domingo , 25 febrero 2024
Home Cultura Adolfo Golz, periodista y hombre de letras
CulturaDestacado

Adolfo Golz, periodista y hombre de letras

Adolfo Argentino Golz sostuvo 76 años de actividad periodística. En 2017 el Senado de la Nación le otorgó la Mención de Honor "Senador Domingo Faustino Sarmiento".

El 9 de julio de 2020 la provincia despedía -en medio de una pandemia atroz- a uno de los referentes del periodismo y las letras en la provincia: Adolfo Argentino Golz; el `decano´, como gustaba que lo llamaran. La escritora, docente y ensayista María Eugenia Faué lo recuerda en esta nota, escrita a propósito de la fecha de su nacimiento, el 8 de febrero de 1930, en Nogoyá.

María Eugenia Faué                                                                          
Especial para EL DIARIO

Fue un criollo vienés. Adolfo Argentino Golz nació  en Nogoyá  el  8 de  febrero de  1930, pero aprendió a hablar el castellano a los diez años. A los pocos meses de vida Adolfito -diminutivo que lo acompañó durante su vida-, sufrió  una  dolencia  pulmonar por  lo  cual, su padre, argentino,  y su madre, vienesa,  decidieron volver a Europa para consultar especialistas.
Su madre confeccionaba sombreros para la ópera de Viena, eso le  permitió  asistir en su infancia al  teatro. “La  primera  ópera que vi fue Hansel y  Gretel, de Humperdink”, recordaba.


Cuando  regresó, a los diez años,  no  sabía una palabra en castellano. “Primero,  una prima, que era maestra, me sometió a un tratamiento superintensivo del idioma,  a esa edad uno tiene la lengua blanda e hice dos  o tres grados en un años y pude  ingresar a la Escuela Alvear de Nogoyá” relató  Adolfo en una entrevista.


Las críticas no lo desanimaron. “En Nogoyá,  en cuarto grado, escribí una obra de teatro para ser representada en la fiesta escolar de fin de año: Pistolas  humeantes, basada en las revistas de cow- boys  que  leía. Cuando se lo llevé a  la directora me dijo que era una locura, un mamarracho. Pero,  mi maestra, la señorita  Uriarte,  me apoyó”.
En la  Escuela Belgrano era el encargado del periódico escolar, fabricados con  un sistema de  serigrafía, llamado cola de pescado, antecesor del mimeógrafo.


A los catorce años,  escribió sus  primeras  crónicas deportivas para el diario El Noticioso, de Paraná y, a  los quince, se integró a  la  recién fundada  LT14, que  pertenecía a  la  cadena  de  Radio  Belgrano. A la par comenzó a escribir en  la  sección  deportes  de EL DIARIO, donde  aprendió de prestigiosos periodistas, como  Marcelino Román. Curiosamente,  Radio LT14 se  fundó el  8 de julio de 1945 y  el 10 de julio se incorporaba al  programa Tribuna deportiva.

SANGRE AZUL…OSCURO

“En lo personal  me considero  un periodista que escribe libros”, decía. Y haciendo gala del humor que le era característico, añadía: “Una  vez me hicieron un análisis de  sangre y me salió tinta. Desde la escuela  primaria participaba en los periódicos escolares . Luego en la Facultad fundé  y dirigí las revistas Letras, y Guía

.
Fue  director  de las colecciones Entre Ríos y Autores de  hoy, de la desaparecida  Editorial Colmegna  de Santa Fe, dentro de las cuales se publicaron más de  sesenta  títulos.


Fue autor de más de 15 libros de cuentos, coplas y ensayos y fue incluído en numerosas antologías.
Reconocido melómano, fundador de  la  seccional Entre Ríos de la SADE, Sociedad Argentina de Escritores entre  tantas  actividades  institucionales, su aproximación a las artes lo llevó a desempeñarse  como  coordinador artístico de la Filial Del Paraná de Osde y de la Clínica  Modelo, cuya sala de arte lleva su nombre.


De alta noche a  madrugador


Se jubiló como jefe de comunicaciones de la Regional Inta Paraná. Respecto al ingreso a esa agencia, recordaba lo siguiente: “Muchas  veces  llegaba a  casa con el lechero, después  de largas  noches de bohemia con el grupo de periodistas. Me dijeron que  había un concurso para  jefe de servicio de información de la Estación Experimental de INTA Paraná. Me presenté  y lo gané. De ahí en más, vino el cambio de  hábito. Ahora,  cuando el lechero  llegaba lechero, yo me  iba a trabajar. El tipo quedaba desconcertado. En el INTA, prácticamente  hice un servicio militar, porque era madrugar y estar todo el día allá, y cuando se hacían las  exposiciones había que  salir con los camiones. Estuve 40 años en el INTA (hasta 1998)  y diez  en la Dirección de Prensa de  la  Gobernación de  Entre Ríos (1948-1958)”. “Y sigo  jodiendo”, agregaba sobre su interminable pasión por el periodismo.


“La conocí por teléfono”, confesaba Adolfo al referirse a su esposa,  Estela. “Fue allá  por  1956 o 1957”, cuando tuvo que hacer una  llamada de  rutina a Gualeguay, desde la Oficina de Prensa de Casa de Gobierno de Paraná. Lo atendió una secretaria “culta y simpática”. La conversación se prolongó más  allá de la información requerida y varios meses después se conocieron, fueron  novios y estuvieron casados 27 años. Entre las paredes tapizadas de libros distinciones y objetos de arte de una de sus bibliotecas se destacaba un retrato de Estela, sobrina  biznieta del poeta Daniel Elías.

AMISTADES Y MEMORIA

Conoció  y frecuentó a reconocidos periodistas y escritores: Aníbal Vázquez, Marcelino Román, Amaro Villanueva, Juan  L. Ortiz, Mirko Antelo,  Luis  Alberto Ruiz, Reynaldo Ros, Rubén Turi, José  María Díaz, Luis Mancioni (hermano de Homero Manzi), Luis Sadí  Grosso (creador del Premio Fray  Mocho de Literatura), Rafael Rovira Vilella, Miguel Ángel Andreetto y a María Esther de Miguel (quien prologó uno de sus libros).


Mentor de Jóvenes  periodistas, también caminó las  calles de Paraná entre radios y redacciones para  que no se olvide la memoria de sus amigos, entre  ellos,  Luis Sadi Grosso y  continuó  publicando hasta sus últimos días en la  revista Lar de  Crespo, y La  Acción, de su  Nogoyá natal, entre otros medios.


“He vivido el tiempo sin pensar en ello, dejando que  el tiempo me  viva a mí”,  afirmó alguna vez. Ese tiempo le trajo numerosas  distinciones como reconocimiento: Mayor Notable del Congreso de la Nación, la Faja de Honor de la SADE, el premio Santa Clara de Asís, el Cimarrón entrerriano, y ser reconocido como Ciudadano Ilustre de la Ciudad de Paraná en 2015.

Related Articles

Frigerio inaugura el ciclo lectivo en Paranacito

El gobernador Rogelio Frigerio dará inicio al ciclo lectivo 2024 en Villa...

Colectivos: retoman el servicio completo

La empresa Buses Paraná confirmó mediante nota al Municipio que se restablecerán...

Londero, con vastas expectativas

El entrerriano Ayrton Londero regresó al equipo del Gurí Martínez de cara...

Circo Teatro Dorado, fin de semana con poesía y música

La Compañía Teastral junto a la Biblioteca Popular Caminantes organizan para este...