jueves , 29 febrero 2024
Home Cultura Cuestión de límites: los litigios por las fronteras entrerrianas con Corrientes 
Cultura

Cuestión de límites: los litigios por las fronteras entrerrianas con Corrientes 

El gráfico permite apreciar las variaciones en el límite entre Corrientes y Entre Ríos. En verde los límites en 1814, en rojo los de 1843 y en azul los definitivos, establecidos en 1881

Una ley del Congreso Nacional del 20 de diciembre de 1881 trazó los límites definitivos de la provincia de Entre Ríos con la de Corrientes. Puso así fin a una disputa que tuvo distintos momentos y había comenzado en 1814.

Rubén Bourlot

Especial para EL DIARIO

La cuestión de los límites entre Corrientes y Entre Ríos fue un litigio que venía discutiéndose desde que el Director Gervasio Antonio de Posadas, al crear las provincias de Corrientes y Entre Ríos el 10 de septiembre de 1814, los había fijado al Norte en “una línea que entre los ríos Paraná y Uruguay forma el río Corrientes en su confluencia con aquél hasta el arroyo Aguarachí y este mismo arroyo con el Curuzú Cuatiá hasta su confluencia con el Miriñay”; es decir que el límite entrerriano se encontraba varios kilómetros al Norte dentro del actual territorio correntino.

Vale recordar que la provincia de hecho había logrado su autonomía tras el combate de El Espinillo el 22 de febrero de 1814 cuando las fuerzas artiguistas comandadas por Eusebio Hereñú derrotaron a las intervencionistas enviadas por el Directorio de Buenos Aires comandadas por el barón Eduardo Kaunitz de Holmberg. 

Años antes, en 1782, Tomás de Rocamora había proyectado la fundación de cinco villas dentro del territorio que denominó provincia de Entre Ríos, que no logró completar por la oposición del cabildo de Santa Fe. A sus informes agregó un bosquejo del territorio que fue el primer mapa de la provincia.

El cabildo de Corrientes no estuvo conforme con la delimitación establecida por Posadas porque consideraba que su jurisdicción llegaba hasta el río Guayquiraró. El 3 de noviembre de 1814 el cabildo escribió al director supremo para consultarlo “en primer lugar si por confluencia con el Paraná del Río Corrientes se entienda (como cree este Cabildo por ser la vertiente, ó brazo principal de este río) el Arroyo denominado Espinillo, y en segundo, si esta confluencia del río Corrientes con el Paraná en línea recta a la del Curuzú-Cuatiá con el Miriñay en las inmediaciones del Uruguay que sirva de divisorio de ambos territorios. Estas dudas le resultan a este Cabildo por serle enteramente desconocido el arroyo Aguarachí de que se hace referencia en la demarcación de límites, y que cayendo muy arriba, como puede ser, de la confluencia del río Corrientes con el Paraná, se le hace a esta Provincia una desmembración enorme de su antiguo indisputable territorio que era hasta el Guaiquiraró (…).”

En tanto que el Cabildo de Santa Fe seguía con la misma postura de la época de Rocamora cuando logró mantener los límites fijados en su acta de fundación (1573) que había determinado “por jurisdicción de esta ciudad: (…) y hacia las partes de Tucumán cincuenta leguas a la tierra adentro desde las barrancas de este río y de la otra parte del Paraná otras cincuenta” por lo que tampoco aceptaba la resolución del directorio.

OTROS LITIGIOS

Entre Ríos es una provincia casi insular, con fronteras y límites naturales conformados por ríos y arroyos que dibujan su territorio, pero esto no la salvó de conflictos en la determinación de los mismos. Con la República Oriental del Uruguay la cuestión recién se terminó de resolver en 1961 con el Tratado del Río Uruguay que determinó la distribución de las islas entre ambos países. Entre otras quedaron para Entre Ríos las islas Pepeají, Boca Chica, Hornos, Caridad, Florida, Pelada, del Puerto, Cambacuá, Dos Hermanas, Campichuelo, Cupalén, Jaula del Tigre, San Lorenzo y Juanicó.

