domingo , 3 marzo 2024
Home Bien! Cielo Eberhardt: “Cuando bailo me siento etérea”
Bien!Destacado

Cielo Eberhardt: “Cuando bailo me siento etérea”

Cielo Eberhardt nació en Paraná hace 17 años. Foto: Melina Londero.
Cielo Eberhardt nació en Paraná hace 17 años. Desde temprana edad, su principal motivación es la danza. Pero también es actriz y artista plástica. Este año obtuvo una beca de formación para el 2024 en Nueva York, con maestros de primer nivel mundial. Por estos días, su familia está abocada a reunir el dinero que demanda viajar a la capacitación. 

Frente al televisor del comedor, una niña imita los movimientos que ejecuta a la perfección una bailarina de ballet. La escena se repite a diario ante la mirada anonada de un padre y una madre. La pequeña es Cielo Eberhardt, quien hoy a los 17 años sigue bailando pero ahora lo hace en un estudio de danza, buscando la excelencia de los movimientos, la perfección que otorga la técnica de años de trabajo. Su don para la danza y la sensibilidad que posee le valieron para obtener una beca de formación en Nueva York para el 2024.

Además de la danza que la atraviesa en todas sus fibras, Cielo es actriz protagónica de producciones audiovisuales y artista plástica, que se formó junto a su padre, el reconocido artista plástico Juan Carlos Eberhardt. En la redacción de EL DIARIO, la jovencita dijo a BIEN!: “Me gusta todo lo que hago pero me gustaría poder vivir de la danza”.

En la redacción de EL DIARIO, Cielo Eberhardt, dialogó con revista BIEN! de Entre Ríos. Foto: Juliana Faggi.

—¿Cómo y cuándo iniciás el camino de la danza?

—Yo tenía 3 años y quería bailar. En mi casa, algunas veces veíamos ballet y a mí me encantaba, copiaba lo que veía, —admitió entre risas. Yo quería ir a bailar y en el Teatro, —en la Escuela Municipal de Danzas—, me dijeron que era muy chica para arrancar y tuve que esperar hasta los 6 años.

Me gusta todo lo que hago pero me gustaría poder vivir de la danza

—¿Y qué pasó durante esos tres años de espera para la danza?

—Hice teatro en Saltimbanquis, donde jugábamos. Después pude ingresar a la Escuela Municipal, en el Teatro 3 de Febrero y estuve ahí hasta el 2019. Y dibujar desde siempre, desde muy chiquita estaba en el taller de papi, lo he hecho siempre.

Cielo, una joven bailarina con talento. Foto: Melina Londero.

—¿Cómo es el presente, dividís el tiempo entre la danza, la actuación y la plástica?

—Un poco, sí. Pero creo que para mí, lo principal es la danza y es a lo que me gustaría dedicarme. O sea, no me gustaría dejar de hacer todo lo otro, pero por el momento estoy como bastante enfocada en la danza.

—¿Cómo es la preparación de una bailarina? ¿Se dejan cosas de lado por la danza?

—Sí, todo el tiempo por los horarios, pero justamente como es mi prioridad en el momento, incluso para mí es más importante que la escuela y falté bastante tiempo porque fui a un curso de danza en Carlos Paz, por ejemplo; o tengo ensayos generales a la mañana y cuando son bailes grupales hay que pensar en el otro, es un grupo. Es mucha la demanda de tiempo. 

—La exigencia que demanda la danza se compensa con el apoyo de la familia y de los amigos…

—Sí, justamente el otro día en Contemporáneo estábamos haciendo un ejercicio de poner en palabras qué es la danza. Y es algo que yo todavía no sé explicar. Estuvimos hablando de que hay mucha frustración todo el tiempo, como también tanta exigencia, te cansa todo. Pero más allá del ambiente, el bailar es tan lindo que supera todo. De todas formas, mis profes Carla Tista, Claudia Kipen te re acompañan y podés decirles si estás mal. 

—¿Qué te lleva a ensayar todos los días, pase lo que pase?

—Es un poco disciplina porque por ahí uno no tiene ganas, pero hay que hacerlo porque o es un grupo o es un solo y trabajar mucho va a hacer que en el escenario se vea lo mejor posible. Entonces, hay que trabajar aunque no tengas ganas. Algunas veces me ha pasado que voy sin ganas, y después el placer que siento al bailar es mucho mayor a la pereza tenía y se disfruta muchísimo. 

Me cuesta poner en palabras qué es la danza para mí, pero puedo decir que cuando bailo me siento pura. Es algo que arrastra todo el cuerpo, te sentís etérea, más allá de la concentración que es tan minuciosa en esto. Cuando lo has ensayado tantas veces es brutal, más allá de pensar en hacerlo bien, se disfruta tanto que es una gran plenitud. 

—Vienen de una función con el estudio de danza, cuando estás en el escenario, ¿se cruzan pensamientos?

—Antes, los nervios que me provocaba el escenario hacían que bailara como en automático, no pensaba en nada, hacía todo hasta que se terminaba y no disfrutaba el momento. Pero, desde el año pasado, más que nada después de la pandemia, aprendí a estar presente en el momento en el que estoy en el escenario y es re lindo. Siento que estoy ofreciendo mi danza al público, pienso en que me están viendo y en que hay mucha gente a la que le sirve ver bailar. Me motiva saber que hay un público viendo lo que uno hace. 

En la función de fin de año, me pasó y lo disfruté mucho, estuve en el escenario en cuerpo y mente. Un poco también nos pasó lo mismo como grupo, así que fue hermoso. 

