Entre Ríos, Home, La Provincia, Policiales, Política, Sociedad

La Policía de Entre Ríos rechazó las acusaciones de camioneros brasileños

Habían denunciado situaciones de abuso de autoridad e intimidaciones.

 

 

El titular de la Dirección de Prevención y Seguridad Vial, Mario Müller, señaló que “no es una decisión caprichosa de la Policía secuestrar vehículos adulterados”. Lo que ocurre, explicó, es que “las empresas de transporte brasileñas no quieren que se controlen estos vehículos”.

 

“Las desconozco totalmente”, afirmó Mario Müller, titular de la Dirección de Prevención y Seguridad Vial, al ser consultado sobre las denuncias por aprietes y abuso de autoridad contra la Policía de Villaguay.

Sostuvo en cambio que en el puesto caminero de esa localidad hay “varios vehículos adulterados” que quedaron secuestrados y a disposición de la Justicia.

“Quiero aclarar esta situación”, expresó Müller respecto a las denuncias de camioneros de Chile y Brasil por abuso de autoridad e intimidación de parte de la Policía de Villaguay.

“Lo que pasó, y yo tuve una reunión en Brasil mismo por esta circunstancia, es que en Villaguay se hicieron varios procedimientos de vehículos adulterados, que quedaron secuestrados en el puesto caminero de esa localidad”, aseveró Müller.

Precisó que se trata de “vehículos argentinos y extranjeros”, cuyo chasis y número de motor se encuentran adulterados. “Eso está documentado y a disposición de la justicia”, aseguró.

En el mismo orden, el director sostuvo que “no es una decisión caprichosa de la Policía secuestrar” estos vehículos. “Es nuestra función, al encontrar un vehículo adulterado, ponerlo a disposición de la justicia”, remarcó.

En su opinión, lo que ocurre es que “las empresas de transporte brasileras no quieren que se controlen estos vehículos, que están totalmente adulterados”.

Al respecto remarcó: “Me sorprende que las cámaras extranjeras quieran impedir que controlemos. Y esa impunidad yo no se las voy a dar mientras esté a cargo de la Dirección de Prevención y Seguridad Vial”.

Según informó, desde que se implementó el programa “Alcohol Cero”, en mayo de 2018, la Policía provincial registró más de 20 alcoholemias positivas en procedimientos aplicados a camioneros brasileros. “Tenemos las documentales que avalan estos resultados. Pero a esta gente le molesta que se los controle”, cuestionó.

Detalló también que actualmente hay “más de mil vehículos argentinos y extranjeros secuestrados en los distintos puestos camineros de la provincia” y en lo que va del año se efectuaron “más de 40 procedimientos por estupefacientes”.

Por último, exhortó a los transportistas que efectúen la denuncia correspondiente ante la justicia. “Es muy fácil salir a decirlo a los medios anónimamente”, criticó y agregó: “Los invito a que formalicen la denuncia judicial por los aprietes sufridos”.

 

Las quejas de los choferes extranjeros

 

Distintas organizaciones de transportes de Chile y Brasil manifestaron su preocupación por el accionar de la Policía de Villaguay. Denuncian situaciones de abuso de autoridad e intimidación y exigen la intervención del gobernador Gustavo Bordet.

Esta denuncia de la conducta de la policía de Villaguay se suma a las ya manifestadas hace meses sobre el comportamiento de la Policía de Entre Ríos que, amparándose en la ley de seguridad vial, realizan “constantes abusos de autoridad”.

Según relatan los transportistas, meses atrás la fuerza dejó detenido a un chofer brasilero argumentando que el camión que manejaba era robado, pese a que “no existe denuncia de robo de la unidad en Brasil, país de origen, ni en Argentina”.

“Estos abusos constantes de la Policía no hacen más que encubrir una conducta, que está penada por la ley y que para un funcionario público es un delito grave que puede llevarlo a la exoneración de la fuerza”, señalaron.

Apuntaron además que decidieron “abandonar la circulación por la ruta que pasa por Villaguay y realizar el viaje por otros caminos, a los efectos de evitar toparse con esta Policía”. También lamentaron que esa situación “aumenta los kilómetros recorridos, generando mayores costos de flete y un aumento en el tiempo de viaje”.

Advirtieron además que el accionar de la Policía de Villaguay “no solo afecta la fluidez del comercio internacional, sino también la imagen del gobierno argentino, que por un lado alienta las mejoras del transporte y de la infraestructura y por el otro por el otro, no controla y permite que ocurran estos abusos”.

“Es hora de terminar con este accionar y denunciar a la mala policía que no sólo afecta los intereses de los argentinos, sino también el del transporte internacional, generando una imagen muy negativa a los ojos del mundo”, subrayaron, según publicó AP Noticias.

El accionar de la Caminera de Villaguay fue cuestionado por camioneros extranjeros.