6.9 C
Paraná
martes, mayo 17, 2022
  • Sociedad
  • Nosotros
Más

    “El protagonista de Cinema Paradiso me recuerda a como era yo en mi niñez”

    Mauro es entrerriano por adopción. Desde niño supo que el cine atravesaría su existencia. Muy te cuenta la historia de un tipo apasionado por lo que hace.

     

    Paola Netto / Revista Muy Entre Ríos

     

    Mauro Bedendo nació en Lobería, una pequeña localidad de Buenos Aires y a los 5 años se instaló en la ciudad de Paraná junto a su familia.

    Se considera, orgulloso, entrerriano por adopción. En su adolescencia sólo se interesaba por los deportes. Hizo básquet, vóley y natación en el club Echague y se reconoce como un muy mal estudiante durante su colegio secundario.

    El cine le comenzó a interesar desde pequeño ya que su padre lo acercó al mundo de la pantalla grande. “El venía de Italia y durante su juventud había tenido un grupo con el que producía documentales, durante la universidad. Cuando éramos chicos, con un pequeño proyector nos pasó algunas películas y desde ese día me enamoré del cine de una manera terrible. Me lo apropié. Tenía un cine en mi propia casa. Para mi era festejar la vida, jugar y soñar con que yo tenía un cine en mi propio espacio. Allí habré tenido tan sólo 8 años. Cuando fui cursando la secundaria sólo tenía interés por todo lo que se vinculara al cine. Quería aprender a manejar las máquinas. El chiquito de Cinema Paradiso me recuerda a como era yo en mi niñez. Iba al cine, me metía entre los operadores, a ellos les encantaba que yo fuera. Ellos tal vez ya estaban aburridos y a mi me parecía un mundo fascinante”.

    Empezó trabajando en el viejo cine Alice, que funcionaba en el salón de actos del colegio Cristo Redentor. Allí proyectó películas los sábados y domingos durante algún tiempo. Durante los setenta y ochenta terminó trabajando en el Cine Mayo como operador de las matiné y algunas películas de trasnoche.

    En ese momento había como una efervescencia relacionada al mundo de la cinematografía y Mauro lo vivió y disfrutó a pleno.

    “Cuando les conté a mis padres que mi mundo era el cine, ellos lo entendieron, me contuvieron y de alguna manera siempre sentí el apoyo para ir adelante con esto. En ese momento estaba la dictadura todavía y las escuelas de cine estaban cerradas”.

    Por eso decidió ir al Centro Experimental de producciones cinematográficas que dependía del Instituto de Cine. Concursaron 800  y terminó ingresando para estudiar ahí.

    “Allí viví cuatro años maravillosos. En contacto con la última tecnología, los equipos, haciendo amigos que hoy son realizadores y aún los conservo”.

    Una situación familiar lo trajo nuevamente a la ciudad de Paraná pero Mauro nunca pudo despegarse de ese mundo. Sin pensar demasiado formó su propia productora de contenidos.

    “No podía alejarme del cine. Por eso mi tabla de salvación fue montar la productora de cine publicitario. Hicimos una sociedad con varios amigos que eran más creativos y tenían manejo de diseño. La llamamos Eme3. Funcionó más de 14 años y llegamos a ser líderes en la región. Con esos trabajos obtuvimos varios premios. Fue una época hermosa”.

    Entre viaje y viaje se encontró en Buenos Aires con un ex compañero  de la escuela de cine, Gustavo Mosquera, quien lo invitó a sumarse a “Lo que vendrá”, que fue una gran superproducción que tenía como ingrediente muy particular la participación de Charly García como enfermero.

    “Es ese momento estaba en la plenitud de su carrera.  Era una película que tenía todos los condimentos para ser un super film. Me sumé como director de segunda unidad, tenía a cargo la logística de todas las escenas donde Charly tenía que manejar un auto, una ambulancia, etc. Además, asistía al director. Trabajé durante 17 semanas en ese proyecto. Hoy es considerada una película de culto y la música también es de Charly. Esa fue una experiencia maravillosa sobre finales de los 80”.

    Mauro fue asistente de dirección de innumerables largometrajes como ¨Noches sin lunas ni soles¨ de José Martínez Suárez, ¨El Juguete Rabioso¨, ¨Los Chicos de la Guerra¨ de Bebe Kamín, ¨El Prontuario de un Argentino¨ de Andres Bufali, con la actuación de Miguel Ángel Sola, Virginia Lagos, Arturo Puig entre otros.

    Además, ha producido contenido en varios formatos. Desde institucionales, más de 600 producciones comerciales para televisión y  series dan cuenta de la pasión y la versatilidad del director.

    Sombras, “una película de sensaciones”

    Así se llamó la producción experimental financiada con recursos propios. Fue estrenada en el 2007 y le llevó más de dos años entre filmación y edición.

    “Fue un proyecto hermoso, allí aprendí a entender como funcionan los artistas, los climas, los tiempos. Muchos fueron los artistas que me acompañaron. Me dio muchas satisfacciones, pude presentarla en el Ficer hace algunos años, casi logramos ganar el festival. Es como una criatura, que nació, se desarrolló y sigue creciendo. Creo que demuestra la capacidad que tenemos para este tipo de producciones en el litoral”.

    A propósito de los espacios provinciales que se abren para mostrar y premiar las producciones locales, Mauro opina que “el Ficer es una gran ventana que tiene la provincia para mostrar lo que se hace. Pero aún no lo veo lo suficientemente transparente en el manejo y en la organización. Luces en el Agua es una serie que venimos desarrollando para televisión, en donde trabajan más de 80 personas y que no quedó seleccionada para competir y nunca tuvimos una respuesta oficial. Fue muy doloroso para los técnicos y los artistas. Esto no deja de ser una opinión desde lo personal”.

    Mauro sigue proyectando y realizando en su mente. “Luces en el agua”, la serie de ciencia ficción que trata sobre avistamientos de ovnis, continúa desarrollándose, abordando además temas muy actuales y en agenda como el agua, el río, la naturaleza y el medio ambiente.

    “Es un proyecto al cual vamos a seguir apostando.  Tenemos mucha fe junto a todo el quipo de que este 2022 tengamos la posibilidad de continuarla. Estar detrás de una cámara filmando es mi manera de sobrevivir y mi manera de seguir adelante todos los días. Eso es lo que me motiva, eso es lo que deseo y eso es lo que siempre soñé. Por suerte, de alguna manera la vida ha sido generosa conmigo y pude y puedo hacerlo”.

     

    RESUMEN DEPORTIVO

    Lo más leído

    Agroclave