Beca en Estados Unidos

Cielo participó en febrero pasado de un curso de danza en Rosario con el reconocido maestro y bailarín Sergio Neglia, y obtuvo una beca de formación. La misma comprende cinco semanas de capacitación en el Neglia Conservatory Of Ballet en Buffalo, Nueva York, con maestros de todo el mundo. La bailarina comentó: “Fueron dos días intensos en Rosario, y cuando terminaba la clase anunció quiénes éramos las becadas y quiénes eran suplentes por si alguien no podía ir. Es una beca para junio y julio de 2024.

Desde hace meses, la familia de Cielo organizó rifas y está tratando de reunir el dinero que se necesita para la compra de pasajes aéreos, comida y alojamiento de fines de semana, que no comprende la beca. “Siento que esto es una experiencia que no puedo desaprovechar, pero hay que trabajar mucho para eso, más allá de la plata que se necesita. Tengo que llegar con mi cuerpo en el mejor estado posible porque es bastante intensivo lo que se viene. Hay que dar lo mejor en ese momento, es un trabajo de todos los días y en todos los sentidos”, remarcó. 

Cielo: foto Melina Londero

Futuro

—¿Cómo imaginás tu futuro? 

—No sé, últimamente estoy con una mezcolanza porque me gusta todo lo que hago. Yo sé que profesora de físicoquímica o de Matemática no voy a ser jamás, —admitió entre risas. Pero sí, me gustaría poder vivir de la danza, entrar a un ballet acá en Argentina pero quién sabe. A la vez, no quisiera dejar de lado la actuación y me gustaría siempre poder pintar. Aún no lo sé, pero tal vez alguna vez estudie algo relacionado con artes plásticas. Por lo pronto, no le quiero decir que no, a ninguna propuesta que se presente. 

Ahora siento que tengo que pasar por la beca para saber qué es lo que me gustaría, de verdad, yo sé que la danza va a estar siempre en mi vida. 

En la pantalla

Cielo experimentó el juego teatral en Saltimbanquis, luego continuó en la Escuela Municipal de Danza y de allí saltó directamente a la pantalla. “A los 10, lo primero que filmé fue un corto para un taller de la facultad de la UNER. Después hice otro con Claudia Ruiz, que fue el primero para el que hice casting y el último fue este año, ‘El infierno de los vivos’. 

Sobre la última experiencia audiovisual, donde tuvo un rol protagónico, la joven actriz dijo: “Fueron cuatro semanas intensas de grabación, que demandaron mucho trabajo previo. Mi personaje era una chica que fue abusada por el padrastro, su lucha por ser acogida y por superar todo lo que le pasó. Fue muy fuerte, conecté mucho con el personaje porque era muy sensible el tema y es difícil ponerse en su lugar y comprender lo que pasa con todo eso. Entonces, cuando terminó todo me quedé como con una cierta carga. Pero el trabajo y lo que se logró fue muy hermoso y el equipo fue siempre muy contenedor, te cuidan, te abrazan después de las escenas fuertes y te sostienen en todo momento”, confió Cielo. 

Movida solidaria

Su mamá, Graciela Dobantón, explicó cuáles son los gastos que demanda la participación de Cielo en Nueva York y que no son alcanzados por la beca. “Nos toca pagar el campus, que incluye comida, alojamiento y paseos de fines de semana y los pasajes aéreos. Es una época muy difícil para tratar de ahorrar, por eso estas movidas solidarias”.

Quienes estén interesados en colaborar adquiriendo la rifa que tiene tres premios que estableció el azar, pueden comunicarse al 343 4807440. El primero es una estadía de dos días para dos personas en las cabañas Il Villaggio; el segundo, un anillo de plata de Joyería; y el tercero, una Pomposa Bahiana (cerámica de Carlos Asiaín). Precio del bono: $1.000, serie 000 a 999 y sortea con el Gordo de Reyes, el sábado 19 de enero a las 21, por Lotería Nacional.

Breve Bio

Cielo María Eberhardt nació en Paraná, el 22 de septiembre de 2006. Es hija de Graciela Dobantón y de Juan Carlos Eberhardt. Cursó la escuela primaria en Aldea Brasilera y en la escuela Santa Fe. Pasó a sexto año de la Escuela Normal. 

Es bailarina de danza clásica y contemporánea. Hizo once años de preparación en la Escuela Municipal de Danza y actualmente en el Estudio de Arte de Carla Tista. Además se preparó en canto en la Escuela Coral N° 1 Mario Monti de 2015 a 2018.

En artes plásticas es autodidacta y ha recibido premios y menciones por su labor. “Me gusta pintar con Spinetta, es como que los dibujos se van para cualquier lado”, dijo Cielo.

Tiene un emprendimiento @apis_aros, donde presenta aros artesanales, bolsas cosidas con diseños propios y exclusivos, entre otras cosas que ofrece en venta. 

Experiencia audiovisual: Corto: Cielo a los diez, de la cátedra de Imagen de la TGC- FCE- UNER, 2017. Corto: 11.40, dirigido por Claudia Ruiz (Santa Fe, febrero de 2018). Serie: Animalia, dirigida por Agustín Falco y Adriana Mó (Santa Fe, mayo 2018). Corto: La Marcha, dirigido por Erica Rozeck y Agustín Falco (Santa Fe, junio 2019). Participación como extra en Aire, largometraje dirigido por Arturo Castro Godoy, (Santa Fe, marzo 2018). Largometraje: El infierno de los vivos, dirección de Alberto Gieco, Santa Fe, julio-agosto 2023, protagonista (Work in progress).

Related Articles

Se recordará la presidencia de Urquiza

Este martes 5 de marzo se conmemorarán 170 años del momento histórico...

Frigerio expresó su aval a la iniciativa del Pacto de Mayo

Cuente conmigo para impulsar el Acuerdo de Mayo. Estoy de acuerdo con...

Pedro Acosta: La liebre del Thompson

Pedro Acosta es un atleta paranaense de 17 años. La mayor parte...