jueves , 18 julio 2024
Home Actualidad Ciencia y Tecnología El 50% de los argentinos considera que se puede revertir el cambio climático
Ciencia y Tecnología

El 50% de los argentinos considera que se puede revertir el cambio climático

Pese al constante incremento del calentamiento, en Argentina se cree que aún se está a tiempo de salvar al planeta. Foto: Juliana Faggi
La Encuesta Mundial Anual WIN 2022 realizada en 36 países demostró que Latinoamérica es una de las regiones más preocupadas por el medio ambiente; mientras que Estados Unidos y Polonia reúnen el mayor porcentaje de población que niega el cambio climático.

El 50% de las personas en Argentina considera que hay tiempo para frenar el cambio climático, mientras que el 45% opina que es demasiado tarde, según una encuesta realizada en 36 países y difundida en el marco del Día Internacional contra el Cambio Climático.

El sondeo global mostró que, al comparar los datos con la medición anterior en el país, el optimismo creció de 45% en 2021 al 50% en 2022. La Encuesta Mundial Anual WIN 2022 exploró las opiniones y creencias de 29.739 individuos, se indicó en el informe.

En los análisis de las opiniones de los países de la región como Brasil, México y Paraguay, estos se destacaron por tener una mayoría que manifiesta que todavía hay tiempo para combatir el cambio climático (62%).

En Argentina se observó que el nivel socioeconómico bajo tiene una visión más negativa que los niveles medios y altos, en tanto que el 55% del nivel bajo sostiene que ya es demasiado tarde para luchar contra el cambio climático, el 36% considera lo opuesto.

Por su parte, en los niveles altos y medios la gran mayoría (64% de los altos y 60% de los medios) sostuvo que todavía hay tiempo para luchar contra este problema ambiental, contra el 36% que manifiesta que ya es tarde.

El 85% en el país aseguró que el calentamiento global es una seria amenaza para la humanidad, dato que marcó una tendencia a la baja: esta opinión descendió 5 puntos porcentuales desde las mediciones de 2021 y 2020.

En Chile, el 84%; en México, 93%; en Ecuador 89% y en Brasil, Perú y Paraguay (88%), presentan niveles más altos de preocupación acerca de este problema medioambiental.

A nivel global, el 83% de la mayoría de todos los países opinó que está de acuerdo en considerar al calentamiento global como una grave amenaza para la humanidad, aunque este porcentaje disminuyó 3 puntos con respecto a 2021 (86%) y a 2020 (85%).

Estados Unidos (24%) y Polonia (21%) tienen el mayor porcentaje de población que no considera al calentamiento global como una amenaza grave para la humanidad.

África y América son las regiones del mundo donde los ciudadanos creen en mayor medida que aún se puede hacer algo para frenar el cambio climático (60% y el 54%, respectivamente), mientras que los ciudadanos de Medio Oriente son los más pesimistas (sólo el 41% cree que aún no es demasiado tarde).

El accionar gubernamental

Ante la consulta sobre el accionar de los gobiernos, el 55% de los encuestados a nivel global dijo que no están tomando las medidas necesarias para cuidar el medioambiente, un porcentaje superior al de 2021, que fue del 51%.

En el caso de Argentina, la crítica es algo superior en comparación con el promedio global (59% vs 55%), pero menor que la media regional (62%): Paraguay y Perú, por ejemplo, se destacan por tener posturas que cuestionan significativamente más a los gobiernos (80% y 70%).

A su vez, el 62% de los encuestados de la región de Asia Pacífico considera que su gobierno está tomando las medidas necesarias para cuidar el medioambiente, a diferencia del resto del mundo.

Preocupan las altas temperaturas de los océanos

En abril de este año, los océanos del mundo batieron un nuevo récord de temperatura, algo que preocupa a los científicos ya que estas mediciones son cada vez más frecuentes y más altas.

Los expertos advirtieron en ese momento que esto puede tener impactos negativos en el clima del planeta, la vida marina y las comunidades costeras. Para muchas de las especies es como si estuvieran inmersas en un incendio forestal en el mar.

Así el récord de temperatura media de la superficie del mar se alcanzó el 4 de abril de este año en 21,06° C, superando el máximo anterior de 21,01° C en marzo de 2016. El 1 de agosto, las temperaturas medias se situaron en 21,03° C, según el Copernicus Marine Service, que es el ente europeo que proporciona información autorizada, periódica y sistemática sobre el estado de los océanos.

Además, la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de Estados Unidos (NOAA), que utiliza una base de datos diferente, también registró una tendencia similar en las térmicas marinas en los últimos meses. El aumento de la temperatura de los océanos está asociado a la quema de combustibles fósiles, como carbón, gas y petróleo. Las emisiones contaminantes hacen que los océanos se calienten.

Los pronósticos sobre los efectos negativos del cambio climático causado por los seres humanos no son infrecuentes, pero una nueva investigación publicada esta semana por científicos que trabajan en el ente europeo hace afirmaciones aún más preocupantes, al afirmar que “la vida en el planeta Tierra está bajo asedio” y que “estamos empujando a nuestros sistemas planetarios hacia una peligrosa inestabilidad”.

