Entre Ríos, Home, La Provincia, Política, Sociedad

Con el inicio de febrero deberán reabrirse las discusiones paritarias

Paulatinamente los gremios que representan a los trabajadores estatales han hecho público el reclamo por la convocatoria a paritarias. En verdad, podría tratarse solo de un recordatorio de los compromisos asumidos cuando en diciembre se cerraron las reuniones de 2018, con la aceptación de las ofertas salariales del gobierno, pero todas declaradas insuficientes.

 

Con ese antecedente se dará la apertura de las conversaciones en las mesas paritarias de los trabajadores dependientes del Estado entrerriano.

 

No es necesario ser muy memorioso para recordar lo ocurrido en los encuentros de esos ámbitos con los que cerró el debate por salario en diciembre de 2018, un debate que se extendió a lo largo de todo el año y al que cada gremio le dio su propia impronta.

 

Hasta este miércoles, oficialmente no había información sobre la agenda que planteará el gobierno. La consulta periodística encontró sólo como respuesta la posibilidad que sean convocados para la primera semana de febrero. Es decir a partir del lunes próximo.

 

Este miércoles, la Asociación del Magisterio de Enseñanza Técnica se sumó a los recordatorios. La organización reclamó que “a la brevedad se establezcan los mecanismos institucionales” para evaluar la “grave pérdida” del poder adquisitivo del salario.

 

El sector analiza que se adeuda el 14,7 %, debido a que la recomposición de 2018 para el sector fue de 33% y la inflación trepó al 47,6%. El planteo toma en cuenta que “la recomposición salarial para el sector docente del año 2018 fue solamente del 33%, habiendo sido la inflación interanual establecida por el Indec del 47,6% durante el mismo año, o sea una diferencia o pérdida del 14,7%. Esto significa que por cada $10.000 de ingreso salarial, cada docente perdió $1470 de poder adquisitivo”.

 

AMET recordó que hay otra serie de reclamos y solicitudes cuya respuesta por parte del gobierno aún está pendiente y dejó expresado que “si no llegamos a un acuerdo para que el salario vuelva a tener el poder adquisitivo que ha perdido, se puede complicar el inicio de clases”.

 

En esta semana, mediante comunicado hecho público, la Comisión Directiva Central de Agmer compartió la preocupación ante el alarmante incremento en el costo de vida y solicitó al gobierno “la constitución de un ámbito de discusión salarial de cara al año que comienza, de modo que no vuelva a condicionar mediante dilaciones en la convocatoria el normal inicio del ciclo lectivo”.

 

En el listado también aparece la Asociación Trabajadores del Estado que pidió la urgente apertura de las negociaciones que permitan fijar la pauta salarial para el 2019 en la provincia, tras argumentar la pérdida del poder adquisitivo frente a la inflación, los tarifazos y la escalada de precios.

 

En ese sentido, la respuesta que el ministro de Economía Hugo Ballay dio esta semana a un medio radial, podría ser un anticipo de la posición con la que el gobierno se sentará en esos ámbitos de negociación. El funcionario habló de “delinear en forma conjunta la política salarial para 2019, con los intereses que cada uno tiene que defender, pero todos atentos a la realidad y con el objetivo de lograr un acuerdo para iniciar este año de la mejor manera”. En esas declaraciones a radio La Voz también se hizo cargo del compromiso del gobierno al finalizar el año. “Entre esta semana y la próxima vamos a estar llamando a los gremios, tal como acordamos en el cierre del año pasado”, dijo.

 

PUNTO DE PARTIDA

Hasta este miércoles, oficialmente no había información sobre la agenda que planteará el gobierno a los gremios.

La oferta salarial con la que se cerró la discusión el pasado 2018, consistió en un incremento del 11 % en tres tramos, que se instrumentó mediante un 4 % retroactivo a octubre, 4 % retroactivo a noviembre y 3 % en el mes de diciembre; y llevó el mínimo garantizado a partir del mes de diciembre a 17.000 pesos. El acuerdo también incluyó que en febrero se reabrían las paritarias y que en marzo se concretaría la comisión para debatir regularización de los contratos de obra.

Entonces, UPCN había informado que había solicitado que la paritaria se abriera el primer mes del año al igual que Agmer.