Economía, Entre Ríos, Home, La Provincia, Paraná, Política, Sociedad

Advierten que las grandes empresas no despiden pero tampoco generan empleo

En el Sindicato de Empleados de Comercio de Paraná dicen que es “incierto” el indicador que podría demostrar el impacto que la situación económica está teniendo en el sector.

 

Lo que con certeza afirmó el secretario General de la organización es que en las grandes firmas no hay despidos, como así tampoco generación de puestos de trabajo desde hace cuatro años.

 

El Diario | coordinacion@eldiario.com.ar

 

 

Cambian modalidades en un sector que no genera nuevos puestos de trabajo

 

 

La Cámara Argentina de Comercio y Servicios publicó recientemente un informe de Empleo en el sector Comercio y Servicios, elaborado a través de su Unidad de Estudios y Proyectos Especiales, a partir de datos del Ministerio de Producción y Trabajo de la Nación.

Según se desprende del Informe Asalariados Registrados del sector Comercio y Servicios elaborado por la Unidad de Estudios y Proyectos Especiales (UEPE) de la CAC, en el acumulado de los primeros 10 meses del año pasado, la dotación de personal del sector Comercio y Servicios registró 4.125.864 empleados.

Asimismo se informa que Comercio y Servicios, con un avance interanual de 0,8%, fue el sector que registró un mayor crecimiento de su cantidad de trabajadores.

En cuanto al número de los empleados registrados en octubre de 2018, este sufrió una disminución del 0,4% interanual respecto a igual mes del año anterior.

 

LOCAL. El paisaje en el centro de la ciudad de Paraná permite apreciar una cantidad abundante de locales en alquiler; el cierre –a veces traslado- de comercios resulta frecuente también, para una mirada atenta.

 

La pérdida de puestos de trabajo puede ser una de las primeras vinculaciones que pueda hacerse frente a esa situación y en la búsqueda de indicadores, recurrir al Sindicato Empleados de Comercio.

 

Esa organización toma conocimiento de problemas laborales, despidos, ante la presencia del trabajador o del grupo de trabajadores que se acerca para informar sobre la situación.

 

Respecto de porcentajes, el secretario General, Daniel Ruberto respondió a EL DIARIO, que “es muy incierto” y empezó a describir diversos aspectos del panorama actual que vendrían a justificar la respuesta.

 

El dirigente comentó que “tenemos bajas de trabajadores” y pasó a describir las variantes que se pueden encontrar. “Los locales de la Peatonal, algunos están atendidos por empleados de comercio y por sus propios dueños. Hay locales que cierran, pero hay otros que no, solo que se restringen y lo atienden sus propietarios. Primero se desprendieron de ese trabajador o trabajadora que eventualmente no estaba registrada”, lo que no es menor en cuanto a la diferencia que se presenta cuando de lo que se trata es de despedir a un trabajador registrado.

 

Luego señaló que “hay una gran migración de pequeños locales. Muchos se trasladaron a barrios”, dijo el dirigente sindical. Mencionó que hoy hay 800 viviendas entre los tres barrios de la Mutual Modelo, más los 1000 en Colonia Avellaneda, lo que atrae también la localización de comercios en esas barriadas.

En otro orden, el dato alentador podría ser que “las empresas grandes no están despidiendo”, pero acotó el dirigente, “hace cuatro años que no toman”, con lo cual dejaron de generar puestos de trabajo y es probable que naturalmente, por jubilación, hayan disminuido. Y es más, “permanentemente tienen abierto el registro para retiros voluntarios”, advirtió.

 

En medio de las variantes, la modalidad que viene es el (trabajador) monotributista. Ruberto afirmó a EL DIARIO que ese es el empleo que más creció aunque, claro está, aclaró que desde el sindicato no se alienta esa modalidad.

 

La pregunta surgió inevitablemente: en qué medida una reforma laboral, en lo que respecta a este sector, modificaría favorablemente la situación.

Es posible escuchar que quienes están dentro del mundo laboral registrado resisten los cambios, pero quienes están afuera y desean ingresar, desean que los cambios se produzcan.

 

“Ambos tienen razón”, opinó Ruberto en la medida que “si alguien tiene convenio colectivo, jornada laboral de 8 horas, vacaciones pagas, etc, tanto la organización sindical como el mismo empleado van a pelear por sostenerlo. Y, el que no está registrado puede querer que haya condiciones mínimas para estar blanqueado”.

 

Entre ambos andariveles se plantó el secretario general de Comercio al sostener que “algunas cuestiones hay que agiornarlas” en el marco de cambios que se van produciendo a nivel mundial.

 

En síntesis, desliza como conveniente participar en el debate de los cambios que se traten de instalar, de modo que no haya perjuicios para los trabajadores. Una posibilidad, esbozó, es ver qué pasa con los actuales trabajadores y con quienes ingresan al mundo del trabajo.

 

Podría diferenciarse: “Los trabajadores actuales mantienen su condición; mientras, paulatinamente se van incorporando nuevos con una nueva legislación. Sería una posibilidad para no hacerlo retroactivo”, apuntó.

 

Puesto a pensar en modificaciones, introdujo el tema de la jornada laboral: no variar en la carga horaria, sino en la distribución que de la misma se haga, en especial atendiendo que actualmente, “en algunas áreas, donde se requería esfuerzo físico, el trabajo se ha humanizado, hay máquinas, herramientas, que alivian el trabajo físico”.

 

Recordó incluso que antes los trabajadores de comercio trabajaban en galpones en los que hoy, en general, hay aire acondicionado, con acceso al agua y servicios. En definitiva, no dio más que idea de cambios que se produjeron en ámbitos laborales que podrían habilitar debates en torno a una reforma laboral.

 

 

Los sueldos

 

La escala salarial a enero 2019 fija el salario inicial de un empleado de comercio sin antigüedad entre los 23.000 y los 24.000 pesos.

 

En el centro de Paraná se ven muchos locales que cerraron en los últimos meses. Foto Ricardo Holle.