11.8 C
Paraná
viernes, mayo 20, 2022
  • Policiales
  • Nosotros
Más

    Rechazaron abreviado por crimen de un adolescente en barrio Belgrano

    El imputado reconoció que disparó contra un adolescente de 15 años. En el hecho estuvo involucrado otro joven respecto del que se modificó su conducta, que quedó comprendida en la calificación de amenazas calificadas. Se sostuvo que manejaba la moto en la que llegaron al lugar, en el convencimiento de que era para amedrentar a la víctima. El juez, con las pruebas consignadas en el legajo, entendió que esto no fue así.

     

    Redacción EL DIARIO / [email protected]

    El vocal del Tribunal de Juicios y Apelaciones, Gervasio Labriola, resolvió “no admitir la solicitud de juicio abreviado presentada por las partes en el Legajo caratulado Ledesma Elías Nazareno – Retamal Rodrigo Alejandro Ramón S/ Homicidio simple agravado por el uso de arma de fuego.

    Además, ordenó “restituir el legajo de evidencias a la Fiscalía interviniente, las que se encuentran detalladas en la nómina que figura en el acuerdo presentado y en el índice respectivo” y “remitir el presente Legajo a la OGA para la continuidad del proceso según su estado, ordenando la destrucción del incidente que contiene el presente acuerdo”.

     

    El acuerdo, según se dejó constancia en el acta, se realizó con el consentimiento de la familia de la víctima. Retamal registra antecedentes penales computables. Cumplió una condena de ejecución condicional. En este sentido, la pena que se había acordado es comprensiva de la que le impuso el 3 de julio de 2019 el Juez de Garantías, José Ruhl.

    El 26 de abril, Fiscalía y defensa, presentaron un acuerdo de juicio abreviado en el que acordaron que Retamal, de 21 años, y Ledesma, de 23 años, sean condenados a las penas de 12 años de prisión efectiva y tres años de prisión condicional, respectivamente. La diferencia en el monto de la pena tuvo su razón en que las partes acordaron recalificar el hecho atribuido a Ledesma, que fue acusado del delito de Amenazas calificadas.

    En el acuerdo que se rechazó se consignó que un testigo y el propio co-imputado, en una declaración indagatoria ampliatoria, “no solo reconoció que él había dirigido los disparos hacia Vega, sino que además refirió que le pidió a Ledesma que lo llevara para asustar a Vega, porque habían tenido una pelea, pero nunca le manifestó que lo iba a matar, de manera que lo que Ledesma aceptó fue en su caso amedrentar a Vega, esto es amenazarlo, pero no darle muerte”.

    Fundada

    En la resolución, Labriola expuso su “discrepancia fundada con la calificación legal seleccionada para el imputado Ledesma” por lo que entendió que “corresponde no admitir el acuerdo de juicio abreviado presentado por las partes… debiendo procederse a la destrucción del incidente respectivo que contiene el acuerdo y remitir el legajo a la OGA la continuidad de su trámite, según su estado”. Además, en relación a la situación de Retamal, manifestó que “en función de la resolución adoptada, no corresponde ingresar al tratamiento de la situación del imputado Retamal, quien también ha suscripto el presente acuerdo de Juicio Abreviado, ha confesado su intervención en el hecho intimado, manifestó estar de acuerdo con la calificación legal y la pena pactada, todo lo cual ha sido ratificado en la audiencia respectiva brindando su conformidad al respecto”.

    Inaceptable

    El juez entendió que el cambio de calificación legal del delito de Homicidio agravado por el uso de arma de fuego hacia la figura de Amenazas calificadas por el uso de arma, “resulta inaceptable e inviable en función de las pruebas que las partes han arrimado para fundar la sentencia en el marco del acuerdo presentado”. También añadió que “la mutación de la calificación legal en los términos en que ha sido propuesta no resulta lógica ni coherente con las profusas y contundentes evidencias de cargo arrimadas, que me permiten tener por acreditado con grado de certeza que existió un acuerdo previo entre Ledesma y Retamal que consistió en dar muerte a la víctima…”.