Otro conflicto de límites se produjo por la posesión de las islas Lechiguanas en el Delta del Paraná con la provincia de Buenos Aires. A fines del siglo XIX se propuso un convenio que reconocía a las islas como de jurisdicción entrerriana, rechazado por Buenos Aires. Finalmente las diferencias se resolvieron en 1968 con la ratificación del convenio suscripto entre los gobernadores de ambas provincias -Raúl Uranga y Oscar Alende- en 1961 que entregó a Entre Ríos el territorio en disputa.

LÍMITES CON CORRIENTES

Las diferencias de límites con Corrientes, establecidos por el decreto de Posadas en 1814, permanecieron latentes ya que las provincias del Litoral eran parte de la Liga de los Pueblos Libres liderada por Artigas y no acataban las disposiciones del gobierno centralista de Buenos Aires.

Cuando Francisco Ramírez creó la República de Entre Ríos, el 29 de septiembre de 1820, que unió a los territorios de la Mesopotamia en un solo estado, se subdividió el territorio en departamentos que eran tres, o cuatro ya que el territorio de Entre Ríos habría quedado subdivido en los departamentos del Paraná y del Uruguay, Corrientes y Misiones. El departamento del Paraná comprendía también el partido de Esquina, y el del Uruguay el partido de Curuzú Cuatiá, el pueblo misionero de Mandisoví y el puerto de San Antonio del Salto Chico.

Una vez disuelta la República de Entre Ríos, el congreso de Corrientes por ley fijó su límite sur hasta el río Guayquiraró. A partir del 16 de diciembre de 1821 Entre Ríos se consolidó como provincia y el gobernador Lucio N. Mansilla comunicó a su par de Corrientes el 21 de diciembre de 1821 que había dado órdenes al comandante de Esquina de ponerse provisoriamente a disposición de Corrientes.

Estos límites permanecieron hasta 1822 cuando se firmó el tratado Cuadrilátero entre Buenos Aires, Santa Fe, Entre Ríos y Corrientes que lo fijaron “provisionalmente de la de Entre Ríos y Corrientes, los arroyos Guyquiraró, Miriñay, Tranquera de Loreto, con el territorio de Misiones (…)”.

Años después por el tratado entre las provincia de Entre Ríos y Corrientes del 9 de febrero de 1843, firmado por los gobernadores Justo José de Urquiza y Pedro D. Cabral, se fijaron “los límites de la Provincia de Entre Ríos y Corrientes por ahora, y hasta que haya un arreglo general serán los ríos Guayquiraró y Mocoretá, tirando una línea recta desde las puntas del 1° a las del 2° amojonándose para mejor inteligencia de sus respectivos límites.”

Pasaron los años y recién con la ley Nº 1149 de 1881, sancionada por el Congreso Nacional el 22 de diciembre, quedaron fijado los límites definitivos  de la provincia de Corrientes “al Norte por el alto Paraná; al Este por los arroyos Pindapoí y el Chimirai por los brazos y la línea que más directamente los une, y el río Uruguay; al Sud (con Entre Ríos) por el río Mocoretá hasta el arroyo Las Tunas, por este hasta sus nacientes, y una línea que corte la cuchilla de Basualdo hasta las nacientes del arroyo del mismo nombre; por esta corriente hasta su confluencia con el río Guayquiraró, y por el Guayquiraró hasta su desagüe en el Paraná; y al Oeste por el río Paraná.” Con esta ley se redujo el territorio provincial respecto de los establecidos anteriormente.

Para seguir leyendo

Bicentenario entrerriano en https://historiasdelasolapa.blogspot.com/2014/04/bicentenario-entrerriano.html

Más sobre Entre Ríos en https://historiasdelasolapa.blogspot.com/

Related Articles

Un espacio dedicado al arte nace en Colonia Avellaneda

Con la inauguración de una muestra retrospectiva de la artista plástica Melina...

Habrá cine gratuito, en María Grande

El viernes a las 20, en el Anfiteatro Municipal en la Plaza...

Clowns en Casa de la Cultura

La actividad es organizada por Compañía Teastral y forma parte del ciclo...

Una escuela monumental

Fernando Ponce Especial para EL DIARIO Mediante ley nacional dictada en 1910,...