Entre Ríos, La Provincia, Paraná, Policiales, Sociedad

Nuevos intentos de engaño a jubilados entrerrianos

Se trata del engaño conocido como “Cuento de Anses” o “Cuento de la Reparación Histórica”.

 

A juzgar por los casos de las últimas horas a los que tuvo acceso un medio de  la provincia, los estafadores llaman al teléfono fijo de personas jubiladas, se presentan como agentes de la Administración Nacional de la Seguridad Social -Anses-, dicen que les corresponde un monto de varias decenas de miles de pesos en concepto de la “Reparación Histórica” y que deben hacer una serie de acciones para poder acceder al beneficio.

 

Paso a paso, y con métodos de convencimiento ensayados, intentan que las víctimas brinden datos personales o claves que les permitan robarles dinero, o bien que vayan a un cajero y realicen un depósito a la cuenta de los estafadores.

 

Una mujer de 74 años, enfermera jubilada, recibió una llamada de esta índole la tarde de este lunes al teléfono fijo de su casa, ubicada en la zona de calles Churruarín y Blas Parera de Paraná. Atendió su hijo. Un supuesto agente de Anses le pedía datos personales de su madre.

“Ella había hecho el trámite para ver si le correspondía la reparación histórica el año pasado, pero al salirle que no, ahí quedó. Y este tipo, que se presentó como Juan Manuel Quintana de Anses, decía que hubo un error en el sistema y que estaban repasando los datos y corrigiéndolos. Quería los datos pero hoy, porque ya mañana era tarde”.

Como la maniobra le resultó sospechosa, la comunicación terminó y la estafa no pudo ser concretada. Por ello, no realizaron la denuncia ni exposición, pero sí se comunicaron con Ahora para advertir a la población y que todos estemos atentos. “Cuidado, están queriendo estafar a los jubilados”, indicaron.

Alerta de Anses por estafas telefónicas

Lo mismo hizo este lunes una familia de la zona sur de Concordia. Allí, una mujer de 78 años, jubilada nacional, recibió una llamada similar. Otra vez, Anses, Reparación Histórica, que “es hoy porque mañana ya es tarde”.

“Como se lo han hecho a varias personas, ella se acordó que era un engaño”, contó su hija, por lo que todo quedó en un intento y la estafa no se sustanció, y tampoco hubo denuncia ni exposición.

Desde la Policía y la Anses se ha remarcado en múltiples oportunidades que nunca un agente oficial pedirá datos personales o claves de manera telefónica, ni domiciliaria, sino que es el beneficiario el que debe dirigirse a los edificios de los organismos o entidades pertinentes para realizar este tipo de trámites.

Si recibe un llamado que le resulta sospechoso, lo mejor es siempre cortar y ante la duda, dar aviso al 911.

 

Con información de Ahora.com.ar