Ezequiel Schnyder, médico del Hospital Delicia Masvernat de Concordia explicó que, desde hace un tiempo, vienen advirtiendo con preocupación sobre la falta de pediatras en la Guardia. Al respecto, mencionó que “no es que no haya pediatras en la ciudad, sino que la naturaleza de esa atención es muy especial y a eso se suma que no hay una atención privada que se ofrezca en alguna institución, entonces se genera un cuello de botella en nuestro Hospital”.Sobre los factores que inciden en esta situación el profesional identificó que “la dificultad de cubrir la guardia de urgencia algunos días de la semana tiene que ver con que muchos profesionales se han ido de la guardia buscando otros horizontes”.Consultado sobre si el problema principal es la remuneración, Schnider dijo que “el problema es multifactorial, pero el reclamo del salario bajo es lo más recurrente. Es bajo de acuerdo a la complejidad, capacitación y nivel de estrés que genera ese puesto”.

Búsqueda

Según datos suministrados por el Hospital, en los últimos meses se atienden entre 60 y 80 niños en una guardia de 24 horas. “Hoy en día, una guardia requiere de horas a disposición con una exigencia alta y con un nivel de intensidad por el flujo de pacientes que hay, que genera un desgaste tremendo”, agregó el médico.

Ante la faltante de profesionales, contó que desde el directorio del Hospital “hemos llamado a pediatras de otras provincias para que vengan a radicarse a Concordia, pero no hemos tenido suerte hasta ahora”.

En la Guardia de Residencia de Pediatría se nota la merma en el interés por la especialidad también en los ingresos anuales. En Concordia, en los últimos cinco años han ingresado en total 5 pediatras, mientras que en la residencia de Paraná entran 4 por año.

Historia
Cabe reseñar que este hospital que se encuentra en la ciudad de Concordia, a 270Km. de la ciudad de Paraná capital de la provincia, fue construido en 1998 y comenzó a funcionar en 2004. Posee una estructura edilicia y tecnología de última generación cubriendo una amplia zona geográfica como hospital regional de referencia, nivel VI de complejidad y nivel III de riesgo, recibiendo derivaciones desde la zona centro, noreste de la provincia de Entre Ríos, sur de corrientes. Así como también pacientes que consultan por sus propios medios, sin derivación formal alguna, en busca de solucionar un problema de salud.