sábado , 18 mayo 2024
Home Bien! Un sueño grande como un camión
Bien!Destacado

Un sueño grande como un camión

Marianela cumplió su sueño de niña. Fotos: Juliana Faggi
Marianela Gariboglio. Foto: Juliana Faggi
La joven paranaense Marianela Gariboglio tenía un sueño. Y lo hizo realidad. Recorre las rutas argentinas al mando de su camión. Es parte de la quinta generación de camioneros en su familia. Mientras lleva a destino las cargas y disfruta de su trabajo, en las redes sociales comparte los viajes e interactúa con miles de seguidores.

Marianela Gariboglio es de Paraná, tiene 26 años y de niña soñaba con manejar camiones. Al oficio lo aprendió de su padre, quien le enseñó a manejar estos vehículos de gran porte y la acompañó en sus primeros viajes. La joven es furor en Tik Tok, sus videos suman miles de reproducciones y disparan muchísimos comentarios. En las plataformas comparte su día a día, los destinos a los que arriba y mantiene una fluida comunicación con los seguidores, que están atentos a sus publicaciones. Está feliz con lo que hace y con su camión al que denominó “Cherry”, un Scania R420, En diálogo con BIEN! aseguró: “Con este trabajo se aprende todos los días”.

—¿Qué recordás de tu niñez?

—Tengo muchos recuerdos con mi papá, que me llevaba de viaje cuando era chiquita y nos íbamos los tres con mi mamá. Lo acompañaba en el camión, recuerdo que iba en la cucheta haciendo dibujos cuando tenía cinco años.

Muchos viajes acompañándolo y también me acuerdo cuando él se iba de viaje y nos quedábamos en mi casa. A eso lo sufrí un montón porque algunas veces se iba por dos o tres semanas. Y obviamente, cuando volvía de viaje era una felicidad plena, corría a recibirlo cuando llegaba con el camión. Me sentaba en su falda y me daba el volante para manejar. Me llevaba una vueltita por el campo y yo estaba chocha.

—¿Cómo comienza esta vocación por los camiones?

—Nosotros en mi familia somos cinco generaciones de camioneros, junto con mis hermanos y mis primos. Así que esta pasión por los camiones, por el rubro ya viene desde hace mucho tiempo. A mí siempre desde chica me llamó la atención el camión, y le decía a mi viejo que de grande, iba a ser camionera. Crecí entre camiones, siempre me gustaron. Me llamaba mucho la atención manejar un vehículo tan grande, de chica soñaba con ser camionera.

—¿Cuándo aprendiste a manejar un camión?

—Aprendí a manejar de bastante chica. Mi viejo acostumbraba a darme el volante para manejar. A los doce años, ya me enseñó a manejar el camión, y después me enseñó a manejar el auto.  

Nunca tuve miedo porque mi papá me daba confianza al haberme enseñado de tan chica, y yo siempre fui bastante lanzada.

—¿Qué pasó cuando dijiste que querías seguir los pasos de tu papá?

—Nada, él siempre me apoyó y mi mamá también siempre acompañó mi idea de querer subirme al camión, como el resto de mi familia. Por ahí había cosas, más que nada por miedo pero se fueron adaptando todos y nunca nada me impidió subirme al camión. Todos me apoyaron siempre, sobre todo mis viejos.

—El rol de manejar un camión estaba reservado social y culturalmente para los hombres, ¿cómo te sentís en la ruta, al mando de semejante máquina?

—La verdad que sí, siempre se acostumbró a que este trabajo lo realicen más hombres que mujeres. Pero bueno, por suerte esto con el tiempo fue cambiando, cada vez somos más mujeres en el rubro. Y me pone re feliz que sea así. Yo no me siento diferente, creo que de eso se trata que tengamos igualdad tanto en este rubro como en cualquier otro. Debemos demostrar que el ser mujer no nos impide realizar ningún trabajo. Me siento muy bien en este rubro y manejando un camión.

En otros países hace varios años ya que hay mujeres que realizan este tipo de trabajos, que siempre estuvo reservado para los hombres. En Argentina, venimos un poco más atrasados, pero cada vez somos más las mujeres en las rutas.

—¿Cuándo comenzaste a viajar en el camión?

—El carnet profesional para poder manejar el camión se saca a los veintiún años, así que hace cinco años. Antes, anduve unos meses con mi viejo en el camión hasta que tuve el carnet y empecé a andar sola.

—¿Cuáles son tus recorridos?

—Los recorridos van variando, pero la mayoría de los viajes que hago son de novecientos, mil kilómetros. Los más frecuentes son en Entre Ríos, Córdoba, Santa Fe, y duran unos dos días. Así que hago dos o tres viajes por semana. Siempre paro a dormir en lugares seguros, como peajes, estaciones de servicio o algún pueblito que sea tranquilo para descansar.

