11.1 C
Paraná
sábado, agosto 13, 2022
  • Entre Ríos
  • Muy
Más

    Con críticas a la investigación piden la absolución de Urribarri

    El ex gobernador Sergio Urribarri siguió por vía remota los alegatos de sus defensores, quienes solicitaron la absolución de los cinco hechos que se le imputaron. El lunes se realizaría la audiencia donde los imputados tendrán derecho a decir las últimas palabras antes del cierre del debate.

     

     

    Raúl Barrandeguy y Candelario Pérez finalizaron la etapa de alegatos de las defensas realizando la del imputado de mayor relevancia institucional de los 15 que en principio fueron acusados de ser parte de cinco hechos de corrupción. Se trata del ex gobernador Sergio Urribarri, que fue considerado la “conexidad subjetiva” junto con el ex ministro de Cultura y Comunicación y también imputado, Pedro Baez, de los cinco hechos que se investigaron en tres legajos y se dirimen en un solo juicio. Urribarri participó de los alegatos vía remota.

    En el comienzo de la jornada, Barrandeguy criticó que durante la investigación hubo lo que consideró “desbordes y descontrol” por parte del Ministerio Público Fiscal (MPF), recordando que antes del debate habían adelantado que solicitarían para Urribarri la pena de ocho años, pero tras la separación de la procuradora general adjunta y fiscal anticorrupción, Cecilia Goyeneche, que fue suspendida ante la sustanciación de un jury por presunto mal desempeño, se solicitó 12 años.

    El abogado, que fue convencional constituyente en 2008, también lamentó que la investigación no la haya llevado adelante un especialista. Hizo referencia a un fiscal anticorrupción, una figura que incorporó la Constitución reformada y que este lunes el gobernador Gustavo Bordet anunció un proyecto para avanzar con la manda constitucional. “Nos hubiese gustado que investigue un especialista”, dijo. Antes había afirmado que “a Urribarri se lo pudo haber perseguido de otra manera”.

    El experimentado defensor cuestionó las circunstancias que rodearon las investigaciones y solicitó un trato para los imputados que esté “dentro de los límites de las personas dignas”, y tras cuestionar el rol de los funcionarios del MPF que realizaron informes y pericias, según denunciaron todas las defensas, sin las incumbencias profesionales y sin observar las normas que regulan el accionar de aquellos, los calificó como “pseudo peritos que nos han amargado la vida desde hace años”. Así, inquirió: “¿No se lo pudo perseguir a Urribarri, Baez y demás imputados de una manera menos humillante?”.

    También sostuvo que “no hay una sola fisura de racionalidad en los juicios a Urribarri, todo ha sido prensa, prensa, animada por sectores interesados”. En este sentido, evaluó que una investigación ajustada a los parámetros que determinan la Constitución y las normas, hubiera redundado también en un beneficio –en el sentido de saber que se realizó un proceso sin las anomalías ni las irregularidades como las que fueron denunciadas- para los ciudadanos que votaron dos veces a Urribarri. Barrandeguy cuestionó que se le atribuyeron a su defendido a través de publicaciones en medios, la posesión de bienes, cuentas en el exterior e inversiones, que fueron investigadas y no fueron comprobadas. “Todo falso” sostuvo.

     

    Anomalías

    A su turno, Pérez se dedicó a señalar las anomalías que la defensa entendió se dieron en los cinco hechos atribuidos a Urribarri. Del legajo denominado Imprentas, que consideró el más importante, realizó una cronología del proceso para exhibir lo que entendió como “vicios que se cometieron en ese proceso”. El letrado refutó los términos del hecho imputado al sostener que no hubo direccionamiento porque se trató de contrataciones directas y de excepción, aprobadas por los organismos de contralor, en la que no hubo competencia de oferentes; que no hubo sustracción porque no se manejó “dinero tangible”; sostuvo que no se trató de maniobras habituales, regulares y constantes, en las que se sortearon los mecanismos legales porque es imposible sortear la Ley de Contrataciones del Estado.

    Pérez criticó que no se adoptaron numerosas medidas de prueba sin que se notificara a las defensas, resaltando que se enteraban de las mismas por los medios de comunicación. Así, destacó que se “violó las normas al no notificar (a las defensas), vivimos mucho tiempo en estado de indefensión, es grave porque no contribuye a consolidar el estado de derecho”. Al igual que su codefensor, Pérez fue muy crítico de la función que desempeñó el juez de Garantías de Paraná, Eduardo Ruhl, quien autorizó ocho allanamientos simultáneos que se realizaron el 1 de agosto de 2016 “con dos líneas sin fundamento alguno” de la normativa vigente.

    Al igual que Barrandeguy, Pérez criticó el apartamiento del juez natural, al señalar que se acudió a la Policía Federal y se desplazó a la provincial de custodiar los procedimientos. Así, reiteró los cuestionamientos de las defensas al secuestro del disco rígido externo, base de la acusación, la resaltar los errores que ocurrieron en calle Irigoyen, donde se halló el aquel elemento informático. “Todo es oscuro, las fechas, la colaboración autoridades nacionales, no se sabe si el disco es legitimo, si lo tiraron o no, es lo que dijo (Miguel) Cullen que estaban a la búsqueda de un fantasma” y reiteró, como dijo el defensor Marcos Rodríguez Allende, que “además no se aplicaron las leyes”.

    De la causa Global Means, ironizó con que “este hombre (N de la R: por el imputado Esteban Buffa) se hizo cargo de una condena, lo contrataron para que vaya preso”. En este legajo, el defensor consideró “lapidario” el informe de un funcionario que fue designado por acuerdo del STJ, que “con un informe tan claro, preciso, pieza para pedirle perdón a Buffa, desmenuza todo el proceso, la contratación, los controles y el decreto, y dice que no hay nada”.

    Los spots de la cumbre

    En relación a los spots en la Cumbre del Mercosur, el defensor Candelario Pérez sostuvo que se convocaron a todos los organismos de control para que opinen sobre los procesos se contratación de la Unidad Operativa. Destacó que todos se expidieron, con fundamentos, a favor de las contrataciones. También señaló que Urribarri no tenía ningún tipo de posibilidad de dar directivas porque al presupuesto o a lo que mandaron de crédito desde Nación, lo administraba en forma independiente la Unidad Ejecutora creada por ley para que se realice todo este tipo de contratación, que se hizo, según sostuvo, dentro del marco normativo”.

    De la causa Parador señaló que hubo competencia porque se convocó a otras empresas, cuestionó que Fiscalía dijo que se trató de “una ficción”, a lo que preguntó ¿por qué no lo investigaron? Lo hubieran hecho para ver si realmente se presentaron, lo más lindo es que no lo investigaron, la imputación es prácticamente imposible, larguísima”, y opinó que no se probó que se usaran fondos públicos para la precandidatura de Urribarri 2015.

     

    Pidieron la absolución de Aguilera en la causa Parador

     

     

     

     

     

    RESUMEN DEPORTIVO

    Lo más leído

    Agroclave