martes , 23 abril 2024
Home Actualidad Francisco pidió por la liberación de los rehenes e intercambio de prisioneros
ActualidadInternacionales

Francisco pidió por la liberación de los rehenes e intercambio de prisioneros

En su mensaje por las Pascuas, el Sumo Pontífice encabezó un largo discurso que tradicionalmente resume todas las amenazas a las que se enfrenta la humanidad. Pidió por los rehenes en Gaza por el conflicto entre Hamas e Israel y por los prisioneros de la guerra entre Ucrania y Rusia.

El Papa Francisco presidió la misa de Pascua en el atrio de la basílica vaticana, acompañado por cardenales, obispos y sacerdotes ante una plaza de San Pedro llena desde temprano con fieles romanos y peregrinos de todo el mundo.

Durante la liturgia, que comenzó con el rito del Resurrexit, el Papa oró en latín tras el canto del Gloria, y sus palabras resonaron nuevamente en un post de la cuenta oficial de X del Santo Padre @pontifex: “Levantemos nuestra mirada a Jesús”. En su mensaje, el pontífice destacó que “si nos dejamos llevar de la mano de Jesús, ninguna experiencia de fracaso y dolor, por mucho que nos duela, puede tener la última palabra sobre el sentido y el destino de nuestras vidas”.

La liturgia de la Palabra remitió a pasajes bíblicos que hablan de la Resurrección, como el capítulo 10 de los Hechos de los Apóstoles y el Evangelio de Juan.

Momento de oración
La asamblea se reunió en silencio para la reflexión personal, y las intenciones de la oración universal se elevaron en diversos idiomas, pidiendo por los nuevos bautizados, la paz en el mundo, los cristianos perseguidos y todas las familias.

Un momento emotivo fue la procesión del ofertorio, en la que participaron algunos niños. Antes de la liturgia eucarística, el Papa se dirigió al Padre que ha “quitado la levadura vieja para convertirla en masa nueva”, y el cardenal Giovanni Battista Re celebró en el altar la consagración.

Recorrida en el Papamóvil
Tras la misa, el Papa Francisco realizó un amplio recorrido en el papamóvil entre los diversos sectores de la plaza para saludar y bendecir a los peregrinos y turistas. En este día de Pascua de Resurrección, se reafirma “la alegría de vivir, sin olvidar las heridas y los ultrajes que sufre el mundo”.

Como expresó el pontífice, la muerte no tiene la última palabra, y esta plaza se convierte en un tabernáculo viviente, un receptáculo para las lágrimas del mundo depositadas a los pies de Jesús resucitado.

Intercambio de prisioneros entre Rusia y Ucrania

El papa Francisco pidió este domingo la liberación de los rehenes en Gaza y el intercambio de prisioneros entre Rusia y Ucrania, al tiempo que advirtió: “No permitamos que los vientos de la guerra soplen cada vez más fuertes sobre Europa y sobre el Mediterráneo”.

En su mensaje por las Pascuas, el Sumo Pontífice encabezó en la basílica de San Pedro la tradicional bendición “urbi et orbi” (a la ciudad y al mundo) del Domingo de Resurrección, un largo discurso que tradicionalmente resume todas las amenazas a las que se enfrenta la humanidad.

En ese sentido, el papa repasó los conflictos y los males en el mundo y afirmó que Dios “abre las puertas de la vida, esas puertas que cerramos continuamente con las guerras que proliferan en el mundo”.

Francisco, quien el Viernes Santo no acudió al vía crucis para “preservar su salud”, recordó ante los más de 60.000 fieles congregados en la plaza “a las víctimas de tantos conflictos que están en curso en el mundo, comenzando por los de Israel y Palestina, y en Ucrania”.

“La guerra es siempre un absurdo y una derrota. No permitamos que los vientos de la guerra soplen cada vez más fuertes sobre Europa y sobre el Mediterráneo. Que no se ceda a la lógica de las armas y del rearme”, advirtió.

En ese sentido, sostuvo que “la paz no se construye nunca con las armas, sino tendiendo la mano y abriendo el corazón”.

Asimismo, recordó a “las víctimas de tantos conflictos que están en curso en el mundo, comenzando por los de Israel y Palestina, y en Ucrania” y pidió que “Cristo resucitado abra un
camino de paz para las martirizadas poblaciones de esas regiones”.

El Papa instó a “respetar los principios del derecho internacional” y solicitó “un intercambio general de todos los prisioneros entre Rusia y Ucrania”.

“¡Todos por todos!”, exclamó y volvió a hacer un llamado por los rehenes en Gaza.

“Que se garantice la posibilidad del acceso de ayudas humanitarias a Gaza, exhortando nuevamente a la rápida liberación de los rehenes secuestrados el pasado 7 de octubre y a un
inmediato alto el fuego en la Franja. No permitamos que las hostilidades en curso continúen afectando gravemente a la población civil, ya de por sí extenuada, y principalmente a los niños. Cuánto sufrimiento vemos en sus ojos”, señaló.

Y enseguida añadió: “Con su mirada nos preguntan: ¿por qué? ¿Por qué tanta muerte? ¿Por qué tanta destrucción? La guerra es siempre un absurdo y una derrota”.

Asimismo, pidió no olvidar otros conflictos como los de Siria, o el Líbano, afectado desde hace tiempo por un bloqueo institucional y por una profunda crisis económica y social, agravados ahora por las hostilidades en la frontera con Israel. También instó a continuar las conversaciones entre Armenia y Azerbaiyán.

El jefe de la Iglesia Católica pidió “consuelo a las víctimas de cualquier forma de terrorismo” y rezó “por los que han perdido la vida”.

“Imploremos el arrepentimiento y la conversión de los autores de estos crímenes”, remarcó.

Rogó para que Dios “abra vías de paz en el continente africano” y ponga fin a la prolongada situación de sequía que afecta a amplias zonas y provoca carestía y hambre”.

También se refirió la situación en la región de los Balcanes Occidentales, “donde se están dando pasos significativos hacia la integración en el proyecto europeo” y rogó para que “las diferencias étnicas, culturales y confesionales no sean causa de división”.

En relación a Haití, solicitó que “cese cuanto antes la violencia que lacera y ensangrienta y pueda progresar en el camino de la democracia y la fraternidad” y que “conforte a los Rohinyá, afligidos por una grave crisis humanitaria, y abra el camino de la reconciliación en Myanmar”.

El papa recordó a los migrantes y a aquellos que pasan problemas económicos para que encuentren esperanza y solidaridad, al tiempo que pidió por los niños que “carecen de cuidados
esenciales o son víctimas de abusos y violencia”.

Related Articles

Cuándo pueden donar sangre las personas que tuvieron dengue

Ante el contexto epidemiológico actual en relación al dengue, desde el Ministerio...

Cómo distinguir un ataque de pánico de un problema cardíaco

El hecho de que el ataque de pánico y los incidentes cardíacos...

Salud: una literatura desafía las verdades universales

Tres libros de literatura se enfocan en el vínculo entre médicos y...