Me encanta conocer nuevos lugares. Hace poquito hice un viaje a Bariloche, hice casi cuatro mil kilómetros. Pero generalmente, los que hago son más cortos.

—¿Se sorprenden cuando te ven manejando el camión?

—Sí, me ha pasado en algunas fábricas, paradas o estaciones de servicio, que hay personas que se sorprenden todavía porque nunca vieron una mujer camionera. Pero, como te decía, por suerte cada vez somos más las mujeres camioneras. Hay gente que se sorprende y te felicita.

Marianela cumplió su sueño de niña. Fotos: Juliana Faggi

—Los camioneros se destacan por ser solidarios en las rutas, ¿considerás que es así?

—Sí, somos solidarios y mucho de esto me lo enseñó mi papá. En este trabajo aprendés todos los días. Por ejemplo, un camionero siempre le va a indicar al auto que viene detrás, si puede realizar un sobrepaso si ve que no viene nadie de frente para que pueda pasar tranquilo. También cuando vemos que hay alguien cambiando una cubierta en la banquina, debemos disminuir la velocidad para no molestar y si se puede, tratar de no pasar tan cerca del vehículo detenido. En esto los demás conductores deben prestar atención a dónde se detienen para no ocasionar un accidente.

Para prevenir accidentes

“Yo manejo un vehículo grande y quienes lo hacemos, y sacamos la licencia profesional, tenemos muchísimas precauciones al transitar las rutas. Me parece que muchos conductores de automóviles no tienen idea de los cuidados que deben tener cuando se encuentran con un camión, ya sea en la ruta o en la ciudad. Por ejemplo, cuando van a hacer un sobrepaso o cuando se paran al costado del camión, no consideran que los vehículos de gran porte tienen puntos ciegos, y que puede ocurrir un accidente”, consideró Gariboglio.

Luego agregó: “Los camioneros para contar con el carnet, tenemos que hacer cursos todos los años, donde se aprende el manejo a la defensiva para evitar accidentes. Todo esto a quienes manejan vehículos chicos no se les enseña y por ahí estaría bueno que se brinde porque sirve para evitar accidentes. Muchos no consideran el amplio radio de giro de los camiones, la distancia de frenado y las cargas, y todo esto, lamentablemente, muchas veces deviene en un siniestro”, señaló Marianela.

—¿Cómo imaginás tu futuro?

—Yo me veo por mucho tiempo más arriba del camión. Ser camionera fue mi sueño de toda la vida, así que espero seguir haciendo esto que amo y que me encanta por muchos años más.

—¿Qué le dirías a aquellas chicas que quieren manejar un camión?

—Que si quieren ser camioneras tienen que animarse, que no es algo imposible, que ser mujer no nos impide realizar ningún tipo de trabajo. Que si se lo proponen, lo pueden hacer, que sólo necesitan ganas y que esto realmente, les guste. Les deseo a todas las mujeres que tengan la posibilidad de sumarse al rubro, que lo intenten porque es una actividad hermosa.

Influencer

Gran parte de la vida de Marianela transcurre en la cabina metalizada del vehículo de gran porte. La joven tiene una activa presencia en las redes sociales, donde comparte cómo es su vida cotidiana, los destinos a los que arriba a bordo de “Cherry”, —como denomina a su camión.

“Comencé a subir más contenido a las redes hace dos años más o menos, y me siento muy cómoda haciéndolo. Me gustan las redes, me gusta mostrar mi día a día, cómo es la vida en la ruta, en el camión. Creo que esto puede llegar a inspirar a más mujeres para que se animen a sumarse a este rubro”, comentó a BIEN!

En Instagram, Marianela tiene más de 350 mil seguidores; mientras que en Tik Tok supera los 400 mil.

Datos
Marianela Gariboglio nació en Paraná, el 17 de junio de 1997. Es hija de Luis Gariboglio y de Silvia Krenz. Tiene dos hermanos mayores, Jorge y Nicolás.

Related Articles

Este fin de semana, Paraná Comic – Con

Este sábado 18 y domingo 19 en la Sala Mayo a partir...

Se reinicia la obra de la ruta provincial 32

Este lunes 20 de mayo se reanudan las obras en la ruta...

Estatales aceptaron la oferta salarial

La provincia de Entre Ríos acordó aumentos salariales con los gremios estatales...

Milei: “Estamos domando con mucho éxito la inflación”

Desde Madrid, Javier Milei dejó diversas definiciones políticas y económicas, con críticas...