y las hojas de su raíz y posee un color amarillento oscuro. En tanto, su olor fuerte advierte que presenta un sabor bastante picante y amargo.

Ayuda a prevenir y combatir una amplia variedad de problemas de salud debido a su alto contenido en ácido rosmarínico, carvacrol y timol. “Si se usa de forma adecuada, puede mejorar significativamente nuestra salud y también puede ayudar incluso a prevenir o a evitar que empeoren determinadas enfermedades”, explican los especialistas.

Historia

El orégano ha sido utilizado como hierba culinaria y medicinal desde la antigüedad, pero el aceite esencial de orégano se ha valorado por sus propiedades medicinales durante siglos. Su historia y origen se remontan a las civilizaciones antiguas de Grecia y Roma.

El orégano es nativo de la región mediterránea y se cree que se originó en el área que ahora conocemos como Grecia y Turquía. Los antiguos griegos consideraban el orégano como una planta sagrada y lo asociaban con la felicidad y la salud. Lo utilizaban en ceremonias religiosas y lo llamaban “oros ganos”, que significa “alegría de la montaña”.

Los romanos también apreciaban el orégano y lo utilizaban ampliamente en su cocina y en la medicina tradicional. Lo consideraban una planta protectora y la usaban para sazonar sus alimentos y como remedio para tratar diversas dolencias. Con el tiempo, el conocimiento sobre las propiedades medicinales del orégano se difundió por otras partes del mundo.

Beneficios

Como se menciona, el aceite de orégano es un compuesto destilado de las hojas de la planta de este condimento que contienen compuestos fenólicos que contribuyen a la actividad antimicrobiana y se puede administrar tanto por vía oral como por vía tópica. También posee carvacrol, que se encuentra en otras hierbas como el tomillo. Algunos de los beneficios que presenta esta especia son:

  • ● Combate los síntomas asociados a los resfriados, al asma o a la bronquitis: por sus propiedades antioxidantes y antiinflamatorias. Según trascendió, su sabor picante también contribuiría al alivio que produce.
  • ● Ayuda a restablecer el equilibrio microbiano en el intestino y reduce los efectos de las afecciones digestivas: por sus propiedades antiespasmódicas debido al timol, un componente que actúa contra los espasmos intestinales y los dolores de estómago.
  • ● Es una fuente de vitaminas y minerales: contiene del tipo A, C, K, complejo B, potasio, calcio, hierro y magnesio principalmente.
  • ● Potencia el equilibrio del metabolismo y el fortalecimiento de los órganos centrales del cuerpo humano.
  • ● Actúa contra los hongos que aparecen en la piel o en las uñas: debe aplicarse por vía tópica. En especial, combate las acciones de la Cándida.
  • ● Tiene propiedades antisépticas, antibacterianas, antivirales y antifúngicas que colaboran en el tratamiento de patologías como la gripe, las infecciones virales, las enfermedades respiratorias, la indigestión, los problemas estomacales o las menstruaciones dolorosas.
  • ● Fortalece la piel y las uñas.

Advertencias

Si bien el aceite de orégano ofrece beneficios para la salud, es importante tener en cuenta algunas precauciones al tomarlo. Antes de comenzar a tomar aceite de orégano en forma de suplemento, es recomendable consultar a un médico, especialmente si estás embarazada, en periodo de lactancia, tomando medicamentos o tienes alguna condición médica preexistente.

Además, debes saber que el aceite de orégano es muy concentrado y puede ser irritante para la piel y las mucosas si se utiliza sin diluir. 

Por otra parte, cada persona puede reaccionar de manera diferente al aceite de orégano. Algunas personas pueden experimentar irritación de la piel, molestias estomacales u otros efectos secundarios. Si experimentas alguna reacción adversa, debes suspender su uso y consultar a un profesional de la salud.

Además, el aceite de orégano se utiliza mejor en cantidades moderadas y por períodos de tiempo limitados. No se recomienda tomarlo en grandes cantidades o a largo plazo, ya que esto puede tener efectos negativos en la salud.

Por último, puede interactuar con algunos medicamentos, como los anticoagulantes. Si estás tomando algún medicamento, asegúrate de informar a tu médico sobre el uso de aceite de orégano.

Usos

Este aceite esencial de orégano se emplea para el tratamiento de infecciones; para apoyar al sistema inmunológico; para aliviar síntomas respiratorios como la tos, el resfriado y la congestión nasal.

También se utiliza para aliviar problemas digestivos; en enjuagues bucales y pastas de dientes naturales debido a sus propiedades antimicrobianas. De esta manera puede ayudar a combatir las bacterias causantes del mal aliento, las caries y las enfermedades de las encías.

Y por último, su uso más conocido es el culinario. Se utiliza en la cocina como un condimento sabroso y aromático. Puedes agregarlo a salsas, aderezos para ensaladas, marinadas y platos a base de tomate puede realzar el sabor y añadir un toque de frescura.

¿Cómo tomarlo?

El aceite de orégano se puede tomar de diferentes formas, dependiendo del propósito y la concentración del aceite:

Se puede diluir en un vaso de agua una o dos gotas de aceite de orégano. Es importante agitar bien la mezcla antes de beberla para asegurar una distribución uniforme del aceite. Se recomienda tomarlo después de las comidas para evitar posibles molestias estomacales.

Existen cápsulas o perlas de aceite de orégano disponibles en el mercado. Sigue las instrucciones del fabricante para tomar las cápsulas según la dosis recomendada. Generalmente, se toman con un vaso de agua después de las comidas.

Si deseas utilizar el aceite de orégano para aplicarlo sobre la piel, es importante diluirlo en un aceite portador, como aceite de coco o aceite de oliva, en una proporción de una o dos gotas de aceite de orégano por cada cucharada de aceite portador. Esta mezcla diluida se puede aplicar sobre la zona deseada.

El aceite de orégano también se puede utilizar en difusores para inhalar su aroma y aprovechar sus propiedades beneficiosas para el sistema respiratorio. Sigue las instrucciones del difusor que tengas y añade la cantidad adecuada de aceite de orégano.

Related Articles

Leo Bartolomé: “Lo que hago es lo que siempre soñé”

El paranaense Leo Bartolomé es actor, cómico, transformista, bailarín, coreógrafo y productor....

Se estrenó la película “Nahir” y anticipa récord de audiencia

“Nahir”, protagonizada por Valentina Zenere (“Elite”) promete una profunda exploración de uno...

Estos son los alimentos que los perros no deben comer

Debemos evitar que nuestras mascotas coman ciertos productos que, aunque sean saludables...