29.1 C
Paraná
domingo, noviembre 27, 2022
  • Sociedad
  • Muy
Más

    Vivir lejos de casa para crecer

    Hace tres años, Bautista Vivanco decidió dejar su Paraná natal y residir en Estados Unidos para estudiar una carrera universitaria y seguir formándose como atleta. Hoy aprovecha al máximo el presente y planifica el futuro.

     

    KEVIN RIVERO / [email protected]

     

    En los últimos años, Estados Unidos se convirtió en uno de los destinos más atractivos para los jóvenes que desean continuar apostando al deporte y al estudio. En la actualidad, más de una decena de entrerrianos se encuentran vinculados a diferentes Universidades del territorio norteamericano realizando actividades deportivas relacionadas al fútbol, el básquetbol, el tenis o el atletismo, y, a su vez, siguen formándose para un futuro profesional.

     

    En ese sentido, uno de los protagonistas que se desempeña en suelo estadounidense es Bautista Vivanco. El paranaense formado como atleta en la escuela del Club Atlético Estudiantes, hace tres años se mudó a la ciudad de Rock Hill (estado de Carolina del Sur), afrontó el desarraigo familiar e inició su etapa de estudiante en la carrera académica de Economía y Ciencias Políticas. Al mismo tiempo, comenzó a escribir una nueva historia como velocista en las pruebas de medio fondo en representación de la Universidad de Winthrop.

     

    En diálogo con MUY, el oriundo de Paraná, de 20 años, contó parte de su historia y brindó detalles de su estadía en el país de América del Norte. “Me encuentro muy feliz en este momento. Por un lado estoy haciendo mi doble titulación en Economía y Ciencias Políticas, que me demanda mucho tiempo. Pero, también me mantengo muy enfocado en el atletismo con entrenamientos intensos durante la semana y compitiendo los fines de semana”.

    “Al principio me costó porque tuve la barrera del idioma. Llegué al país con un buen nivel para hablar inglés, pero aún así no es tan fácil el lenguaje que se habla en las calles. Es como si alguien hubiera aprendido español en España, llegue a Argentina y no entienda algunas palabras que utilizamos frecuentemente. Eso me sucedió”, expresó, quien también trabaja en el Centro de Estudiantes y ocupa otras posiciones en la Institución. Además, dijo: “Las diferencias culturales entre los países son enormes; sin embargo, me encontré con mucha gente que comprendió mi situación y me ayudaron a poder adaptarme bien”.

    “En lo deportivo también me costó muchísimo la adaptación. En Argentina tenía un tipo de entrenamiento más liviano, en el cual era más divertido sin cansarme tanto, pero en Estados Unidos es mucho más exigente. Los entrenamientos son bastante arduos, estamos todo el tiempo corriendo y es muy agotador. Con el tiempo adquirí el ritmo hasta tener buenas actuaciones”, explayó.

    El mediofondista, generalmente, participa en las pruebas de 400 metros, 400 metros con vallas, 200 metros o las postas de 4×100 metros o 4×400 metros. No obstante, semanas atrás, la Confederación Argentina de Atletismo (CADA) oficializó que el entrerriano obtuvo la mejor marca nacional de todos los tiempos en los 600 metros en pista cubierta con 1:23.28. “Me tomó por sorpresa. Realicé esa carrera en febrero a modo de preparación para una próxima competencia de 400 metros, y fue un logro espectacular que me alegró enormemente. Fue la única vez que lo corrí y conquisté algo que no me imaginaba”, manifestó muy emocionado.

    “Ahora tengo la mente puesta en lo que se viene. Aún me queda una competencia por delante, el torneo de la Gran Conferencia, que es un certamen que reúne a representantes de otras Universidades y se desarrolla durante tres días”, añadió, y continuó de la siguiente manera: “Mi meta es mejorar mi tiempo en la prueba de 400 metros con vallas a 52 segundos, ya que la marca que necesito para clasificar al Sudamericano de mi categoría es de 52.40s, y creo que puedo acercarme o superar ese registro. Asimismo, me gustaría tener una buena actuación junto al equipo de las postas para acercarnos al récord de la Universidad”.

    PROYECTOS

    “Durante este verano trabajaré con dos compañeros y dos profesores para realizar un estudio científico, con el objetivo de publicar un ensayo sobre un tema que todavía no tenemos decidido, pero posiblemente sea sobre el impacto de las redes sociales en la política. Luego, el año que viene tendré que terminar mi tesis para Ciencias Políticas y concluir las clases de Economía para poder graduarme en mayo de 2023”, señaló Vivanco.

    Por último, dejó en claro que mantiene la calma y no se apresurará para determinar su futuro. “Me gusta Estados Unidos, pero no sé si para quedarme a vivir porque siento muchas diferencias culturales importantes. Después de graduarme, analizaré si sigo estudiando o regreso a la Argentina y me vinculo en Relaciones Internacionales”, sentenció.

    DIFICULTADES DE LA DISTANCIA

    “Estoy muy bien, pero extraño a mis papás, mis hermanos y mis amigos, ya que hace nueve meses que no los veo. Más allá que los norteamericanos me ayudaron muchísimo, no es tan sencillo conectar con una persona de otro país que tiene una perspectiva tan distinta”, indicó Bautista.

    “En Paraná me manejaba caminando o en bicicleta, y acá si no tenés auto te queda todo bastante lejos. Además de eso, extraño el asado, el dulce de leche y la yerba, que traigo varios kilogramos desde Argentina, pero me tengo que racionar para tomar porque sino no me alcanza”, concluyó entre risas.

    UNA FRASE…

    “En la Universidad, primero somos estudiantes y luego atletas. Hacen un gran énfasis en el desempeño académico para poder participar de las competencias deportivas y eso te lleva a mantenerte enfocado en los dos frentes. Es algo que siempre trato de destacar”, deslizó el paranaense.

     

     

    RESUMEN DEPORTIVO

    Lo más leído

    Agroclave