Internacionales, Política

Masiva protesta nacionalista contra el acuerdo con Macedonia

Al menos 12 personas resultaron heridas en enfrenamientos durante una manifestación convocada este domingo por una plataforma nacionalista en la que decenas de miles de griegos se concentraron en el centro de Atenas para protestar contra el acuerdo que firmó el gobierno de Macedonia para poner fin a una disputa de 27 años por el nombre de esa ex república yugoslava.

 

La Policía informó que al menos diez de sus oficiales resultaron heridos en enfrentamientos con los manifestantes y el servicio de ambulancias aseguró a la prensa que dos civiles que protestaban también fueron hospitalizados.

Los enfrentamientos estallaron cuando un grupo de manifestantes intentó forzar el cordón policial e irrumpir en el recinto del Parlamento.

Según dijo a EFE un vocero de la Policía, los manifestantes lanzaron piedras, botellas, bengalas y cócteles molotov contra los oficiales, quienes a su vez contestaron tirando gases lacrimógenos y granadas aturdidoras.

Con banderas azules y blancas, los colores patrios, y entonando el himno nacional, la multitud de concentró en la Plaza de Syntagma, frente al Parlamento nacional, para defender una de las principales causas del nacionalismo griego.

 

CONVOCATORIA

La manifestación de ayer fue convocada por una plataforma nacionalista denominada Comité de Lucha por la Helenicidad de Macedonia que agrupa a asociaciones de ciudadanos, pero también de la iglesia ortodoxa, de militares, así como de griegos en la diáspora.

Mientras que, según la Policía, participaron más de 60.000 personas, para los organizadores fueron más de 600.000, informó la agencia de noticias EFE.

A mediados del año pasado, los máximos líderes de Grecia y Macedonia firmaron un acuerdo para cambiarle el nombre a este último país.

La ex república yugoslava pasó a llamarse República de Macedonia del Norte y Grecia dio por terminada la disputa que sostenía que Macedonia ya existía y era únicamente una región de su territorio.

A cambio de que Macedonia modificara oficialmente su nombre –lo que ya ratificó su Parlamento–, Atenas prometió levantar sus reservas y facilitar su ingreso a la Unión Europea (UE) y la alianza militar OTAN.

 

OPOSICIÓN

El acuerdo fue celebrado por la UE y la comunidad internacional en general, pero desató la ira de la derecha nacionalista griega, al punto que forzó el quiebre de la coalición de gobierno entre Syriza, el partido del primer ministro Alexis Tsipras, y los Griegos Independientes.

Tras este quiebre, Tsipras sobrevivió a una moción de confianza en el Parlamento para mantenerse en el poder hasta las elecciones de octubre próximo. Sin embargo, el malestar de los sectores nacionalistas continúa creciendo.

Las encuestas no auspician un buen resultado para los ex aliados de Tsipras, los Griegos Independientes, en las próximas elecciones, pero sí para el principal partido de la oposición, la conservadora Nueva Democracia, que ha cambiado sus posiciones del pasado y ahora se muestra contraria al acuerdo con Macedonia.