    Labriola sostuvo que “en mérito a tales probanzas, es factible aseverar que el desenlace fatal obedeció en un todo a lo que habían previamente planeado de manera conjunta los coimputados, habiendo realizado cada uno de ellos las distintas prestaciones configuradoras del hecho en cuestión, conforme a lo pactado”. Entre los testimonios se encuentra uno que dio cuenta que “inclusive su hermano le decía que no se metiera, que el problema no era con él, a lo que Ledesma le contestó que no, que él no dejaba tirado a los compañeros”.

    Retractación

    Labriola analizó el arrepentimiento de la madre de la víctima, que en la audiencia de juicio abreviado que se realizó el 3 de mayo manifestó su disconformidad con el acuerdo del que había dado su consentimiento. El juez, primero, explicó que, tal como lo sostiene la normativa que regula el instituto de juicio abreviado, “la opinión de la víctima y/o del querellante particular sobre el convenio no resulta vinculante aún en el supuesto en que -por vía de hipótesis- hubiera expresado su discrepancia con el acuerdo en la oportunidad procesal correspondiente”.

    El juez sostuvo que “en estas circunstancias, los dichos de Erika Paola Vega no pueden surtir efecto como para invalidar aquellos actos procesales que ya se encuentran regularmente cumplidos, por lo que no es posible atender a la solicitud formulada -unilateralmente- por la fiscal interviniente de ‘retirar’ el acuerdo, pues ha precluido la oportunidad procesal como para tomar una decisión en tal sentido (más allá de que la víctima se haya retractado o arrepentido con posterioridad a la celebración de la audiencia)”.

    También entendió que “acceder al ‘retiro’ del acuerdo interesado, implicaría desconocer los derechos y garantías de las restantes partes procesales y al mismo tiempo comprometería la seguridad jurídica, por lo que corresponde que me expida en relación al acuerdo conforme ha sido presentado por las partes y ratificado en audiencia por los imputados Retamal y Ledesma”.

    Labriola sostuvo que “en definitiva, puedo concluir que frente al arrepentimiento o retractación formulados por Erika Vega luego de celebrada la audiencia de Juicio Abreviado, adquieren preponderancia los principios de preclusión y progresividad, que analizados a la luz de los principios de buena fe y lealtad procesal, nos impiden retrogradar el trámite a situaciones ya concluidas toda vez que las facultades de los sujetos procesales se extinguen si no son planteadas en la oportunidad respectiva y así, se consolidan situaciones ventajosas o desventajosas-, sin que sea posible reeditar los planteos en las etapas posteriores. Esto es así no solo por el compromiso que lo contrario acarrearía para la seguridad jurídica, sino porque, además, cada parte procesal tiene como contracara de sus facultades- la carga de aprovechar las mismas oportunamente”.

    El hecho

    A ambos jóvenes se les imputó que el 14 de enero de 2022, aproximadamente a las 1.30, de común acuerdo salieron a buscar a Pablo Exequiel Vega, de 15 años, con el objeto de vengar una pelea ocurrida momentos previos entre éste y Retamal.

    Así para llevar adelante lo acordado Ledesma tomó la moto Cerro Bix que se encontraba en el interior de su vivienda y trasladó a Retamal a la intersección de calle Pichón Sánchez y esquina Cortada 952 de esta ciudad de Paraná, lugar donde se encontraba Vega junto a unos amigos, oportunidad en la cual Retamal sacó un arma de fuego que llevaba consigo y luego de proferirle a la víctima ‘te dije que te iba a agarrar’ le  efectuó al menos dos disparos a corta distancia, uno de los cuales impactó en región dorsal tercio medio inferior lado izquierdo de torax posterior, ocasionándole la muerte de forma inmediata».

     

     

     

     

     

    RESUMEN DEPORTIVO

    Lo más leído

    Agroclave