El informe

El estudio, titulado “Informe sobre el estado del clima en 2023: entrando en territorio inexplorado” y publicado en la revista Bioscience, señala eventos climáticos específicos en 2023 para respaldar sus hallazgos, incluidas olas de calor excepcionales en todo el mundo, temperaturas cálidas históricas y sin precedentes, altas temperaturas del océano y niveles bajos sin precedentes de hielo marino que rodean la Antártida.

Los 12 científicos internacionales que elaboraron el informe indicaron que en lo que va de 2023, se han registrado 38 días con temperaturas medias globales más de 1,5 grados centígrados por encima de los niveles preindustriales. La NOAA y el Servicio de Cambio Climático Copernicus de Europa indicaron a principios de este mes que 2023 probablemente quedará registrado como el año más caluroso jamás registrado.

Según el informe, también la temperatura media más alta jamás registrada en la superficie de la Tierra se produjo en julio pasado, que puede ser la temperatura superficial más alta que la Tierra haya experimentado en los últimos 100.000 años.

El equipo de investigación, que incluyó a científicos de Estados Unidos, Australia, Alemania, Brasil, Reino Unido, China y Países Bajos, afirma que el calentamiento global antropogénico (es decir, el calentamiento global causado o amplificado por los humanos) es el factor clave de los recientes fenómenos extremos.

Los expertos tuvieron en cuenta que algunos de estos eventos son complejos y están impulsados, al menos parcialmente, por factores no humanos, incluidos los efectos del vapor de agua de un volcán submarino, así como el polvo de África y el patrón climático global de El Niño.

Los investigadores también señalan “progresos mínimos” por parte de la humanidad para frenar los impactos del cambio climático antropogénico. “Aunque el consumo de energía renovable (solar y eólica) creció un sólido 17% entre 2021 y 2022, sigue siendo aproximadamente 15 veces menor que el consumo de energía de combustibles fósiles”, afirma el informe.

“Sin acciones que aborden el problema fundamental de que la humanidad toma más de la Tierra de lo que puede dar con seguridad, estamos en camino hacia el potencial colapso parcial de los sistemas naturales y socioeconómicos y a un mundo con un calor insoportable y escasez de alimentos y agua dulce”, declaró el coautor principal del informe, William Ripple, de la Facultad de Silvicultura de la Universidad Estatal de Oregón. “La vida en nuestro planeta está claramente bajo asedio”, afirmó Ripple.

Otros efectos sobre la vida

Se prevé que el recalentamiento de los océanos produzca también otros efectos sobre la vida animal y vegetal marina, como la migración de ciertas especies y la propagación de especies invasoras. Esto podría amenazar las poblaciones de peces y, por tanto, socavar la seguridad alimentaria en ciertas partes del planeta.

Los océanos más cálidos también son menos capaces de absorber dióxido de carbono (CO2), lo que refuerza el círculo vicioso del calentamiento global. Encima, es probable que se produzcan temperaturas más altas, ya que el fenómeno de El Niño, que tiende a calentar las aguas, se estaría desarrollando

Los autores dicen que se deben tomar medidas ahora para evitar mayores impactos climáticos extremos: “Para mitigar estas emisiones pasadas y detener el calentamiento global, los esfuerzos deben dirigirse a eliminar las emisiones de los combustibles fósiles y el cambio de uso de la tierra y aumentar el secuestro de carbono con la naturaleza.

Otro ejemplo preocupante es que las aguas superficiales del Océano Atlántico Norte alcanzaron en agosto una temperatura media récord de 24,9 C, según datos provisionales de la NOAA. El Atlántico Norte no suele alcanzar su temperatura máxima hasta septiembre.

Sin embargo, desde marzo, mes en que el Atlántico Norte empieza a calentarse tras el invierno boreal, las temperaturas han sido más altas que en años anteriores y la diferencia con los registros anteriores ha seguido aumentando en las últimas semanas. De esta manera, la región se ha convertido en un punto clave para observar el calentamiento de los océanos del mundo.

En julio, el mar Mediterráneo batió su récord de calor diario, con una temperatura media de 28,71 C, según el principal centro de investigación marítima de España.

Las olas de calor marinas se han vuelto dos veces más frecuentes desde 1982, según un informe de 2019 del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC).

Related Articles

Las industrias, tras el desafío de adoptar la inteligencia artificial

Si se cumplen los pronósticos, industrias que dependen en gran medida de...

Es entrerriana la primera civil en vivir un año en la Antártida

María Florencia Jáuregui tiene 35 años, es oriunda de Concordia y bioingeniera...

La ciberseguridad, el gran desafío de la era digital

La industria TICs ha experimentado un avance sin precedente en los últimos...

Universidades, Conicet y una patente prometedora

Las universidades nacionales del Litoral y de San Martín, en conjunto con...