Cultura, educación, Mundo, Show, Sociedad

Páginas que entregan claves para cuidarse y cuidar el planeta

En “Cuadernos de anatomía aplicada al planeta”, Olivier Pascalin propone un recorrido por algunas nociones ligadas al cuidado ambiental y a la conciencia ecológica en un sentido amplio.

Vinculado a una perspectiva holística en torno al conocimiento, el autor francés que se ha convertido en un transhumante en el planeta, propone en este breve libro una serie de reflexiones con el propósito de generar una modificación en el interior de cada lector. Es desde allí que surgirán las modificaciones más profundas y duraderas, que acompañen un desarrollo sostenible.

“Nunca fuimos muy justos ni amables con nuestro planeta, robando sus riquezas, destruyendo nuestro propio entorno, haciendo que ahora nos haga falta hasta oxígeno y agua, desperdiciando todos esos regalos de nuestra Madre Tierra”, considera el investigador.

Estudioso de las culturales orientales y precolombinas, Pascalin enfoca su trabajo situado en Gaia, noción que comprende a esta unidad vital que llamamos `tierra´ como un organismo asimilable a `ecósfera autosuficiente que se autoregula´ y que navega por el espacio.

A lo largo de 60 páginas, con una introducción, dos capítulos y un epílogo, el autor entrega una serie de pensamientos que cosecha de una vida transitada con intensidad y que se ha nutrido a partir de abrevar en las fuentes más diversas del conocimiento. Y lo ha hecho sin prejuicios ni condicionamientos.
”De nuestros miedos nacen nuestros corajes, y en nuestras dudas viven nuestras certezas. Los sueños anuncian otra realidad posible y los delirios otra razón”, expresa este ex bailarín que luego de un suceso fortuito –un accidente que tuvo ribetes dramáticos- decidió dar un giro copernicano a su existencia.

En este singular trabajo –que navega entre varios géneros literarios- propone también una perspectiva sanadora en un presente epocal en que la pérdida de certezas y el vacío existencial causan estragos en amplias franjas de la sociedad existencial. Para ello en las páginas recupera enseñanzas de las culturas y religiones que ha estudiado y conoce y que brinda, a modo de grageas, en los capítulos de su libro. Y anima al lector a involucrarse porque, sostiene “en los extravíos nos esperan los hallazgos, porque es preciso perderse para volverse a encontrar”. Y anima a quien se acerca al texto a emprender su propio viaje. “¿Quién no soñó alguna vez con viajar por curiosidad o necesidad?”, interroga Pascalin.

En síntesis, este cuaderno propone al lector claves para volver a hallar el foco, centrarse en sí mismo y vibrar en consonancia con el resto de las especies y el entorno que lo contiene colaborando a mejorar la existencia.