36.2 C
Paraná
lunes, enero 17, 2022
  • Paraná
  • Nosotros
Más

    La ola de calor seguirá hasta el fin de semana

    A media tarde de ayer, martes, el termómetro marcó 39,5° y la sensación térmica superó los 40°. El domingo llegarían las lluvias y un poco de alivio.

     

     

    Las altas temperaturas han transformado la ciudad en un horno. Este martes a media tarde el termómetro llegó a marcar 39,5° en la capital entrerriana que, pasado a valores de sensación térmica superan los 40°.

    De acuerdo a los pronósticos, la ola de calor se mantendría varios días, por lo menos hasta el fin de semana, cuando una situación de inestabilidad traería lluvias y un poco de alivio. Es decir, volverían las temperaturas típicas del verano y no estos valores extremos que persisten en estos días.

    “Con 33° grados se superan los 36° de sensación térmica. En verano, se calcula de acuerdo a la humedad. Actualmente, la humedad no está tan elevada. Por ejemplo, el lunes la máxima llegó a los 37,4°. Con esa temperatura y un poco de humedad, la sensación térmica fácilmente supera los 40°”, precisó a EL DIARIO el meteorólogo Alejandro Gómez.

     

    LAS CAUSAS

    ¿Por qué se está dando esta situación de temperaturas tan elevadas?

    “Tenemos un sistema de calor en el noroeste que se ha ido incorporando tomando sectores de la zona cordillerana, del centro del país y ahora de la zona del litoral. Ese sistema no es dinámico, es térmico. Abajo hay una zona de baja presión y arriba de una zona de alta presión que está favoreciendo que la masa de aire cálido se mantenga. Esa conformación de los sistemas meteorológicos está favoreciendo que esta masa de aire cálido no solamente se haya desplazado desde la zona del NO y haya entrado por la zona precordillerana hacia el centro del país y el litoral. Ese sistema se está manteniendo, favorece la persistencia del aire cálido y hasta que no haya una modificación de los sistemas esa situación se va a mantener”, respondió Gómez.

    En cuanto a las perspectivas para los próximos días, el especialista consideró: “La tendencia es que desde el próximo viernes empezaría a modificarse y posiblemente el sábado sería el último día de aire muy cálido en nuestra zona. El sábado por la tarde o noche las condiciones del tiempo empezarían a inestabilizarse, habría nubosidad y atenuación de la temperatura. Entre el viernes y el sábado y estaríamos en el final de esta ola de calor para pasar a una etapa de días más normales de temperatura”.

    Por otra parte, destacó que “las condiciones de inestabilidad serían graduales, con algunas lluvias el sábado entre la tarde y la noche, pero no serán generalizadas, es decir que no serán en toda la provincia. En el sector oeste de la provincia podría haber algunas tormentas y algo de lluvias, pero no se esperan lluvias importantes, sino que serían el comienzo del proceso de inestabilidad. El domingo volvería a repetirse la inestabilidad profundizándose a la noche. Eso podría traer más lluvias, incluso el lunes y martes. Después de ese período de inestabilidad estaría entrando una masa de aire relativamente fresco, volveríamos a tener temperaturas más típicas del verano sin ser una ola de calor. Lo que no podemos decir todavía es que no vaya a haber otra ola de calor. Hay un fenómeno que todavía es importante que es el de La Niña, que representa para nosotros un déficit de lluvia y aumento de temperatura”.

    ALERTA. El Servicio Meteorológico Nacional dispuso una alerta amarrilla para la zona del litoral debido a las altas temperaturas.

    Al ser consultado sobre el significado de esa medida, Gómez respondió: “El Servicio Meteorológico tiene un sistema de alerta por olas de temperatura, tanto por calor o frío. Advierte que en una región se están registrando temperaturas que están por encima del percentil 90 y van a tener persistencia durante varios días. Entonces emite una alerta por temperatura extrema. Para nosotros todavía lo indica como alerta amarilla. En otros sectores del país están en alerta naranja y otros en alerta roja. A medida que se pasa de amarillo a naranja y de naranja a rojo se habla de un riesgo mayor de que una persona colapse por un golpe de calor. Tiene relación con el efecto que tenga con la salud de las personas”.

    En cuanto a las olas de calor, indicó que en Paraná se refiere a ese fenómeno cuando “durante tres días seguidos se registran temperaturas máximas por encima de los 33° y temperaturas mínimas superiores a los 21°. Es de acuerdo a valores que se han registrado anteriormente. Ya hemos pasado esta situación las semanas anteriores. Luego vinieron unos días más frescos (martes y miércoles) y después se arrancó nuevamente con temperaturas altas. Hace tres días estamos por encima de los 35°. Obviamente ya estamos en una ola de calor”.

     

    Entre Ríos bajo alerta amarilla por el calor

     

     

     

    RESUMEN DEPORTIVO

    Lo más leído

    Agroclave