11.4 C
Paraná
lunes, julio 4, 2022
  • Entre Ríos
  • Nosotros
Más

    Transporte: el gobierno alude a un conflicto sectorial

    “Los subsidios no son para pagar sueldos”, señaló el secretario de Transporte de la provincia al ser consultado por EL DIARIO sobre las medidas de fuerza que lleva adelante la Unión Tranviarios Automotor. Néstor Landra vinculó el conflicto a una negociación paritaria entre empresarios y choferes. Se refirió también, a los montos que asigna Nación y Provincia mensualmente al sector y que ronda los 190 millones de pesos.

     

    Redacción EL DIARIO / [email protected]

     

    “La discusión que se estaba dando en estas últimas semanas en el marco de la cual venció la conciliación obligatoria es por una negociación paritaria entre el sector empresarial y los choferes, donde el Estado no tiene incumbencias para participar. No hubo acuerdo y reclaman mayor aporte del Estado”, empezó manifestando el secretario de Transporte de Entre Ríos, Néstor Landra, refiriéndose a la situación que genera la medida de fuerza, que en principio afectará hasta el viernes inclusive al transporte público de pasajeros en Paraná en un plan de lucha que involucra a la mayoría de las provincias.

    Precisó que “los subsidios que entrega el gobierno nacional y provincial no son para pagar sueldos, sino para contener tarifa. Si así no fuera estaría un 50, 60% más cara”. Recordó que durante la pandemia, cuando el servicio por las restricciones aplicadas, no trabajó, “de marzo a diciembre 2020, se planteó que esos aportes en principio, fueran para pagar sueldos y luego otro tipo de deudas, pero siempre la entrega de subsidios –insistió- no es para el empresario, sino para el usuario que se beneficia con la tarifa”.

    Las explicaciones fueron oportunas ya que como el propio Landra reconoció, el sector empresarial está reclamando al Estado e incluso cuestionan el criterio de distribución en el AMBA y en el resto del país. En particular, sobre este segundo punto, el funcionario repasó que en diciembre de 2018 se modificó la fórmula polinómica para distribuir esos fondos. “El último año de la gestión anterior comenzó con cierto problema el sector cuando se hizo ese cambio”, pero “la gestión de Alberto Fernández aumentó los aportes considerablemente”.

    En detalle, el Secretario de Transporte indicó que: “allá, por 2019, Nación aportaba 9 millones de pesos por mes a Entre Ríos; hoy estamos en 110 millones de pesos. Ha crecido 11 veces el aporte y la Provincia también aumentó el aporte. Aún así el sector está demandando no solo acá, sino en todo el interior del país mayores montos por ese concepto”.

    -¿$110 millones mensuales aporta Nación a Entre Ríos para las empresas de transporte?

    -Para las 40 empresas de media y larga distancia, y las 16 urbanas, aproximadamente.

    -¿Y cuál es el aporte que hace el gobierno provincial?

    -La Provincia aporta, según convenio, un 67% de lo que aporta Nación. Aproximadamente, 80 millones de pesos.

    -Entonces, ¿el gobierno provincial entiende que el conflicto y las medidas de fuerza obedecen a una negociación paritaria?

    -Es una negociación paritaria en un sector.

     

    INTERCEDER -Hay intendentes como el de Rosario, Córdoba, Santa Fe que anunciaron que harían tratativas, gestiones ante el paro del sector. ¿El gobierno de Entre Ríos no estaría en ese camino?

    -El diputado Marcelo Casareto, a fines del año pasado, presentó un proyecto de ley que fue elaborado por todos los secretarios de Transporte, los 23. Trabajamos, dividimos el país en cuatro porque son distintas realidades a partir de las distancias, los kilómetros que se recorren y lo presentó el diputado. Es muy parecido al que estaba en funcionamiento hasta 2018 cuando se modificó. Prevé la creación de un fondo fiduciario porque otro problema de todo el interior es que las unidades no pudieron ser renovadas en estos 3, 4 años como en el AMBA que tiene coches con no más de dos años de antigüedad, no porque la ley lo exija sino porque tienen otros ingresos. No es el único proyecto en el Congreso y este año, pienso, se estaría tratando. Se habló el año pasado de medidas a corto plazo: aumentar el fondo compensador, y a largo plazo: volver a cambiar la distribución. Reitero,  Nación aumentó 11 veces el aporte, de 9 millones a 110 millones de pesos, promedio mensual. Y lo mismo, la Provincia. Pero la actual es una discusión del sector, la patronal y los choferes. Ahora se ha sumado también el aumento del combustible, factores que complejizan la situación sobre todo en el transporte público.

     

    ALTERNATIVA. En medio de un panorama complejo, forma parte de las conversaciones, adelantar los montos con incrementos graduales previstos hasta fin de este año.

    Siguiendo el detalle brindado por el funcionario, para el primer trimestre, el Fondo compensador distribuyó 3.200 millones; para el actual se firmó por 3.500 millones; para el período julio-septiembre está previsto 3.800 millones; septiembre, octubre y noviembre, 4.100 millones y para diciembre, 5.100 millones de pesos para todas las jurisdicciones. Los dos últimos podrían redistribuirse en los anteriores, es decir, efectivizando una suerte de adelantamiento de esos recursos. Hasta ahora, Nación no habría accedido a esa alternativa.

    Los vecinos apuntan a los problemas de fondo

    “Queremos que el Intendente salga, que explique lo que pasa” dijo a EL DIARIO Alicia Glauser, referente de la Asamblea ciudadana vecinalista que realizó una reunión en lunes donde el tema saliente fueron las frecuencias con los que los colectivos prestan el servicio en la ciudad y también el uso de los subsidios que reciben las empresas.

    El lunes por la noche hubo una convocatoria de vecinos con un tema exclusivo: “Transporte”. La convocatoria rezaba: “Debate con la presencia del flamante Secretario de Seguridad Vial, Movilidad y Ordenamiento Urbano, contador Juan Manuel Tamareu y también de autoridades de la Secretaría de Transporte de la Provincia”.

    “Llegaron vecinos de toda la ciudad” al salón vecinal del barrio Santa Lucía, relató la dirigente antes de hacer una enumeración de los temas que les fueron planteando a los funcionarios vinculados a “las deficiencias históricas del servicio, llevamos años con este tema”.

    Glauser recordó: “la frecuencia, primera causa de malestar; el estado de las unidades que se están rompiendo a cada rato, por lo tanto los pasajeros se quedan en la calle; la ausencia de garitas o la existencia en lugares donde el colectivo ya no pasa, la interrupción del servicio nocturno –algunos dejan a las 19, otros a las 20 o a las 21, algunos se extienden un poco más-, no hay rampas en los colectivos para las personas con dificultades, no hay lugares para recargar la SUBE en los barrios y todos cobran $20 a los usuarios para la recarga; se pidió cambios de recorridos para llegar de una punta a otra de la ciudad, ausencia completa del control municipal del servicio; las dificultades del área metropolitana, el maltrato de algunos choferes a usuarios, la falta de limpieza”.

    “Planteamos que rescindan el contrato porque está totalmente violentado” dijo Glauser y que “el Intendente salga y le diga a los vecinos qué puede hacer con el transporte”, subrayó.

    En definitiva, “Tamareu dijo que va a analizar los reclamos, la semana que viene vamos a ver cómo avanzó y dentro de quince días volveríamos a reunirnos”, adelantó Glauser.

    Colectivos: Landra dijo que se intenta redistribuir equitativamente

    C

    RESUMEN DEPORTIVO

    Lo más leído

    Agroclave