9.8 C
Paraná
lunes, agosto 8, 2022
  • Sociedad
  • Muy
Más

    Los que huyen y los que esperan el nacimiento de sus hijos en Ucrania

    Fuentes oficiales indicaron que en Ucrania «hay 83 argentinos registrados permanente y unos 20 en tránsito». El entrerriano Boris D´Agostino es uno de los que hace pocos días, decidió irse de Bucha, ciudad a casi dos horas de Kiev, escapando de los inminentes ataques rusos. Por otra parte, un sinnúmero de familias aguardan el nacimiento de sus hijos por subrogación de vientres, una práctica habitual y regulada en Ucrania.

     

    Redacción EL DIARIO / [email protected]

     

    Boris D’Agostino es un vialense que desde hace varios años vivía junto a su esposa Kristel y sus dos pequeñas hijas en la ciudad de Bucha, a unos 93 kilómetros de Kiev, la capital de Ucrania, hoy convertida en el principal epicentro de los primeros ataques rusos.

    Tras el anuncio del mandatario ruso Vladimir Putin del comienzo de una operación militar, el ejército de ese país ingresó a Ucrania por distintos puntos y en la madrugada de este jueves ocurrieron los primeros bombardeos, con un saldo de varios muertos y heridos.

    Boris y Kristel trabajaban como misioneros y servían en la Iglesia Adventista, en un colegio religioso que posee un importante Campus en la localidad de Bucha.

    La familia estuvo visitando Viale hasta fines de enero de este año, momento en que regresaron a Ucrania, donde permanecieron hasta el 16 de febrero último. Ese día, luego de pensarlo bien, tras varias consultas y recomendaciones y en medio de un clima de gran incertidumbre y nerviosismo, de cara a los inminentes ataques hacia Ucrania, decidieron abandonar Bucha.

    “Las noticias eran alarmantes. Afortunadamente, ese 16 de febrero conseguimos pasajes para Turquía y volamos ese mismo día hasta ver qué pasaba y cómo evolucionaba la situación. Si se calmaba, pensábamos volver a Ucrania. Pero no sólo que no se calmó, sino que se agravó todavía más. Por ello, la semana que viene volaremos hacia Argentina”, explicó Boris a NuevaZona.

     

    Expectativas

     

    Otra realidad dura es la que padecen las familias argentinas que apelaron a la práctica de subrogación de vientres, un sistema aceptado y regulado en Ucrania, por el cual habían pagado en clínicas de distintas ciudades de este país, y aguardaban el nacimiento de su hijo o hija en estos meses.

    En el medio de la gestación subrogada, ocurrió el desembarco de tropas rusas y los ataques a la capital ucrania y ahora están sin noticias sobre la situación de las mujeres gestantes de sus futuros hijos.

    Cabe recordar que ya hacia 2020, con el inicio de la pandemia, se conocieron de cerca estas historias protagonizadas por unos 24 integrantes de familias que habían viajado a Ucrania para encontrarse con sus hijos que nacieron por subrogación de vientres, y por la situación sanitaria, habían quedado varados allá sin poder volver.

    Quienes se encuentren en esta situación pueden comunicarse a los canales que habilitó la embajada de Argentina en Ucrania. Aquí lo compartimos: https://eucra.cancilleria.gob.ar/es/content/datos-de-contacto-26?fbclid=IwAR0n4xREY5JalAhSy0HkjmoQ9ckKmnbF47lucwVOirA8BpDjWjdhP9PekZ0

     

    Cuáles son los principales puntos de Ucrania que fueron bombardeados por Rusia

     

    El Gobierno reclamó a Rusia que «cese en sus acciones militares» contra Ucrania

    Sube el precio del petróleo y supera los US$100

    RESUMEN DEPORTIVO

    Lo más leído

    Agroclave